El Gobierno aseguró que hay una recuperación económica rápida y que la industria ya volvió a los niveles previos a la pandemia

El Ministerio de Desarrollo Productivo publicará hoy el informe de actividad del mes pasado. Reafirmará que varios sectores manufactureros tuvieron aumentos interanuales

Los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán
Los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán

El Gobierno oficializará en las próximas horas los datos que ya venía anticipando en materia de actividad económica en el marco de una flexibilización total del sector productivo y casi completo del rubro comercial. Según fuentes oficiales, la actividad manufacturera ya se ubicó en julio en niveles previos a la pandemia, impulsada por la construcción y sectores como el automotriz. También en junio estos rubros habían mostrado ser el motor de una incipiente recuperación, que según el Gobierno siguió consolidándose en el séptimo mes del año.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó en declaraciones radiales el fin de semana que “la economía está mucho mejor”, dado que “los datos de julio indican que la industria ya está en los niveles previos a la pandemia”, con lo que se ve “una recuperación incipiente”. En ese marco, destacó que los sectores que repuntan son la industria, la construcción y el consumo.

“Argentina tiene mucho para recuperar en términos de consumo porque hay consumo postergado”, dijo Kulfas, quien manifestó que el objetivo del Gobierno es “poner a la Argentina en una senda de recuperación y luego establecer una política de crecimiento de largo plazo”. Sobre la construcción, precisó que “la inversión privada tiene un papel central” y que “en obra pública también hay mucho para hacer”. Dijo que están trabajando de forma muy coordinada con la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) y con el gremio Uocra.

Los datos que se conocerán hoy son los del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) de julio. En junio, ya Producción había remarcado que la industria había mejorado, al pasar de caer 40% interanual entre fines de marzo y principios de abril, a registrar una contracción del 12% entre el 7 de junio y los primeros días de julio. Los sectores que impulsaron la mejora en junio y que se sostuvo en los primeros días de julio fueron el automotriz - que había sido nula en abril y muy reducida en mayo-; la fabricación de materiales para la construcción - que ya está casi en terreno positivo con respecto a la precuarentena - y el tabaco.

Algunos sectores industriales crecieron en julio en términos interanuales
Algunos sectores industriales crecieron en julio en términos interanuales

En cuanto al consumo, el informe de julio mostrará que continuó la recuperación iniciada en junio, donde el CEP reflejó que las ventas a precios constantes con el programa Ahora 12 habían vuelto a los niveles previos a la cuarentena. “El mayor dinamismo se notó en las ventas de artículos ligados al hogar (como muebles, colchones o materiales de construcción), lo cual se asocia con que las personas permanecen más tiempo en sus hogares”, había precisado la cartera que preside Kulfas.

Como lo hacen todos los meses, el informe también dará cuenta de los impactos que la cuarentena (producto de la pandemia) tuvo en el empleo y en los salarios, así como también de la cantidad de empresas que accedieron a los beneficios estatales para el pago de los sueldos y a otras medidas adoptadas para mitigar las consecuencias del coronavirus.

Sobre los cierres de comercios y empresas, Kulfas remarcó que “los datos son provisorios” y que si bien “el daño existe y es doloroso, no es el diagnóstico completo. Tenemos que poder revertirlo rápidamente. El daño existe, no lo podemos negar. En un tiempo podremos saber cuántas empresas y negocios cerraron”.

Lo que aseguran en la cartera productiva es que es imposible saber cuánto comercios y empresas cerraron sus puertas definitivamente, ya que desde marzo la mayoría permaneció sin poder abrir por la cuarentena. Recién ahora, primeros días de agosto, la flexibilización en el AMBA se extendió más y ya se percibe una actividad bastante normalizada. Quedan, por ejemplo, zonas comerciales en Capital Federal como Avellaneda u Once que todavía mantienen restricciones, pero el resto está habilitado. Las industrias, por su parte, también están todas abiertas desde comienzo de mes, aunque muchos sectores aseguran que la demanda es bastante inferior a los niveles pre cuarentena.

Seguí leyendo:

Cuándo se cobra el ATP de agosto: el calendario para percibir la ayuda con la que empresas pagan parte del salario de sus empleados

Por qué rebotaron los dólares paralelos a pesar del anuncio del acuerdo por la deuda

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS