Video: salvaje batalla campal entre estudiantes secundarios en Tucumán

Un grupo de alumnos de dos colegios se enfrentó a golpes en el ingreso de un hotel tradicional de la capital provincial. El violento episodio quedó registrado, aunque se desconoce el origen del conflicto. No habría adolescentes lastimados

Guardar

Nuevo

Batalla campal entre estudiantes secundarios en Tucumán (@ElSigloTucuman)

Los vecinos de Crisóstomo Álvarez al 600, en San Miguel de Tucumán, fueron testigos de una batalla campal entre estudiantes del nivel secundario que se desató este martes 7 de mayo. En cuestión de pocos minutos, la calle se convirtió en el centro de las agresiones entre los jóvenes. De momento, no hay reportes de heridos.

Alumnos de la Escuela Técnica y del Instituto Privado Tucumán interrumpieron la tranquilidad del mediodía tucumano en el ingreso de un hotel tradicional de la capital provincial. Si bien todavía no se conocen todos los detalles sobre cómo fue que se originó la pelea, los testigos aseguraron que empezó como una simple discusión verbal.

Sin embargo, en cuestión de segundos la tensión subió y los adolescentes comenzaron a enfrentarse con fuertes golpes de puño y patadas. Algunas disputas se dieron de forma individual, mientras que otras agresiones fueron en grupo, según quedó registrado en los videos que se compartieron en las redes sociales.

Los jóvenes pelearon por todo el centro, tanto en plena calle como en las veredas, por lo que se hizo difícil transitar la zona con normalidad para los vehículos. Se observaron algunas motos, autos y bicicletas tratando de pasar por ahí, sin poder creer lo que estaba sucediendo.

Los vecinos registraron las agresiones y compartieron el video en las redes sociales (@pusineitor)

A pesar de las corridas, los gritos y la violencia latente, el personal policial poco pudo hacer en el lugar de los hechos. La cantidad de efectivos se veía desbordada en comparación con el número de alumnos que no hacían caso alguno al pedido para ponerle fin a la disputa.

“¡Descontrol, pelea en pleno centro tucumano!”, se escuchó en uno los videos. “Hacen falta más policías. ¡Descontrol total!”, fue otro de los pedidos que resonó en boca del cronista, mientras los estudiantes no dejaban de enfrentarse.

Tras algunos intentos por separar a quienes se estaban peleando, en poco tiempo todo comenzó a volver a la normalidad. Las autoridades policiales continuaron con su intervención y los reclamos vecinales se hicieron sentir. De hecho, algunas imágenes fueron compartidas por los propios vecinos.

La pelea se produjo en el ingreso de un hotel tradicional de esta capital (@ElSigloTucuman)
La pelea se produjo en el ingreso de un hotel tradicional de esta capital (@ElSigloTucuman)

A pesar de que la duración del conflicto fue breve, este hecho de violencia generó preocupación entre los residentes y la propia comunidad educativa. Mientras tanto, continúan investigando los motivos detrás del violento episodio, sin confirmación alguna sobre posibles heridos, según reportaron medios locales.

Golpes, sillazos y destrozos: feroz pelea en una heladería de Mar del Plata

Un hombre fue atacado por dos personas en una heladería y la pelea terminó con destrozos en el local (Fuente: X)

Una situación insólita ocurrió en una tradicional heladería de Mar del Plata luego de que uno de los clientes protagonizara una feroz batalla en pleno negocio. El hombre estaba a punto de tomar un helado y terminó peleando contra dos personas que aparentemente le reclamaban dinero. La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad y se volvió viral horas más tarde, por lo que los empleados contaron cómo se desencadenó el acontecimiento.

El hecho sucedió en un local ubicado en las calles Colón y Santa Fe, cuando los empleados del comercio tuvieron que llamar a la policía por haberse desatado un enfrentamiento violento entre dos hombres y una mujer. Según relataron, un hombre había entrado para pedir un helado y momentos después una mujer lo increpó cuando este se encontraba sentado esperando que le prepararan el helado que había comprado segundos antes.

“Esa noche no andaba nadie, vino muy sospechoso, nos pidió un helado, se sentó mientras le preparaba el helado”, relató uno de los heladeros sobre la apariencia sospechosa que tenía el cliente. Asimismo, recordaron que la joven entró a la heladería preguntando por un “hombre con campera negra” y cuando lo reconoció, ésta se dirigió hacia la mesa en la que estaba sentado para discutir con él.

En una breve conversación con el medio Ahora Mar del Plata, la cajera de la heladería destacó que “entre ellos se nombraban y se veía que tenían algún tipo de problema”. En ese momento, la discusión verbal se tornó más violenta, hasta que la mujer amagó con pegarle al hombre. Acto seguido, éste intentó sacarla del negocio al arrastrarla por el pasillo que conducía hacia la puerta.

Producto del arrastre, se ve cómo la joven se cae en el suelo y eso da pie a que ingrese un hombre que aparentemente conocía a la involucrada. En ese momento, el hombre y la mujer, que fueron identificados por los heladeros como “trapitos” que circulaban por la zona, atacaron a golpes al cliente.

Aparentemente, los trapitos le exigían una suma de dinero y, ante la negativa del hombre de pagarles, éstos intentaron sacarle la campera, debido a que habría guardado su billetera en el interior de la prenda. Luego de que consiguieron quitarle el abrigo, el cliente la revoleó detrás del mostrador para que no pudieran llevársela.

El trapito se dirigió hacia la zona de los pozos heladeros para poder llevarse el abrigo, por lo que el hombre le arrojó una de las mesas para evitar que pudiera tomarla. No obstante, la mujer fue más rápida y pudo llevarse la campera, pese a que el cliente siguió revoleando las sillas del lugar en su contra con la intención de frenarlos.

Si bien la pelea que captó la cámara de seguridad de la heladería finalizó con la huida de los trapitos, los empleados confirmaron que el dueño de la campera intentó atraparlos en la vía pública. Pese a los esfuerzos, los empleados reconocieron que ya era demasiado tarde para alcanzarlos, debido a que ya habían desaparecido de la cuadra.

Guardar

Nuevo