El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajó a EEUU para la reunión anual del FMI
El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajó a EEUU para la reunión anual del FMI

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dio varias definiciones importantes sobre la economía argentina en la previa de las reuniones que mantendrá con autoridades del Fondo Monetario Internacional, en Washington.

La expectativa sobre esos encuentros está puesta en el desembolso pendiente de USD5.400 millones en el marco del acuerdo stand by firmado el año pasado entre el organismo multilateral de crédito y la Argentina. Sin embargo, el enviado de Mauricio Macri dijo que no está previsto que ese sea uno de los temas principales de los diálogos que mantendrá esta semana.

En una entrevista con el periodista Luis Novaresio en radio La Red, el funcionario descartó de plano las versiones que indican que el gobierno podría endurecer las restricciones cambiarias. “Nosotros tomamos las medidas con la prioridad de preservar al ahorrista, al ciudadano de pie, e incidir lo menos posible en las decisiones de las familias", explicó. Y desarrolló: “Los controles de cambio están funcionando, han funcionado, en el primer mes posterior a las PASO se fueron USD 15 mil millones, en el segundo mes USD 2500, o sea bajó a un sexto y básicamente asociado a pagos de deuda”.

El ministro dijo además que no hay un retraso del tipo de cambio y que las reservas del Banco Central alcanzan para llegar hasta el 10 de diciembre, día en el que asumirá el próximo Presidente. “Las ventas de reservas que se realizaron en los últimos días tienen que ver con el pago de deuda privada al exterior, no es demanda especulativa”, informó.

Hernán Lacunza con Guido Sandleris
Hernán Lacunza con Guido Sandleris

En otro reportaje concedido a Marcelo Longobardi en Radio Mitre, Lacunza planteó además la necesidad de realizar una renegociación amigable de la deuda. “Si la renegociación es hostil, gane quien gane la vamos a pasar mal”, vaticinó.

Las frases más destacadas de Lacunza en ambos reportajes

“Me parece que hay una estabilidad cambiaria que es razonable, lo esperable. El tipo de cambio es superior al de equilibrio. Es casi el doble en términos reales. Es 90% superior a fines de 2015. Es 60% superior al principio de esta crisis, en abril de 2018. Es 25% superior al promedio de las últimas décadas. No hay un problema de atraso cambiario”.

“Las reservas alcanzan. Las ventas de ayer tienen mucho que ver con pago de deuda privada al exterior, que tampoco hay que interrumpirlo. No es demanda especulativa de atesoramiento, son compromisos que la Argentina tiene que cumplir”.

“La clave de la renegociación de la deuda tiene más que ver con los plazos que con el resto de las condiciones”

“El dato de inflación es consecuencia directa del salto devaluatorio de la semana posterior a las PASO. En ese momento me tocó asumir y la prioridad que me puso el Presidente fue que dado que el tipo de cambio que estaba por encima de su valor de equilibrio (...), lo que me pidió que fuera el último salto devaluatorio para preservar a los más vulnerables que son los que sufren la inflación”.

“Como el traslado de la devaluación a los precios tiene un rezago, se vio más en la inflación de septiembre que en agosto”.

“Los registros preliminares de octubre hablan todavía de inflación alta, pero bastante más baja que la de septiembre”.

“Nuestra obligación es que los números estén claros entre el Fondo y Argentina para que después no haya dilaciones. Pero no se va a definir ese tramo en esta reunión. Sí tenemos la expectativa que sea en este año. Hay razones para pensarlo, Argentina cumplió con todos los compromisos”.

El miércoles el dólar cerró en torno a los 60 pesos (foto de archivo: Gustavo Gavotti)
El miércoles el dólar cerró en torno a los 60 pesos (foto de archivo: Gustavo Gavotti)

“Desde hace 45 días la prioridad de la política económica es preservar la estabilidad, que no haya disrupciones cambiarias. Para preservar esa estabilidad hay que preservar las reservas. Las medidas que se han tomado no son simpáticas para nosotros pero sí fue con el criterio de preservar a los más vulnerables, no interferir en las decisiones de consumo y ahorro de las familias”.

“Las dos medidas que se tomaron, la más fuerte fue para preservar las reservas. Y no casualmente en el periodo post PASO, en el mes siguiente, las reservas bajaron 15 mil millones de dólares y en el último mes bajaron 2.500”.

Estas medidas transitorias tienen como prioridad preservar las reservas y han sido eficaces. Las reservas que se están yendo en estos días tienen que ver básicamente con pagos de deuda, que es lo mismo que hizo el gobierno anterior. El gobierno anterior en sus últimos cuatro años perdió 30 mil millones de dólares de reservas básicamente porque las usaba para pagar deuda”.

“Argentina no tiene un nivel de deuda alto, no tiene problemas de solvencia, sí tenemos problemas de liquidez. La deuda argentina son 310 mil millones de dólares, eso es el 68% del producto, no el ciento por ciento".

"La deuda aumentó en estos cuatro años un 29%. La variación de la deuda es la suma del déficit de ese periodo. En este periodo hubo un déficit total de 60 mil millones de dólares a lo cual hay que sumar deuda anterior como con los holdouts. Es equivalente a lo que pasó en el periodo anterior que la deuda subió 21%. No hubo desendeudamiento entre 2011 y 2015”.

“Cuando digo que tiene que ser voluntaria y rápida, voluntaria es porque cuanto más amigable antes vamos a volver al crédito voluntario. La vamos a pasar mal si no tenemos un acuerdo voluntario y amigable con el mercado”.

“Del Fondo entraron 44 mil millones de dólares de un año y medio a esta parte. En ese lapso se pagó deuda por 40 mil".

Seguí leyendo: