Las acciones argentinas capturaron el mejor ánimo inversor en Wall Street
Las acciones argentinas capturaron el mejor ánimo inversor en Wall Street

La semana anterior había finalizado con un panorama muy desfavorable para los activos argentinos. El dólar había alcanzado un precio récord de $45,97 en el cierre mayorista, las acciones tocaron un piso de precios en dólares que no se veía desde agosto de 2013, mientras que el Riesgo País amenazaba con consolidar los 1.000 puntos básicos, no vistos desde febrero de 2014.

La señal de intervención en el mercado de cambios que dio el Banco Central ayudó a ponerle coto a la suba del dólar y una serie de noticias en el exterior se complementaron para reanimar la demanda por acciones y bonos argentinos.

La divisa de EEUU finalizó la semana con un descenso de 3,3%, a $45,55 al público y $44,44 mayorista, para reducir el alza de 17,9% en 2019, una tasa apenas superior a la inflación del período.

La autoridad monetaria también jugó fuerte con las tasas de interés, que alcanzaron el 74% anual el jueves, las más elevadas desde agosto de 2002, hace casi 17 años. La tasa de referencia de las Letras de Liquidez (LELIQ) finalizó la semana en 73,766%, para completar un salto de 30 puntos porcentuales en solo 10 semanas.

El stock de Leliq alcanza $970.717 millones, equivalentes a USD 21.843,3 millones, un 30,6% de las reservas internacionales, que sumaban 71.291 millones de dólares.

Un informe de Invecq Consultora Económica señaló que "el BCRA, con su nuevo esquema, busca ser el guardián de la recuperación económica que llevaría al oficialismo a octubre con mayores probabilidades de un triunfo electoral que las actuales; ¿lo logrará?".

Impulso externo

Desde el exterior contribuyó que la Reserva Federal de los EEUU ratificó que no incrementará las tasas de referencia por lo que resta del año: reiteró que sería "paciente" y las mantendrá en el actual rango de 2,25% a 2,50 por ciento. El S&P 500 batió nuevos máximos históricos y el Dow Jones de Industriales quedó muy cerca del récord del pasado 3 de octubre.

La reacción en los mercados internacionales se propagó en la mejora de las cotizaciones de las materias primas y un fortalecimiento de las monedas respecto del dólar, dos indicadores cruciales para la Argentina.

Por otra parte, el desempleo en Estados Unidos cayó al 3,6%, la tasa más baja desde 1969. Fue el mes número 103 en el que el empleo norteamericano creció de manera consecutiva, la racha más prolongada de bonanza en el mercado laboral desde que se tiene constancia.

Estas noticias, junto con el dato de crecimiento de la economía de EEUU, de un 3,2% en el trimestre enero-marzo, disipan las previsiones de una profunda desaceleración de la economía global y aportan liquidez a los negocios financieros en los países emergentes.

Los muy buenos datos económicos en los EEUU revitalizaron las posturas financieras de riesgo

"El mercado laboral de EEUU se mantiene sólido y con buen desempeño, mostrando que si bien la actividad ha mostrado cierta desaceleración respecto al año pasado, la economía estadounidense se mantiene en un estado saludable", precisaron desde Puente.

La economía argentina sigue inmersa en una recesión, pero un mejor clima para las posiciones de riesgo ayudó a que el panel líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) recuperara el nivel de 32.000 puntos en pesos, para pasar a un modesto 7% positivo en 2019 –todavía diez puntos debajo de la inflación del período-.

En dólares la ganancia semanal fue de un importante 11,8%, con lo que recortó las pérdidas de 2019 a 9,3% en moneda dura, como se observa en el comportamiento de los ADR.

Fuente: Rava Online (actualizado 16:55)
Fuente: Rava Online (actualizado 16:55)

"Los ADR vuelven a mostrar una importante recuperación, aún concentrada especialmente en los bancos y las energéticas. Esta llegaría principalmente desde fondos externos buscando anticipar el 'efecto MSCI' tras el fuerte castigo en las cotizaciones que venían sufriendo los papeles en los últimos tiempos", apuntó el economista Gustavo Ber.

Por ejemplo, Grupo Galicia, que se había desplomado casi 13% la semana pasada en Wall Street, avanzó esta semana un 16% en dólares.

Más cauta fue la reacción de los títulos soberanos, todavía deprimidos por la fragilidad financiera del Estado argentino y a la necesidad de asistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI), en un marco de incertidumbre sobre la política económica que aplicará el candidato que se consagre en las elecciones presidenciales.

En ese sentido, el Riesgo País que mide la banca JP Morgan retrocedió a la par del dólar, un 3,8% a 926 puntos básicos, una baja importante, pero que no puede disimular la dificultad que mantiene la Argentina para refinanciar su deuda sin el FMI.

Bonos de referencia con legislación argentina mantiene una tasa interna de retorno próxima al 17% en dólares, como los Bonar 2020, 2024 y 2025.

Seguí leyendo: