En los mercados locales y del exterior observan la evolución de los bonos Argentinos.
En los mercados locales y del exterior observan la evolución de los bonos Argentinos.

El Riesgo País argentino vuelve a subir este martes, a pesar de la tendencia bajista del dólar en la City porteña, del orden del 3% el lunes, y de 0,2% el martes.

Es cierto que el Banco Central logró sortear la restricción de disponer de las divisas prestadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y, en acuerdo con el organismo, recuperó la atribución de participar en el mercado de cambios, pero para los fondos de inversión, la utilización de esos dólares esmerila la futura capacidad de pago de la Argentina, en un escenario de inestabilidad financiera y con la inminencia de las elecciones presidenciales.

Por otra parte, el FMI es un acreedor privilegiado, con el que la Argentina siempre cumplió los vencimientos, incluso durante el default entre diciembre de 2001 y febrero de 2005. Por eso, los acreedores privados observan con suma cautela las novedades anunciadas para el mercado de cambios, pues si escasean los dólares para pagar la deuda, la prioridad la tendrán los organismos multilaterales.

El indicador de JP Morgan marca para la Argentina elevados 952 puntos básicos, con un avance de 13 enteros ó 1,4% en la jornada. Cerca d elas 15 llegó a marcar 959 enteros.

El Riesgo País argentino alcanzó un récord intradiario en poco más de cinco años de 1.011 puntos básicos el pasado jueves. En tanto, el viernes 26 concluyó en 963 puntos básicos. Se trata de rangos máximos desde las 1.018 unidades del 5 de febrero de 2014.

"El nivel actual sigue siendo muy elevado no solo porque es el más alto en cinco años sino también porque casi quintuplica el riesgo país de la región", consideró Nery Persichini, jefe de Inversiones de GMA Capital.

Para el economista Gustavo Ber, la estabilización del Riesgo País en el actual rango es "una reacción moderada ya que utilizar reservas para intervenir deterioran las reservas disponibles para atender los compromisos de deuda en caso de seguir cerrado el crédito voluntario externo".

"Aún así,  la mayor firmeza sigue concentrada en los títulos más cortos ante compras de organismos oficiales que estarían buscando aprovechar el descuento en la paridad y los rendimientos del orden del 18%" anual en dólares, subrayó el titular del Estudio Ber.

Los títulos públicos en dólares con legislación argentina continúan como los más deprimidos en cuanto a precios, con firmes tasas de retorno como los casos del Bonar 2020 (17,5%), Bonar 2024 (18,2%) y Bonar 2025 (18,1%).

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se reacomodaban también al fin de mes y mostraban una caída promedio del 0,5%, informó Reuters.

Fuente: GMA Capital en base a Bloomberg
Fuente: GMA Capital en base a Bloomberg

De acuerdo a un informe de Morgan Stanley, el anuncio del BCRA fue positivo, ya que debería disminuir la volatilidad cambiaria, y una estabilidad relativa ayudaría a mejorar la dinámica de la inflación y el panorama futuro, impactando positivamente sobre un crecimiento débil de la economía.

Los analistas de Research for Traders explicaron que los bonos soberanos emitidos en dólares que operan en el exterior "se fueron despegando de los mínimos registrados la semana anterior", lo que explicó que el indicador de JP Morgan cediera de los 1.000 puntos básicos.

Añadieron que "esto se dio en un marco en el que el BCRA podrá intervenir en el mercado cambiario para reducir la inestabilidad del mercado. Además, ayudaron compras de la ANSeS de títulos de corta duration, según fuentes de mercado".

Nery Persichini estimó que "el desplome de las valuaciones de los activos domésticos rompió la inercia del temor e inclinó la balanza en favor de la codicia. Desde el exterior, afirman que a, estos precios, en Argentina definitivamente se creó valor más allá del escenario de incertidumbre".

SEGUÍ LEYENDO: