Armando Pepe, de Cucicba, durante la conferencia de prensa
Armando Pepe, de Cucicba, durante la conferencia de prensa

Luego del encuentro que tuvieron el lunes con funcionarios del Gobierno, los representantes de distintas entidades que agrupan a inmobiliarias, martilleros, propietarios y desarrolladores aseguraron que aún no tienen ninguna certeza de que las modificaciones que propusieron finalmente se apliquen al proyecto de Ley de Alquileres que, insisten, tendrá un impacto negativo en la actividad y que perjudicará tanto a propietarios como a inquilinos.

Se espera que el proyecto de Ley de Alquileres —que entre otros puntos extiende el contrato a un mínimo de tres años e impide a los corredores inmobiliarios cobrar comisión a los inquilinos— se debata en Diputados en las próximas semanas. Pero desde el sector ya advierten que, en caso de aprobarse y de no contemplar la posibilidad del cobro de honorarios, recurrirán a la Justicia para solicitar medidas cautelares que impidan su implementación.

Es la primera vez que pudimos reunirnos con el Gobierno por el tema, sentarnos en una mesa. Pero no acordamos ni consensuamos nada

"Es la primera vez que pudimos reunirnos con el Gobierno por el tema, sentarnos en una mesa. Pero no acordamos ni consensuamos nada", aclaró Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) sobre la reunión del lunes. "Es un proyecto de ley populista, demagógico y electoralista. Quieren hacer desaparecer la figura del corredor inmobiliario", agregó.

El presidente del colegio advirtió que si la ley se aprueba sin cambios recurrirán a la Justicia para solicitar recursos de amparo. "Vamos a llegar a la Corte Suprema si es necesario", dijo.

Consultado por Infobae, el diputado de Cambiemos Daniel Lipovetzky, impulsor del proyecto, señaló que se recibieron las propuestas de las cámaras, pero que todavía no se llegó a consensuar ninguna modificación, porque primero deben acordar con una parte de la oposición. "Ahora veremos el texto con los legisladores que dictaminaron con disidencias parciales para llevarlo al recinto", precisó.

Aquí los principales puntos del proyecto a los que se opone el sector inmobiliario:

Un plazo mínimo de tres años para los contratos de alquiler. Si la ley no se modifica, aseguran que también incluiría a los alquileres comerciales.

Imposibilidad de cobrar honorarios a los inquilinos. Solo podrán cobrar un mes de comisión a los propietarios. "Si la propiedad se alquila por seis años, ¿solo puedo cobrar un mes de comisión? Así van a cerrar todas las inmobiliarias", señaló Pepe.

– Que el tipo de garantía a presentar (recibos de sueldos, garantía real, garantía bancaria, seguros) sea una opción de los inquilinos y no de los propietarios.

Índice de ajuste semestral, determinado por la inflación y la evolución de los salarios. Aunque el Gobierno, luego de la reunión, aceptaría que se modifique y se base en el índice UVA.

Arreglos en la propiedad a cargo de los propietarios.

Rescisión del contrato por parte del inquilino en cualquier momento. Hoy la ley establece que como mínimo el locatario debe permanecer seis meses en la propiedad antes de rescindir el contrato de alquiler y que debe avisar con dos meses de anticipación.

Es un proyecto de ley populista, demagógico y electoralista. Quieren hacer desaparecer la figura del corredor inmobiliario

"Con esta ley están perjudicando al sector que dicen proteger para tapar las falencias por las que hoy muchos locatarios no pueden acceder o pagar un alquiler", indicó Eduardo Awad, presidente del Colegio Público de Abogados de CABA. "Cuando un propietario tiene un inquilino que no paga por dos meses tiene que poder sacarlo en dos meses. No esperar dos años. Y eso los legisladores lo saben", agregó.

Las entidades del sector presentaron su posición en una conferencia de prensa (CUCICBA)
Las entidades del sector presentaron su posición en una conferencia de prensa (CUCICBA)

Para Enrique Abatti, presidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina, la rentabilidad de los alquileres para los dueños está en sus mínimos históricos, con un ingreso por debajo del 3% anual. "Es consecuencia de la mala praxis económica del Gobierno. Esto va a impactar en todo el mercado", precisó. "Que el locatario pague un mes de garantía por todo el contrato es un verdadero disparate", agregó.

En la conferencia, los representantes del sector también detallaron que en el último año cerraron unas 500 inmobiliarias en la ciudad de Buenos Aires. Armando Pepe estuvo acompañado también por autoridades de otras cámaras: Damián Tabakman, de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos; José María Sacco, del Colegio de Martilleros y Corredores de la provincia de Buenos Aires, Miguel Camps, de la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina; Alejandro Bennazar, de la Cámara Inmobiliaria Argentina; Eduardo Di Fini, del Centro de Corredores Inmobiliarios de CABA; Juan Carlos De Caria, de la Asociación Americana de Martilleros y Corredores Públicos; Alberto Bieule, de la Corporación de Rematadores y Corredores Inmobiliarios; y Fabián Castillo, de FECOBA (Federación de Comerciantes de la Ciudad de Buenos Aires).

Seguí leyendo: