Las dos caras de la selección uruguaya: un triunfo con muchas cosas para pulir

Cuando la hinchada comenzaba a reclamar por el ingreso de Luis Suárez, Nuñez convirtió el segundo tanto y encaminó el resultado, pero Bielsa deberá trabajar para fortalecer a uno de los candidatos de la Copa

Guardar

Nuevo

El análisis de Martin Liberman desde Miami,

Uruguay llega como candidato, juega como favorito. Hay un buen nivel del seleccionado uruguayo de fútbol. Hay buenos nombres propios, hay muchos jugadores. Suárez en el banco de los suplentes, por ejemplo. Ahora me gustaría, desmenuzando el partido, hablar de dos caras contrastantes de Uruguay.

Vinimos a ver a Uruguay, no tanto a Panamá y Uruguay en el primer tiempo hizo valer aquello que les le estoy mencionando con algunos puntos altos como el de Darwin Núñez. Una solidez defensiva porque Panamá no lo inquietaba. Panamá mucho no atacaba, casi no tenía la pelota, era todo lo que pudiera ser Uruguay. Cuánto quería Uruguay apretar el acelerador, cuánto quería desplegar la gente en ataque, a Maximiliano Araújo por la izquierda y por la derecha para abastecer al ariete, al goleador, al hombre. Ariel la referencia que era Darwin Núñez. Un juego un poco lento por momentos, porque había mucha suficiencia, porque la tenía siempre Valverde, porque manejaba todo y copaba la mitad de la cancha. Ugarte y porque aparecía, aunque intermitente Arrascaeta. La defensa era espectadora en el primer tiempo casi no participaron Hernández y Viña. Por los costados tampoco se proyectaron tanto. Alguna vez Nández. No, mucho más que eso. Y también tranquilidad para la dupla de centrales Araújo y Olivera. Rochet casi, casi, que era un espectador más en el Jarrod Stadium. Consigue la apertura del marcador en el amanecer del partido con ese gran gol. Ese zurdazo estupendo de Araújo, un zurdazo cruzado, un gol increíble para marcar el 1 a 0.

El descanso nos daba la sensación que provocaría un poco de de aceleramiento en el conjunto panameño y que esto le daría tranquilidad, espacios y la posibilidad de definir al conjunto uruguayo. Sin embargo, no fue lo que sucedió porque Uruguay estuvo inconexo, estuvo con algunas dificultades en el inicio del segundo tiempo. Tal vez si no han sido los primeros 15 o 20 minutos del complemento, lo más flojo que le hayamos visto a Uruguay desde que Bielsa lo dirige, no es que fue el peor pasaje de Uruguay en el partido. Me atrevo a decir que hurgando un poco tal vez haya sido lo más flojo de Uruguay desde que Bielsa lo dirige. Copó la mitad de la cancha Carrasquilla, un gran valor panameño. La pelota empezó a llegarle a Fajardo y a Rodríguez, Los delanteros. Lo tuvo Fajardo en un par de ocasiones, lo tuvo Rodríguez en otra y fueron importantes los cambios que hizo Bielsa.

Uruguay jugó muy flojo el segundo tiempo, pero todo lo cambió con el gol de Darwin. Darwin, que el primer tiempo estuvo errático y erró varios goles y que cuando festeja pide silencio. ¿Por qué? Porque unos minutos antes la gente de Uruguay clamaba, pedía por la presencia de Luis Suárez. Lucho. Lucho, gritaba la gente. Darwin Núñez escuchó todo dentro del campo de juego y pide silencio cuando marca el segundo gol uruguayo, el primero suyo. Después llegó el tercero para terminar de redondear la victoria y para darle a Uruguay la victoria que le permite estar tranquilo. Aunque luego Murillo marcó el uno tres para Panamá. Creo que fue justo que Panamá se lleve algo, aunque sea un gol.

No sabemos cuánto puede incidir en la parte final de grupo la diferencia de gol con Bolivia. ¿Qué puede pasar entre Panamá y Estados Unidos? Veremos. Uruguay hizo lo que debía. Llegó hasta el Rock Stadium para ganar su partido.Seguramente con muchas cosas para corregir. No creo que Bielsa se vaya contento ni conforme, porque Uruguay en el primer tiempo fue una cosa, en el segundo tiempo fue otra muy distinta, con muchas cosas para pulir, con muchas cosas para mejorar, pero con una victoria que le permite seguramente trabajar con tranquilidad.

Guardar

Nuevo

Ver más