El ataque de furia del Chacho Coudet tras el triunfo de Inter de Porto Alegre: se peleó con su ayudante y tuvo un cruce con un hincha

El entrenador del conjunto brasileño mostró todo su enojo luego de la victoria 1-0 ante Delfín, de Ecuador, por Copa Sudamericana

Guardar

Nuevo

Chacho Coudet se peleó con un ayudante tras el triunfo de Inter y se cruzó con un hincha

Fue una definición atrapante la que tuvo como protagonista al Inter de Porto Alegre. El equipo que dirige el argentino Chacho Coudet tuvo que reprogramar dos partidos de local por las inundaciones en el estado de Brasil y recién este sábado concluyó su participación en la fase de grupos de la Copa Sudamericana.

Obligado a ganar ambos encuentros para seguir en carrera y meterse en los 16avos de final -Belgrano terminó primero en el Grupo C-, los Colorados vencieron a Real Tomayapo y este sábado superaron a Delfín, de Ecuador, por 1-0 para sellar el pase de ronda. Más allá de la victoria por la mínima diferencia gracias al tanto de Lucas Alario, lo que sobresalió del duelo que se disputó en el estadio Alfredo Jaconi de Caxias do Sul fue el ataque de ira que tuvo el entrenador del conjunto gaucho.

Ni bien terminó el partido, Coudet se dio vuelta en el banco de suplentes y comenzó a mirar a la platea buscando a un fanático del Inter para increparlo. Acto seguido, el que apareció en escena fue uno de sus ayudantes, que intentó persuadirlo para evitar un conflicto mayor entre el técnico argentino y el simpatizante. A pesar de eso, el ex jugador de River Plate y Rosario Central no ocultó su enojo y empujó en dos ocasiones a su colaborador.

Es más, cuando se quiso sacar de encima al integrante de su staff técnico, Chacho estuvo a punto de caerse tras encontrarse con una soga que estaba dispuesta para delimitar la zona del acceso a los vestuarios para ambos equipos.

Coudet contó que un hincha de Inter lo insultó

Luego de la victoria de su equipo y con la clasificación consumada, el DT argentino fue a la conferencia de prensa y habló del final caliente que protagonizó. “Estaba buscando a un gordo que no me paraba de putearme, ya lo identifiqué, era uno. La verdad, le tendrían que haber dado una piña alguno de los otros torcedores. Lo estaba buscando cuando terminó el partido pero ya se había ido”, explicó el Chacho con una mueca graciosa por lo sucedido.

“A veces uno destruye muchas cosas pero que esté gritando ‘hijo de puta’ cuando estás ganando y clasificando... ¿entendés? Estamos haciendo un gran esfuerzo, ustedes saben”, agregó en relación a lo que fue la definición de la zona y la necesidad de tener que triunfar en los últimos dos encuentros para seguir en carrera en la Sudamericana.

Justamente, Coudet también remarcó lo que viene sufriendo su equipo ante la imposibilidad de jugar como local en su estadio, el Beira-Rio, y la negativa de entrenarse en su centro en Porto Alegre debido a las graves inundaciones que azotaron al estadio del sur de Brasil.

“Hace un mes que estamos jugando y entrenando fuera de casa y en campos que no son normales, viajando para todos lados, no podemos jugar en nuestra casa que es Beira Río y que uno... porque la gente acompañó mucho, que uno me esté puteando veinte minutos... ¿Cómo reaccionarían ustedes? Igual, ¿o no?”.

Más allá del incidente que protagonizó en el cierre del duelo ante el conjunto ecuatoriano, Inter de Porto Alegre cumplió con su cometido y avanzó de ronda como segundo del grupo. Ahora deberá enfrentarse a Rosario Central en los 16avos, el equipo donde Coudet dejó una huella en su paso como futbolista y en donde también fue entrenador.

Dicha instancia se disputará la semana del 17 de julio (ida) y 24 de julio (vuelta), y tendrá al equipo brasileño definiendo como local la revancha tras visitar el Gigante de Arroyito. El que avance de ronda, jugará ante Fortaleza, que fue primero del D tras superar a Boca Juniors.

Guardar

Nuevo

Ver más