Kylian Mbappé dejó al PSG a un paso del título de la Ligue 1: de su fabuloso gol de taco a una asistencia con caño incluido

El legendario delantero francés, campeón del mundo en Rusia 2018, interpretó una producción magistral para dejar al conjunto de Luis Enrique en las puertas de la gloria. Las imágenes

Compartir
Compartir articulo

El Paris Saint-Germain va a salir campeón de la Ligue 1. Como ocurre con el Real Madrid en La Liga de España, la consagración es cuestión de tiempo. En su última presentación el combinado de la capital francesa dio un paso más hacia el título al aplastar con una humillante goleada al Lorient por 4 a 1, en un encuentro que se disputó en el Stade du Moustoir - Yves Allainmat.

En el compromiso postergado de la fecha 29 del torneo doméstico, el conjunto de Luis Enrique demostró su dominio desde el principio, con dos goles de Ousmane Dembélé y otros dos de Kylian Mbappé, la gran figura de la jornada que además de sus conquistas brindó una exquisita asistencia y maravilló con sus tradicionales lujos.

Si bien el estratega español optó por la rotación masiva en su formación (hizo nueve cambios respecto al once titular del partido contra el Lyon) para darle descanso a la mayoría de los intérpretes que deberán disputar las semifinales de la Champions League contra el Borussia Dortmund, la potencia de su ofensiva se mantuvo intacta.

El duelo comenzó con un Lorient atrevido, intentando sorprender a su visita, pero la diferencia en la jerarquía de los protagonistas dilapidó las intenciones del dueño de casa. Dembélé abrió el marcador con un disparo preciso desde fuera del área, seguido de un grito de Mbappé en una jugada espectacular que dejó dudas sobre si fue una acción intencionada o fortuita. Un taco que cautivó al público presente, por su notable precisión que dejó sin posibilidades a Yvon Mvogo.

El PSG fue el claro dominador del espectáculo. Tuvo la posesión del balón, lastimó gracias a su circuito colectivo y se atrevió a los veloces contraataques propuestos por Nuno Mendes y Yoram Zague. Sin embargo, el elenco conducido por Régis Le Bris logró llegar al descuento a través de Mohamed Bamba. Luego llegaría la notable habilitación (con caño incluido sobre Nathaniel Adjei) de la estrella que continuará su carrera en el Real Madrid para el 3-1 que celebró Dembélé y el cierre definitivo volvió a ser obra de Kiki.

Con esta victoria, el PSG quedó a un paso de dar la vuelta olímpica, porque si bien el Mónaco se impuso por la mínima diferencia contra el Lille, en el próximo compromiso los de Luis Enrique podrán alcanzar la gloria cuando reciban en el Parque de los Príncipes al Le Havre, uno de los rivales que lucha por evitar el descenso (ocupa la plaza de la Promoción y debería jugar un desquite ante un adversario proveniente de la Segunda División).

Cabe recordar que el propio Kylian Mbappé negó recientemente haber tenido problemas con su entrenador, Luis Enrique. En una entrevista brindada para la prensa de su país, el delantero aseguró en diálogo con Canal+: “No hay ningún problema aunque la gente piense que hay algún problema. Tengo problemas, pero el entrenador no es uno de ellos”.

“Estamos muy contentos. Hemos alcanzado el objetivo. Teníamos un plan de juego claro y conseguimos marcar pronto. No sufrimos demasiada presión, solo un poco al final”, apuntó el goleador que ya se mostró focalizado en el choque de ida de las semifinales de la Liga de Campeones frente al Borussia Dortmund.

Ver más