Cuánto cuesta fabricar un auto de Fórmula 1: cuáles son los elementos más caros y los números globales

Motores, cajas, chasis, componentes aerodinámicos y el sistema híbrido forman la columna vertebral de un coche actual de la Máxima. Los valores variables

Compartir
Compartir articulo
Red Bull es la escudería que más optimización logró entre su gran presupuesto y los resultados en las últimas tres temporadas REUTERS/Tyrone Siu
Red Bull es la escudería que más optimización logró entre su gran presupuesto y los resultados en las últimas tres temporadas REUTERS/Tyrone Siu

Un conocido refrán en el automovilismo afirma que “la velocidad se paga” y en la Fórmula 1 una décima de segundo puede valer millones. El desarrollo tecnológico llevó a que los boxes de las escuderías se conviertan en casi laboratorios de la NASA y para que un auto rinda sus elementos deben ser los mejores. Aunque siempre depende del presupuesto necesario. Acaba de revelarse cuánto costaría armar un coche de la Máxima y el monto es multimillonario. Por eso la presión es máxima para los novatos y quienes hace tiempo están en la categoría, pero no consiguen buenos resultados.

Hay partes del coche que son más caras que otras como el motor y la caja de cambios. Con un límite presupuestario anual de 145 millones de dólares para el ámbito operativo de un equipo (no están incluidos los sueldos de los pilotos ni de los jefes de ingenieros), las escuderías que disponen de ese total logran tener un gran desarrollo durante la temporada. No es solo la fabricación del auto, si no que es clave cuánto se pueda mejorar en pista y además de los ensayos de pretemporada, en los viernes en las prácticas libres también se suelen probar diversas puestas a punto y elementos.

Pero para llegar a eso es necesario haber optimizado al máximo los recursos en la construcción del auto. El medio inglés The Sun elaboró un informe con los costos discriminados y afirmó que un motor puede oscilar entre 6,2 y 18,6 millones de dólares (5 y 15 millones de libras esterlinas). También conocida en la jerga de la F1 como la unidad de potencia, consta de un impulsor a combustión y otro eléctrico, que conforman la tecnología híbrida que hace una década llegó para quedarse.

El motor es clave no solo por su función específica al ser el “corazón” del coche, sino que también se convirtió en el tema más delicado porque los extensos procesos de investigación, desarrollo y fabricación, junto con la utilización de materiales y tecnologías de vanguardia, contribuyen a su alto costo.

La construcción de un auto puede llegar a superar los 22 millones de dólares (REUTERS/Tyrone Siu)
La construcción de un auto puede llegar a superar los 22 millones de dólares (REUTERS/Tyrone Siu)

A propósito del tema, el sistema híbrido constituye un punto vital. Dichos sistemas incluyen el Sistema de Recuperación de Energía (ERS) y la electrónica asociada, incorporan tecnología y componentes de última generación. Acá son necesarios entre 620 mil a 2,4 millones de dólares (500 mil y 2 millones de libras esterlinas).

Luego le sigue el monocasco o chasis de fibra de carbono, material usado en la Máxima desde 1981 con el revolucionario McLaren MP4 y que se distinguió por su resistencia y es muy ligero. La estructura de un automóvil es de enorme importancia para su éxito. El proceso de armado del “esqueleto” (como se lo conoce), también es complejo. Esto costaría entre 248 mil a 620 mil dólares (200 mil a 500 mil libras esterlinas).

A continuación aparecen los componentes aerodinámicos, otro tema clave y más desde el retorno del efecto suelo luego de cuatro décadas en 2022. Es el sistema que permite que el auto pueda ir lo más pegado al piso y poder ganar velocidad en las curvas. Lo aerodinámico cubre el diseño y desarrollo de componentes complejos, como los alerones, difusores y bargeboards (aditamentos que van en los laterales). También implica pruebas exhaustivas en túnel de viento, simulaciones de dinámica de fluidos computacional (CFD) y refinamiento continuo. Este ítem va de 62 mil a 248 mil dólares (50 mil a 200 libras esterlinas).

La lista continúa con la caja de cambios, otro componente extremadamente complejo. Su trabajo es resistir una fuerza inmensa y transmitir potencia de manera eficiente para lograr la mejor conducción en las diferentes velocidades. Las cajas de cambios de F1 suelen estar construidas para soportar cambios rápidos de marcha y pares extremos, lo que requiere materiales de alto rendimiento, mecanizado de precisión y un estricto control de calidad. Los valores oscilan los 248 mil a 620 mil dólares (200 mil a 500 mil libras esterlinas). La complejidad de estos componentes, junto con los costos asociados con la investigación y el desarrollo, contribuyen a que sus precios sean más altos.

Repaso de los costos para el armado de un auto de Fórmula 1:

Motor: 6,2 y 18,6 millones de dólares (5 y 15 millones de libras esterlinas).

Sistema híbrido: 620 mil a 2,4 millones de dólares (500 mil y 2 millones de libras esterlinas).

Monocasco o chasis: 248 mil a 620 mil dólares (200 mil a 500 mil libras esterlinas).

Componentes aerodinámicos: 62 mil a 248 mil dólares (50 mil a 200 libras esterlinas).

Caja de cambios: 248 mil a 620 mil dólares (200 mil a 500 mil libras esterlinas).

Totales máximos: 22.488.000 millones de dólares (18.135.484 millones de libras esterlinas).

Ver más