Causa de abuso sexual en Boca: por qué tras la condena del DT Martínez el fiscal apunta a Juan Román Riquelme

El lunes vuelve a declarar la víctima en el marco de la acusación por falso testimonio contra parte del Consejo de fútbol. El chat que involucraría al presidente del club

Compartir
Compartir articulo
Jorge Martínez sufrió una condena a un año de prisión
Jorge Martínez sufrió una condena a un año de prisión

El fallo por abuso sexual simple contra Jorge Martínez, director técnico del plantel femenino de Boca, abrió una caja de pandora. No sólo por la condena a un año de prisión sino porque el Tribunal, en el veredicto conocido en las últimas horas, dice taxativamente en el punto seis de la resolución: “Pongase a disposición del Ministerio Público Fiscal la totalidad de las actuaciones de la presente causa a efectos de que junto con las piezas pertinentes, inicie las investigaciones que crea correspondan tal como solicitó en su alegato”. Y lo que solicitó el fiscal y tiene la aprobación de la Justicia es investigar al club por encubrimiento, a Marcelo Chelo Delgado y Jorge el Patrón Bermúdez por falso testimonio y también si existen o no otras víctimas de abuso sexual en la institución. Y por el primer tema, el del posible encubrimiento del hecho de abuso del que fue víctima la jefa de prensa del plantel, Florencia Marco, el fiscal Marcelo Martínez Burgo piensa ir bien arriba: además del departamento de género e igualdad del club va a poner en la mira a Juan Román Riquelme y a su hermano Cristian, a partir de manifestaciones de Marco y de testigos del juicio que declararon durante el proceso.

¿Cómo llegó a esto? Principalmente por los testimonios de los integrantes del Consejo de Fútbol quienes para el fiscal y para la víctima mintieron descaradamente en las audiencias. Ambos, tanto el Patrón Bermúdez como el Chelo Delgado, dijeron que jamás tuvieron conocimiento de la situación hasta que se hizo la denuncia judicial y ésta trascendió a la prensa. Estas afirmaciones se contradicen con chats que tiene la propia Marco con Bermúdez, donde le comenta la situación y con un memo interno donde se pone de manifiesto lo que estaba ocurriendo, fechado dos meses antes que la jefa de prensa decida actuar en Tribunales ante lo que creía era el encubrimiento del club hacia el director técnico.

“Sabemos que hubo dos reuniones entre enero y febrero donde se discutió qué hacer. Ambos la negaron pero hay testigos que ya declararon sobre su existencia, además de la víctima. La vicepresidenta tercera del club, Adriana Bravo, que además tenía a su cargo el departamento de igualdad y género, sabía de los hechos desde tiempo atrás. ¿Por qué apuntamos también a Riquelme? Porque un miembro del plantel femenino declaró que el Chelo Delgado le dijo que calmara a Florencia para que no vaya a la Justicia, que lo iban a resolver y que el Chanchi y el Uno ya estaban al tanto de todo. Y nuestra hipótesis es que no lo resolvieron porque al equipo le iba bárbaro deportivamente y privilegiaron entonces encubrir al técnico ante esta situación”, le dijo un miembro de la investigación a Infobae.

¿Hasta dónde puede escalar la situación con respecto a Riquelme? El encubrimiento es un delito con pena de entre seis meses y tres años de prisión condicional según el Código Penal argentino. Y este lunes está citada a declarar Florencia Marco. Según lo que ella aporte más las declaraciones de quien asegura que el Chelo Delgado dijo haber informado al Uno, se verá si es imputado o no. “No hay animosidad contra el club, vamos a ver qué pruebas recaudamos a partir de esta semana para saber dónde estamos parados y hasta dónde podemos llegar. Una cosa es lo que creemos y otra lo que podamos probar”, le dijo la misma fuente a Infobae. Distinta es la situación de Bermúdez y Delgado. Ambos ex jugadores ya están imputados y ya está iniciada la causa contra ellos por falso testimonio que tomará impulso a partir del próximo jueves, cuando quede sorteado el juez que tendrá la instrucción del caso.

Pero además, en el juicio declaró una ex jugadora del plantel que dio a entender que habían ocurrido otros hechos de similar gravedad al que vivió la jefa de prensa. Y ésta aseguró tras la condena que otras integrantes del plantel femenino de Boca cuando estaban bajo las órdenes de Jorge Martínez habían sufrido todo tipo de humillaciones. “Hoy se hizo justicia por mí, pero también por todas las personas que han sido abusadas. Yo levanté mi voz, pero también la de tantas otras compañeras que pasaron por situaciones similares con esta misma persona, que ya no va a poder abusar de otro plantel femenino como lo que hizo en Boca”, declaró. Y estas palabras resonaron fuerte en la fiscalía que quiere saber cuántas posibles víctimas más hay. Por eso Marco deberá declarar este lunes. Y lo que diga puede llevar a que el pacto de silencio de muchos se rompa y se abra la caja de pandora que encierra, según todo parece indicar, el fútbol femenino de Boca.

Ver más