Alexis Mac Allister, íntimo: su museo de camisetas, el “problema” con Messi y su lado oculto con TikTok

El futbolista de los Reds habló para el medio oficial de la entidad inglesa. El arte de hacer un buen mate, la intimidad del vestuario, el nivel de su inglés y mucho más

Compartir
Compartir articulo
El jugador del Liverpool mostró los tesoros recolectados en su carrera

Alexis Mac Allister dio un vuelco de 180 grados en cuestión de meses porque sus actuaciones destacadas en el Brighton lo llevaron a ser campeón del mundo con la selección argentina y Jürgen Klopp lo trajo a su Liverpool a cambio de un monto cercano a los USD 43 millones. La adaptación a los Reds en su primera temporada incluyó comparaciones con Steven Gerrard por su forma de juego y se metió en el bolsillo a los hinchas con un sacrificio innegociable.

Debido al status que cobró en estos meses, las redes sociales del club lo tuvieron en uno de los ciclos que se basa en pasar el día junto a cada estrella del plantel. En un video superior a los 17 minutos, Mac Allister recorrió un sinfín de temas para el canal oficial de YouTube de la entidad con múltiples respuestas. Una de las primeras tuvo relación a cuál apodo le gusta, si Ale o Macca. Sin quererlo, la pregunta reveló el origen del último sobrenombre: “Prefiero Macca. Toda esta cuestión empezó cuando llegué aquí. Nunca antes me llamaron así. Al principio, me decían Gary, por Gary Mac Allister. Les dije que no me gustaba, así que empezaron a decirme Macca, y me gustó”. Cabe recordar, el jugador aludido tuvo un pasado con esta camiseta entre 2000 y 2002.

Alexis exhibió con sus declaraciones la intimidad del vestuario porque admitió gustarle el reggaetón y la cumbia, pero aún no se anima a musicalizar el área sagrada de sus colegas: “Yo pongo la música, pero una vez que estamos todos en el vestuario no lo hago. ¿Por qué? Llegué hace siete meses, soy el más nuevo, ja. Debo portarme bien por un tiempo, quizás después ponga música, ja”.

Además, sorprendió al contar la costumbre que tienen en la antesala a cada encuentro: “Cuando tenemos que viajar con el equipo, algo que hacemos la noche antes de los partidos es jugar Parchís. ¿No lo conocés? Es un juego de mesa que jugamos en el iPad”. Consiste en trasladar una serie de fichas del punto de comienzo a la casilla central. Es muy similar al ludo.

El campeón del mundo contó que la aplicación lo llevó a cambiar la configuración de su celular

Por otro lado, mostró su lado oculto con TikTok, una aplicación que usa con cotidianeidad y que lo obligó a cambiar la configuración del celular por la barrera idiomática: “Al principio, tenía mi celular configurado en inglés, pero después me di cuenta que eso afectaba una aplicación que uso mucho en el día a día, que es TikTok. Todo el contenido de la plataforma me aparecía en inglés por la configuración. Así que tuve que cambiarla al español y ahora TikTok está un poco mejor”.

Acto seguido, fue consultado por la presentadora, Rubi Deschamps, sobre por qué no se ha grabado en la plataforma: “Ni loco, ja. Yo no bailo. ¿Por qué? Se lo dejo a Lucho (Díaz)”. Ya sobre el final, la mujer le pidió hacer un baile para subirlo a la red, pero no lo hizo cambiar de postura: “Ni hablar, no. Ya te dije que no hay chances de que baile para TikTok”.

No es bueno mi inglés, debo mejorar. Diría que no es malo, puedo hablar con el equipo y ayudar a Darwin (Núñez) y Lucho. Pero cuando llegué no sabía nada, en realidad sabía cosas muy básicas”, manifestó.

Más adelante, el pampeano expuso su museo de camisetas. Allí, se pudo ver la del Union de Bélgica de su hermano, Kevin, del día que se enfrentaron frente a frente por la Europa League, y la casaca de Marcus Smith, rugbier inglés. Fue consultado sobre cuál era la más especial y señaló con la que marcó su primer gol en Liverpool.

En ese lugar tenía depositada la medalla de la Finalissima ganada a Italia en Wembley y el capitulo de la Selección emergió: “Acá tengo las camisetas contra Arabia Saudita, México... Esa es la del gol contra Polonia, fue el primero con la Argentina. Solo guardé una camiseta de esos partidos porque las otras se las regalé a mi familia. Pero sí me quedé con las dos de la final”.

De igual manera, hubo una particularidad que ni siquiera la recordaba. “Tenés hasta los shorts”, acotó Deschamps sobre la definición ante Francia cuando miró al interior de la percha y, sorprendido, Alexis dijo: “¿Lo decís en serio? No lo sabía, je. Ese fue el partido más importante de mi vida”.

El argentino expuso la mejor manera de haber la bebida por excelencia del Río de la Plata

Luego, se refirió al mejor jugador del mundo y precisó cuál es el inconveniente con Lionel Messi por el cual no tienen un diálogo permanente: “Es muy callado, pero siempre está dispuesto a ayudar a los compañeros que necesiten. Es reservado y amable. El problema es que yo soy timido y él es de pocas palabras, así que a veces no hablamos mucho, pero cuando charlas con él podés ver su personalidad”.

El futbolista de 25 años también se prestó a la iniciativa de Rubi Deschamps, para ilustrar el “arte” de cómo hacer un buen mate, un ritual que comparte todas las mañanas con Dominik Szoboszlai, el único compañero que le pide tomar siempre cuando llega a la práctica.

En ese preciso instante, tuvieron un cruce con la mujer porque detallaron los grabados en el metal, que posee el nombre del volante, el número 10 que usa en Liverpool y otro diseño. “Tiene la Copa Mundial, y también está en la bombilla”, blanqueó la conductora del envío.

A continuación, Mac Allister explicó la serie de pasos que realiza, cómo sacude para sacarle el polvo a la yerba, su forma de cebar y la posición de la bombilla al momento de colocarla. Mientras lo veía, la entrevistadora se rindió ante él: “Esto es casi arte”. “Sí, lo es”, respondió Mac Allister, quien fue por más: “¿Quieres probarlo?”. La reacción de ella pasó por de una cara de gusto a otro rostro muy distinto: “Sabe a té verde... Siento algo raro...”. Esa fue la chispa para provocar las risas del campeón del mundo.

Ver más