Polémica en Avellaneda: el penal que reclamó Independiente sobre Ávalos en el empate ante River

El Rojo pidió una infracción de Leandro González Pirez sobre el delantero cuando faltaban diez minutos para el final, pero el juez Arasa no pitó

Compartir
Compartir articulo

Lo sucedido durante la última semana ante Barracas Central puso sobre una lupa la actuación arbitral del partido de Independiente ante River Plate en el duelo correspondiente a la 10ª fecha de la Copa de la Liga. El equipo arbitral que comandó Nazareno Arasa tuvo una noche agitada en Avellaneda con un acierto en el gol anulado a Ayrton Costa y la falta dentro del área sobre Gabriel Ávalos que reclamó todo el plantel local.

La acción más sensible se dio a los 36 minutos de la segunda etapa cuando el centrodelantero del Rojo realizó una interesante maniobra dentro del área que lo dejó cara a cara con Franco Armani, pero apareció justo Leandro González Pirez para cruzarlo. Arasa inmediatamente hizo el gesto de que había tocado la pelota. Lucas Novelli en el VAR respaldó la decisión y el juez no fue llamado a revisar la acción.

“Siento el contacto abajo. El árbitro me dice que el que toca la pelota es él. Para mi no fue así. Tengo que ver otra vez las imágenes. Por ahí en el momento sentí eso”, declaró Ávalos desde el campo de juego apenas terminó el duelo. “El cruce del defensor del Millonario sobre la rodilla del jugador del Rojo debió ser evaluado por su ímpetu, por lo que se debería considerar como una falta. También se podría haber evaluado sacar por oportunidad manifiesta de gol una tarjeta amarilla, para un futbolista que ya estaba amonestado”, según la valoración del ex árbitro Miguel Scime, ex director de árbitros de la AFA y ex miembro Conmebol.

En conferencia de prensa, Carlos Tevez evitó alimentar esta polémica y aclaró: “No desconfío del árbitro. Lo dije bien claro en la conferencia, nos dijeron que iba a pasar una cosa, pasó. Eso te da bronca. Nunca hable de los árbitros. Después a veces te dan, a veces te sacan, te tenés que callar. Eso fue puntual”.

Un rato antes, cuando el reloj había atravesado los 15 minutos del segundo tiempo y el marcador estaba 1-1 por los tantos de Miguel Borja y Ávalos, el defensor del Rojo Ayrton Costa apareció en soledad para empujar la pelota ante la salida de Armani. Pero el juez principal, secundado por el línea José Castelli y el VAR Novelli, pitó el fuera de juego.

Aquí hubo un acierto del equipo arbitral porque el futbolista de Independiente se encontraba en offside cuando su compañero, Federico Mancuello, cabeceó la pelota para adelante. Si bien en el camino el balón se desvió en Paulo Díaz, esa acción debe ser considerada como un desvío y no como un pase voluntario. El defensor del Millonario no estaba cómodo y apenas alcanzó a tocarla antes de que caiga en los pies de Costa, que ponía el 2-1 con esa definición.

Hay que tener en cuenta que la IFAB da detalles sobre este hecho en la reglamentación sobre el pase del fuera de juego: “Jugar ‘voluntariamente’ el balón implica que el jugador tiene la posibilidad de controlarlo y: pasar a un compañero, recuperar la posesión, o despejar, ya sea con el pie o de cabeza”.

En el final del juego, cuando ya se jugaban los minutos de adición, Arasa le mostró la segunda amarilla al capitán Iván Marcone y lo expulsó, producto de una clara falta para detener una contra de River. La primera amonestación había sido por una falta a Ignacio Fernández y la segunda fue por una infracción sobre Pablo Solari. En ambos casos, el árbitro acertó.

Ver más