La insólita e ineficaz estrategia del arquero de Huracán para intentar atajar un penal ante Instituto

La Gloria selló el triunfo ante el Globo con un remate desde los doce pasos. Hernán Galindez intentó desconcentrar a Santiago Rodríguez con una llamativa postura. Las imágenes

Compartir
Compartir articulo

La novena fecha de la Zona A de la Copa de la Liga comenzó con el triunfo de Instituto de Córdoba por 2 a 0 frente a Huracán. En una noche en la que Manuel Roffo se convirtió en la figura de la velada, el gol del paraguayo Juan Franco abrió la cuenta para el conjunto de Diego Dabove a los 7 minutos del primer tiempo y Santiago Rodríguez le puso cifras definitivas con un penal que ejecutó en tiempo de descuento.

La pena máxima sancionada por Hernán Mastrángelo en el Monumental Presidente Perón marcó el cierre de un espectáculo que concluyó con una escena particular. Es que Hernán Galíndez intentó desconcentrar al volante de La Gloria al pararse muy cerca de su palo izquierdo antes de la ejecución. El arquero le regaló el resto de la valla con el objetivo de ganar el juego mental ante su rival, pero el reemplazante de Facundo Suárez no falló y celebró ante su gente.

Cabe recordar que la figura de la selección ecuatoriana vivió una infancia en Rosario, donde alguna vez le ganó a Lionel Messi un torneo juvenil, en una definición por penales.

La primera vez que el ex Aucas se puso los guantes en su ciudad natal, supo que iba a ser arquero. Y cuando tenía 5 años recibió el primer gol de su vida. El autor de la obra fue una Pulga a la que le decían Leo, aunque su nombre era Lionel. “Lo recuerdo hasta el día de hoy”, le contó en su momento a Infobae, mientras que recordaba la opinión generalizada que había sobre el chiquito que desparramaba rivales con naturalidad: “Todo el mundo sabía que era un jugador diferente y que iba a ser un crack”.

El tiempo le dio revancha. Cuando cumplió los 10, tuvo la oportunidad de ganarle un campeonato al que sería el mejor futbolista del planeta. Ocurrió en una liga amateur organizada por el club Tiro Suizo, que por iniciativa de los directivos, en lugar de premiar a los campeones con trofeos, optaron por entregarle una bicicleta a cada integrante del plantel ganador.

El torneo era peor que la Champions, porque participaron más de 50 equipos”. En su memoria nostálgica todavía permanecen los duelos contra el astro. “Como era una serie de ida y vuelta, tuvimos la suerte de ganar los dos partidos 1 a 0. Creo que las únicas dos veces que pateamos al arco terminaron en gol. Fue increíble y esas imágenes las tengo guardadas en un VHS”, remarcó con orgullo. Y sentenció: “Se puede decir que le gané una final a Messi”.

Formado en las Inferiores de Rosario Central, el enfrentamiento con el ídolo popular se extendió en el profesionalismo. “Nunca fuimos amigos, ni coincidimos en ningún equipo, pero me acuerdo que en la Copa América de Brasil nos saludamos; y después de que nos eliminaran le dije que quería que ganara el título con Argentina, porque se lo merecía”, destacó. Durante aquella jornada de los cuartos de final, Leo le volvió convertir para cerrar el 3 a 0 a favor de la Scaloneta(Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez fueron los autores de los otros tantos). “Esa noche cambié la camiseta con Ángel (Di María), y unos días más tarde terminó convirtiendo el gol en la final. Es un recuerdo muy valioso para mí”, sostuvo Galíndez sobre su ex compañero de las divisiones menores del Canalla.

En cambio, durante el último Mundial que se disputó en Qatar, el combinado que estuvo a cargo de Gustavo Alfaro no logró superar la fase de grupos y no pudo reencontrarse con las figuras albicelestes. Sin embargo, volvió a tener un contacto con el Fideo para que sorprendiera a su hijo. “En algún momento lo molesté para que le enviara un saludo a mi nene en su cumpleaños. Se puso muy feliz. La verdad es que ese grupo se merecía ganar la Copa del Mundo, porque luchó mucho y sufrió un montón en las finales que les tocó perder. Creo que coronó un proceso de tanta angustia como debía”, completó.

El equipo cordobés aseguró otro triunfo para escalar en la tabla y ubicarse primero en su zona con 17 unidades, a la espera de los demás resultados. En la próxima fecha, Instituto visitará a Rosario Central (sábado 9 de marzo).

En tanto, el elenco de Parque de los Patricios, que venía en levantada de la mano de Walter Coyette, quien había asumido la dirección técnica en forma interina y los resultados lo invitaron a quedarse con el puesto que dejó vacante Facundo Sava, quedó muy lejos con apenas ocho puntos. Recibirá a Argentinos el domingo 10.

La acción futbolística continuará el martes con tres partidos más, destacándose la visita de Independiente a Barracas Central a las 19 horas y el duelo entre Racing y Sarmiento de Junín a las 20 horas. El miércoles, Boca viajará a Santa Fe para enfrentarse a Unión a las 19:15 horas, mientras que River recibirá a Independiente Rivadavia de Mendoza a las 21:30 horas.

La jornada concluirá el 20 de marzo con el partido entre San Lorenzo y Godoy Cruz, que se reprogramó y se jugará después de la undécima jornada, previo a la fecha FIFA en la que la Selección Argentina enfrentará a El Salvador y Costa Rica en Estados Unidos.

Con seis fechas por disputarse en la fase de grupos del torneo, algunos equipos buscan asegurar victorias para no quedar rezagados en la lucha por clasificar a los cuartos de final, una meta que alcanzarán los cuatro mejores equipos de cada grupo.