Impacto en la Fórmula 1: aseguran que el escándalo interno en Red Bull podría terminar con la salida de Max Verstappen a Mercedes

El diario The Telegraph confirmó varios encuentros entre el padre de Max y Toto Wolff, el director de las Flechas de Plata

Compartir
Compartir articulo
Jos Verstappen, Max Verstappen y Toto Wolff, tres protagonistas de la Fórmula 1
Jos Verstappen, Max Verstappen y Toto Wolff, tres protagonistas de la Fórmula 1

Max Verstappen volvió a dominar la Fórmula 1 en el comienzo de la nueva temporada. A bordo del Red Bull que lleva el número 1, el piloto neerlandés ganó de punta a punta el Gran Premio de Baréin y se consolidó como el gran candidato a repetir el título y lograr su cuarta corona en la máxima categoría del automovilismo mundial.

A pesar de su contundente victoria por más de 22 segundos de ventaja contra Checo Pérez, su compañero de equipo y que llegó segundo, el nombre del vigente campeón del mundo es noticia por su posible salida de la escudería que domina la F1 los últimos años.

Tras del conflicto que se generó en el equipo de la bebida energizante por la investigación en contra de Christian Horner por una supuesta “conducta inapropiada” tras la denuncia de una empleada a la que le habría enviado chats con “mensajes sexuales” por la información que brindó el medio De Telegraaf a principios de febrero, el padre del piloto más dominante de la grilla en la F1 estaría pensando en el futuro de su hijo y un posible cambio de imagen.

Según indicó el periódico británico The Telegraph, Jos Verstappen, ex corredor de F1 y padre de Max, fue visto en varias ocasiones durante el fin de semana en Bahréin junto a Toto Wolff, el director del equipo Mercedes. En su reporte, el medio cree que se hospedaron en el mismo hotel (The Four Seasson), situación que habría propiciado esos encuentros.

Hay que recordar que Verstappen padre mostró su disgusto por el caso que tuvo en vilo a la categoría tras la acusación contra Horner.  “Aquí hay tensión mientras permanece en su posición”, dijo Jos en diálogo con el Daily Mail Sport durante los días en Baréin. “El equipo corre peligro de desintegrarse. No puede seguir como está. Explotará. Está jugando a ser la víctima, cuando es él quien causa los problemas”, agregó el ex corredor de 51 años.

Max Verstappen ganó el Gran Premio de Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)
Max Verstappen ganó el Gran Premio de Baréin (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Frente a este escenario, y luego de ser visto con una persona influyente en la carrera del actual monarca de la F1, Wolff tuvo que responder a la consulta de la prensa tras ser visto con el mayor de los Verstappen y si existían chances que Mercedes inicie gestiones para que Max ocupe la butaca que deja libre Lewis Hamilton en 2025 con su partida a Ferrari.

“Creo que el conductor siempre elegirá el coche más rápido”, dijo Toto. “De eso se trata fundamentalmente. Por el momento, el Red Bull es el coche más rápido, así que, en mi opinión, esa siempre será la prioridad”, agregó el director de las Flechas de Plata sobre la supuesta llegada del tricampeón del mundo de pilotos.

Acto seguido, y a pesar de dejar en claro que para él Verstappen se subirá al auto que esté en mejores condiciones, Wolff llenó de elogios al piloto de 26 años que alcanzó su victoria número 55 en el historial de la Fórmula 1. “Max está en una liga diferente, en una galaxia diferente. Tenemos que reconocer su nivel de desempeño. La actuación fue extraordinaria”, dijo sobre el desarrollo de la primera carrera de la temporada.

La historia cuenta que el piloto neerlandés estuvo cerca de fichar para Mercedes cuando era muy joven. Pero en aquella ocasión, tanto Nico Rosberg -campeón del mundo en 2016- como el propio Hamilton, tenían contratos de largo plazo con la escudería alemana, razón que evitó el desembarcó de Super Max al equipo que tiene sede en Gran Bretaña.

En medio de la investigación contra Horner, que terminó con su absolución tras el análisis del caso por un abogado externo que contrató Red Bull, el periódico De Telegraaf filtró una conversación entre Mohammed Ben Sulayem, presidente del organismo rector de la F1, y Max Verstappen, en la que el titular de la FIA le pidió al último ganador para que respaldara públicamente al director de su escudería.

A pesar de la información del medio de los Países Bajos, un portavoz de la FIA indicó que la conversación entre Sulayem y Verstappen tuvo el objetivo contrario a lo difundido. “Fue una charla informal posterior a la clasificación, algo que ocurre con varios conductores”, dijo la fuente. “Instó a Max a hacer lo que mejor sabe hacer: ganar e ignorar la política”.