La fuerte autocrítica de Carlos Tevez tras la derrota que eliminó a Independiente de la Copa de la Liga

Luego de asegurar la plaza en la categoría, el Rojo cayó 3-2 ante Talleres y no pudo avanzar a los cuartos de final del certamen

Compartir
Compartir articulo

Independiente cumplió el objetivo primario para el que fue convocado Carlos Tevez: sacó los puntos suficientes para salvar la categoría, luego de varios meses de zozobra. Así, Arsenal descendió por promedios, y Colón y Gimnasia chocarán el viernes para definir qué equipo lo acompañará la próxima temporada en la Primera Nacional. Sin embargo, el impulso había llevado al Diablo a ilusionarse con la chance de pelear por la Copa de la Liga. Pero esas esperanzas se desplomaron en Córdoba.

El Rojo perdió 3-2 ante Talleres y no logró clasificarse a los cuartos de final de la competencia, cuando en la previa de la fecha aparecía con buenas chances. Más: arrancó cayendo 3-0 y los goles de Alexis Canelo y Matías Giménez alcanzaron al menos para decorar el resultado.

El Apache no suavizó el tropiezo en conferencia de prensa. Por el contrario, enfatizó en los problemas de su equipo una vez finalizado el cotejo ante la T. “Jugamos el peor partido desde que estoy yo. Pecamos en el peor momento, pero es un proceso que empieza a armarse y estos golpes pueden ser buenos”, analizó.

“Creo que es normal que después de lograr un objetivo tan claro los muchachos se hayan relajado, pero el primer responsable soy yo por no haberles podido cambiar la mentalidad para que se metieran en el campeonato”, se hizo cargo el ex DT de Rosario Central, de 39 años.

* Las principales alternativas del cotejo disputado en Córdoba

El orientador está negociando la extensión de su vínculo y se mostró optimista pensando en un acuerdo. “Estamos por el buen camino. Me quiero quedar y estoy pensando en el año que viene. Esta semana nos sentaremos a darle un cierre. Está todo dado para que continúe”, insufló fe en los hinchas, que vieron una mejoría en el equipo luego de su asunción, sobre todo desde el punto de vista anímico en medio de la incertidumbre que siembra la pelea por la permanencia.

Eso sí, desde el micrófono también les marcó la cancha a los directivos en pos de contar con una plantilla competitiva para que los objetivos en 2024 sean ambiciosos, más al no contar con participación internacional en el calendario. “Necesitamos dos o tres refuerzos por puesto porque el hincha nos exige y nosotros le exigiremos a la dirigencia para que traigan jugadores si queremos dar pelea el año que viene”, remarcó, en un mensaje tan fuerte como su autocrítica. A su vez, informó que en las jornadas venideras se comunicará con los futbolistas que no serán tenidos en cuenta para que tengan tiempo de encontrar nuevos destinos.