Guardiola, explosivo por la investigación que podría descender al Manchester City: “Me cuestionas como si hubiéramos sido castigados”

El entrenador respaldó la inocencia del club y descartó una renuncia relacionada a esa resolución. “Hay más posibilidades de quedarme si estamos en la tercera categoría que si ganamos la Champions League”

Compartir
Compartir articulo
Manchester City enfrentará este sábado al Liverpool (Martin Rickett/PA Wire/dpa)
Manchester City enfrentará este sábado al Liverpool (Martin Rickett/PA Wire/dpa)

La Premier League atraviesa días convulsionados después de la quita de 10 puntos al Everton por incumplir el Fair Play Financiero y desatar un vendaval sobre la situación institucional de dos clubes históricos del fútbol inglés como Manchester City y Chelsea. Las acusaciones por incumplimientos de las reglas financieras han llegado a especular con un castigo ejemplar en ambas investigaciones, más aún con el antecedente abierto contra los Toffees.

El entrenador de los Ciudadanos, Pep Guardiola, se había mantenido en silencio desde la divulgación de la sanción impuesta al elenco de Goodison Park hasta que ofreció una conferencia de prensa en la previa del trascendental cruce de este sábado desde las 9.30 (hora argentina) contra su escolta en la cima, Liverpool. El técnico fue consultado sobre las 115 presuntas infracciones cometidas desde la temporada 2009/10 hasta la 2017/18 y creyó en la inocencia de la institución: “¿Por qué no voy a creer?”.

La causa iniciada contra los Sky Blues en febrero pasado está vinculada a información engañosa sobre sus finanzas. Al mismo tiempo, la denuncia incluye no haber especificado todos los detalles de la remuneración de jugadores y entrenadores, no cumplir con las normas justas del juego y no cooperar con la investigación de la Premier League, según afirmó el periodista Sean Ingle del The Guardian.

Más allá de que la cantidad de faltas sería mayor a la del Everton, Guardiola se mantuvo en su eje: “Son los abogados los que tienen que hacer la defensa ante el juez. No cambié mi opinión, esperamos y después aceptamos las resoluciones”. En este sentido, se refirió a los posibles dictámenes de hallarse culpable al Manchester City, entre los que se resalta la deducción de puntos o una recomendación a la liga para expulsar a un club de la competición.

Pep Guardiola ganó la Champions League con el Manchester City (REUTERS/Tony Obrien)
Pep Guardiola ganó la Champions League con el Manchester City (REUTERS/Tony Obrien)

La pregunta aludida hizo mención a un alejamiento del entrenador ante un posible descenso automático al ascenso del fútbol inglés y su respuesta abrió un escenario impensado: “Me estás cuestionando como si hubiéramos sido castigados. De momento, somos inocentes. Hay más posibilidades de quedarme si estamos en la League One (tercera categoría) que si ganamos la Liga de Campeones”. Su contrato vence el 30 de junio de 2025.

Esto sucede a días de que el medio The Times haya manifestado que una “deducción de 30 puntos o un descenso automático de la Premier League parecería muy real”, pero las demoras en el proceso instalan una resolución a largo plazo: “Puede pasar un año o mucho más antes de que esos casos lleguen a una conclusión”.

Sin embargo, el escenario planteado por Pep Guardiola podría empeorar porque se refirió a las recientes palabras de Jamie Carragher, quien había afirmado que Manchester City bajaría a la quinta división si se ejecutaba el mismo peso de la ley que frente al Everton. “Sé que la gente dice: ‘Por qué no se va el City a la Conference (Liga Nacional)’. Pero esperemos. Son dos casos diferentes, no es lo mismo. Uno de ellos es más largo, es más complicado”, amplió el DT.

Everton fue encontrado culpable por una comisión independiente después de registrar una pérdida de USD 155 millones durante tres años hasta el final de la temporada 2021/22. Los puntos del reglamento referidos a ganancias y sustentabilidad financiera solo permiten un máximo de USD 130 millones en idéntico período de tiempo. Caso contrario, cada club queda en riesgo de ser sancionado, como le sucedió a los residentes de Liverpool. “No voy a decir ni una palabra sobre el Everton porque no conozco la realidad de lo que ha pasado. Son dos casos completamente diferentes”, esquivó Guardiola.

Manchester City es el líder de la Premier League (Reuters/Lee Smith)
Manchester City es el líder de la Premier League (Reuters/Lee Smith)

Los comandados por Sean Dyche recibieron un golpe muy profundo, ya que pasaron del 14° al 19° lugar y bajaron su puntaje de 14 a 4. Iniciará este fin de semana en el penúltimo lugar en igualdad de puntos con el colista Burnley, aunque posee mejor diferencia de gol y está a dos unidades del Luton Town, que se estaría salvando del descenso gracias a la estrepitosa caída de sus pares en la tabla. Esta lucha por la permanencia no es algo atípico para Everton, debido a que luchó por conservar el status durante las últimas dos temporadas.

En su comunicado, la entidad calificó a la medida como “desproporcionada e injusta”, manifestaron su intención de apelar y dejaron una advertencia: “El club también seguirá con gran interés las decisiones tomadas en cualquier otro caso relacionado con las Reglas de Beneficios y Sostenibilidad de la Premier League”.

Esta aseveración tiene relación a las investigaciones abiertas contra Manchester City y Chelsea. Este último salió a la luz en los últimos días, según reveló The Guardian. Esta fuente se planteó una serie de preguntas sobre cómo el anterior dueño del club, Roman Abramovich, financió el éxito deportivo después de conocerse una filtración de archivos, en los cuales se desprenderían pagos secretos que “pueden haber violado las estrictas reglas del fútbol, incluidas aquellas sobre el Fair Play Financiero”.