Tras más de 4 años, Cardiff pagó la transferencia de Emiliano Sala al Nantes

A finales de junio, FIFA le había ordenado al club galés abonarle a la entidad francesa las últimas dos cuotas del fichaje del argentino

Compartir
Compartir articulo
Emiliano Sala había sido presentado como refuerzo del Cardiff
Emiliano Sala había sido presentado como refuerzo del Cardiff

Emiliano Sala murió en enero de 2019. Desde ese momento, Cardiff se había negado a pagarle al Nantes la transferencia que había acordado, alegando que aún no se habían firmado todos los documentos, pese a que el futbolista argentino ya había sido presentado oficialmente como refuerzo del club británico. Esta semana, luego de más de cuatro años de litigios, el elenco galés abonó las cuotas restantes y dio por terminado el caso.

En un breve comunicado, el Cardiff informó que ya realizó las dos últimas transferencias de dinero, de 5 y 6 millones de euros respectivamente, que sumadas a la primera completan los 17 millones acordados. Esto “a pesar de que aún no hay una decisión judicial sobre la responsabilidad del FC Nantes por el accidente”, según indica el escrito publicado en la web de la institución.

A finales del mes pasado, FIFA le había ordenado pagarle a la entidad gala las últimas dos cuotas de la transferencia del futbolista que debieron haberse realizado en dos giros el 1 de enero de 2020 y el 1 de enero de 202. Esta obligación de pago iba acompañada de un interés de estas deudas del 5%.

Pese a que el caso parece cerrado, al menos en lo que respecta FIFA, Cardiff continúa reclamando al Nantes un resarcimiento económico cercano a los USD 120 millones por la muerte del futbolista “en concepto de la pérdida de ingresos sufrido por el club tras la muerte prematura del delantero”. Esto comenzará a resolverse el próximo año en los tribunales de Francia. “Seguimos trabajando para que los responsables rindan cuentas”, señala el comunicado publicado esta semana por el club británico.

En relación a la investigación sobre la muerte del futbolista y del piloto de la aeronave David Ibbotson, cuyo cuerpo nunca fue encontrado, en octubre de 2021 David Henderson, quien coordinó el traslado del futbolista, fue encontrado culpable por negligencia y condenado a 18 meses de prisión. El hombre de 67 años fue acusado de no seguir las normas de seguridad elementales para diagramar el traslado en el avión monomotor Piper Malibu con matrícula N264DB que se precipitó en el Canal de la Mancha.

Seguir leyendo: