Quién es la única persona que visita a Dani Alves todas las semanas en prisión

El brasileño sigue tras las rejas mientras avanza la investigación de la causa que lo tiene como acusado por violación

Compartir
Compartir articulo
Dani Alves y su amigo Bruno Brasil
Dani Alves y su amigo Bruno Brasil

La situación de Dani Alves no varió en los últimos meses. Desde aquel 20 de enero, cuando fue detenido por ser el presunto autor de una agresión sexual contra una joven de 23 años en la discoteca Suttón de Barcelona, el jugador más ganador en la historia del fútbol sigue tras las rejas en el centro Brians 2 y según informan los medios españoles son cada vez menos sus visitantes fieles.

Es que la única persona que vista al menos una vez por semana al ex lateral de PSG y Juventus, entre otros clubes, es su amigo Bruno Brasil. El chef es íntimo amigo del deportista de 42 años y es nada menos quien estaba junto a él la noche de la supuesta violación, por lo que se trataría del único testigo con el que cuenta para su defensa.

El brasileño fue parte del equipo de voleibol del ‘Comando Militar do Nordeste Brasil’ en los juegos militares de 2018 y actualmente se dedica a la cocina. Pero, en los últimos meses su vida parece girar en torno a Alves, a quien visita todas las semanas. A tal punto es la confianza que fue él quien recogió a su ex esposa Joana Sanz en el aeropuerto y la llevó hasta la prisión para que se vean cara a cara en medio de su separación.

A finales de marzo en una emisión de El programa de Ana Rosa que se emite por la TV española se conoció que el rol de Bruno es clave en la causa. Es la periodista Mayka Navarro accedió a la conversación que tuvieron el mejor amigo de Alves y la prima de la denunciante por la red social Instagram pocas horas después de lo sucedido.

“Seamos hermanos. Mi casa está en... No estoy siempre, pero lo que necesites aquí estoy disponible. Me habéis gustado tu hermana y tú como personas. Siempre estoy listo para conocer a amigos buenos”, escribió Bruno a la joven. Por su parte, la chica le respondió: “Muchas gracias e igualmente. Feliz año nuevo”. Curiosamente, Bruno eliminó de su perfil de Instagram después de que estallara el escándalo.

Hacia finales de febrero, y luego de la presentación de las partes, la Audiencia de Barcelona que preside el magistrado Eduardo Navarro confirmó que el brasileño seguirá en prisión y sin la posibilidad de pagar una fianza hasta que se celebre el juicio. A la espera de que se confirme la fecha, hay que remarcar que en España este tipo de delitos se rigen por la ley de garantía integral de la libertad sexual, y que las penas de cárcel van de 1 a 4 años si se confirma la agresión sexual. En el caso de violación, la pena es mayor: de 6 a 12 años.

Seguir leyendo: