La alineación de Boca en el último partido ante River: ¿cuántos continuarán en el club? (REUTERS/Juan Medina)
La alineación de Boca en el último partido ante River: ¿cuántos continuarán en el club? (REUTERS/Juan Medina)

Cuatro nombres compondrán la columna vertebral del Boca que afrontará cinco competencias el año que viene: Superliga (la vigente y la que se iniciará en el segundo semestre), la Copa de la Superliga, la Supercopa Argentina (ante Rosario Central), la Copa Argentina y la Copa Libertadores.

A la espera de la confirmación de un nuevo entrenador, en la mesa chica directiva se enfocan en un plantel conducido por referentes y un equipo liderado por puntales futbolísticos.

Pablo Pérez (33 años) tiene que definir su futuro. Carlos Tevez (cumplirá 35 en febrero) respetará el año que le queda de contrato y será una de las voces experimentadas, aunque por cuestiones futbolísticas ya no es considerado indiscutido. Fernando Gago comenzará su rehabilitación tras operarse el tendón de Aquiles derecho. Y Wilmar Barrios puede llegar a ser transferido.

En segundo orden figurarán nombres como los de Agustín Rossi, Paolo Goltz, Julio Buffarini, Lucas Olaza, Cristian Pavón (otro que puede ser vendido), Mauro Zárate y Ramón Wanchope Ábila. Pero la dirigencia xeneize pondera a otros cuatro futbolistas por sobre el resto.

ESTEBAN ANDRADA

El ex arquero de Lanús es el actual titular en Boca (AP Photo/Manu Fernandez)
El ex arquero de Lanús es el actual titular en Boca (AP Photo/Manu Fernandez)

El arquero llegó proveniente de Lanús con el gran desafío de pelear el puesto con Agustín Rossi en las fases eliminatorias de la Libertadores. Demostró estar a la altura de las circunstancias hasta su fractura de mandíbula, en la ida de los cuartos de final con Cruzeiro.

Se recuperó en tiempo y forma y volvió al arco en el último compromiso del año, nada menos que ante River en la final de Copa disputada en el estadio del Real Madrid (antes tuvo un duelo preparatorio ante Patronato por Superliga).

Boca invirtió unos 5 millones de dólares (más el pase de Guillermo Sara) por el guardameta de 27 años y le hizo un contrato hasta 2022. La idea es que se afiance con el correr del tiempo y sea uno de los máximos referentes del plantel en el mediano plazo.

CARLOS IZQUIERDOZ

Con bajo perfil, el “Cali” se convirtió en pieza clave de la defensa (EFE/JuanJo Martín)
Con bajo perfil, el “Cali” se convirtió en pieza clave de la defensa (EFE/JuanJo Martín)

Arribó a Boca a mediados de año como el defensor más caro de la historia. Su pase, perteneciente al Santos Laguna mexicano, fue cotizado en unos 7 millones de dólares.

Paolo Goltz no llegó a estar en su máximo nivel futbolístico y la necesidad de un central experimentado para jugar al lado de Lisandro Magallán llevaron a la dirigencia a cumplir el anhelo de Guillermo Barros Schelotto, quien mucho había insistido por el paraguayo Gustavo Gómez, otro de sus jugadores fetiches.

Cali sufrió una lesión muscular contra Estudiantes de La Plata a principios de la Superliga pero, una vez recuperado, se metió en la defensa y no salió más, convirtiéndose en uno de los baluartes. No solamente aportó solidez en la última línea, sino también se ganó el respeto y reconocimiento de los hinchas. Posee vínculo hasta 2021.

NAHITAN NÁNDEZ

El uruguayo fue uno de los jugadores más valorados tras la última final con River (EFE/JuanJo Martín)
El uruguayo fue uno de los jugadores más valorados tras la última final con River (EFE/JuanJo Martín)

Sobran las palabras para describir lo que representa el uruguayo para los hinchas adentro de la cancha. Boca le compró el 60 por ciento de su pase a Peñarol de Montevideo en 4 millones de dólares: su contrato expira en 2020.

Su despliegue y amor propio son las características que enamoraron al hincha y por eso la dirigencia lo cree fundamental para el mediocampo de cara al próximo año.

En Europa lo siguen hace rato: en la última semana fue vinculado con el Cagliari y también se rumoreó que el Cholo Simeone posó sus ojos sobre él. El Xeneize no se sentaría a negociar por una oferta menor a los 20 millones de dólares.

DARÍO BENEDETTO

El “Pipa” pretende seguir rompiendo redes con la camiseta de Boca (REUTERS/Juan Medina)
El “Pipa” pretende seguir rompiendo redes con la camiseta de Boca (REUTERS/Juan Medina)

Otra de las grandes inversiones de la institución xeneize: su pase costó más de 5 millones de dólares. Su vínculo fue renovado hasta 2021 con una cláusula de salida por encima de los 20 millones de dólares.

A fuerza de goles, el Pipa se ganó un lugar en el equipo y el corazón de los hinchas. Fue protagonista fundamental en el bicampeonato (convirtió 30 tantos en ambos torneos) y pieza clave en las instancias decisivas de la última Libertadores, con su doblete en la ida de semifinales ante Palmeiras (también anotó uno en la revancha) y uno en cada duelo con River.

Su amor por la camiseta lo obliga a buscar revancha el año que viene y es la referencia de ataque por características, jerarquía, potencial y edad (28).

SEGUÍ LEYENDO