Angelici intercambió palabras con Guillermo y algunos miembros del plantel
Angelici intercambió palabras con Guillermo y algunos miembros del plantel

Desde la Conmebol informaron la solicitud de prórroga de Boca Juniors para presentar su contestación a la defensa planteada por River. El plazo pactado fue para las 12 del mediodía de hoy. Instantes antes de que las agujas del reloj se unieran apuntando al norte, Daniel Angelici dialogó con Guillermo Barros Schelotto y los jugadores en el Complejo Pedro Pompilio, durante el entrenamiento matutino.

La práctica del plantel fue a puertas cerradas, pero el ingreso se abrió para el presidente, que accedió al predio aproximadamente a las 9:30. No llegó a estar ni una hora: antes de las 10:30 se retiró en una camioneta para atender otras cuestiones.

¿Cuál es la información que manejan en la dirigencia xeneize? A pesar de que irán a fondo con su postura y recurrirán al Tribunal de Apelaciones de la Conmebol (y en última instancia al TAS) cuando la Unidad Disciplinaria falle en contra de un momento a otro, manejan información extraoficial que afirma que la final con River se disputará. Y tienen decidido salir a la cancha.

Angelici se despidió de Casa Amarilla con gesto adusto y levantó el pulgar ante las cámaras de los medios que estaban instalados allí. Antes, dio un pantallazo al plantel sobre la situación y exigió que se focalizara en el duelo de este domingo con Independiente en Avellaneda (19:20 por la fecha 14 de la Superliga).

Por lo bajo, en la Ribera debaten cuál sería el mejor escenario en caso de verse obligados a disputar la revancha por la final de la Libertadores. Lo concreto es que la dirigencia tiene claro que ganó la primera batalla al haberse quedado su rival sin chances de ejercer la localía (Alejandro Domínguez declaró que si el partido se lleva a cabo será afuera de Argentina).

Además, en la cúpula directiva están al tanto de que España (el Santiago Bernabéu de Madrid) toma fuerza como una posible sede para el encuentro al que también podrían concurrir fanáticos boquenses.

SEGUÍ LEYENDO