La confesión de Carlos Tevez a Oscar Ruggeri y la intimidad del vestuario de Boca tras las agresiones

El "Cabezón" reveló lo que le dijo el delantero "xeneize" y cómo se encontraban sus compañeros luego de los incidentes

"Si salíamos a jugar nos hacían cinco goles". Esto fue lo que le dijo Carlos Tevez a Oscar Ruggeri sobre el difícil momento que le tocó vivir al plantel de Boca tras el ataque sufrido de parte de los hinchas de River al micro que los trasladaba hacia el Monumental para disputar la revancha de la Superfinal de la Copa Libertadores.

"No nos podíamos mover, no podíamos respirar", continuó el "Cabezón" sobre lo que le confesó el "Apache" en la charla que tuvo acerca del bochorno ocurrido el último sábado. "Si se jugaba, a los diez minutos había expulsados", aseguró Ruggeri en Fox Sports.

El ex campeón del mundo con la selección argentina también contó lo que le dijo Tevez sobre los médicos de la Conmebol (doctores Osvaldo Pangriazo, Francisco Mateu, Jorge Pagura y José Veloso, quienes firmaron el parte del organismo) y las presiones que sufrieron los jugadores de Boca para que disputen el encuentro.

El comunicado que dio a conocer la Conmebol con las lesiones de los futbolistas de Boca
El comunicado que dio a conocer la Conmebol con las lesiones de los futbolistas de Boca

"Entró al vestuario y les dijo que tomen cortisona porque el partido se jugaba. Tevez le dijo que iba a saltar el control antidoping y les respondió: 'Quédense tranquilo que no pasará nada con el dóping'", manifestó Ruggeri. Y agregó: "Tevez me dijo que entró el médico con varias jeringas y les dijo: 'Pónganse esto. Así están bien para las 18. A esa hora arranca el partido'. Una locura. No se puede creer".

Raúl Cascini, otro de los que conforman el panel del programa 90 minutos asintió y añadió que si el encuentro se disputaba "era una catástrofe". Además de confirmar que Tevez le dijo lo mismo que al "Cabezón", el ex futbolista de Boca dio su punto de vista sobre la presión de la Conmebol para con el plantel "xeneize".

"Vos no podés jugar con esa tensión. Si los contrarios no vinieron a ver cómo yo estaba, imaginate si salgo a la cancha, con el grado de locura donde vea una camiseta de River al lado sabés las barbaridades que le digo a cada uno de ellos y se pudre todo en cinco minutos. No se puede jugar un partido de fútbol así", cerró Cascini.

SEGUÍ LEYENDO: