Christian Mayo, en una práctica de Boca junto a Guillermo Barros Schelotto
Christian Mayo, en una práctica de Boca junto a Guillermo Barros Schelotto

El futbolista de Boca Juniors Christian Mayo debió dejar el fútbol a los 19 años. La drástica decisión del camerunés se debió a que le detectaron un problema cardíaco que le impide jugar de manera profesional.

El jugador había llegado al "Xeneize" hace dos años y se desempeñaba como volante central del equipo de Reserva. Sus buenas actuaciones lo habían llevado a ser mirado atentamente por el entrenador Guillermo Barros Schelotto.

Según precisó el periodista Leandro "Tato" Aguilera en TyC Sports, los estudios médicos arrojaron una condición cardíaca que es incompatible con la práctica profesional del deporte, por lo que Mayo debió poner punto final a su carrera.

Con 1,86 metros de altura, el chico arribó al club de la ribera a mediados de 2016 con la intención de jugar en uno de los equipos más grandes del continente.

Su condición física y su gran rendimiento como volante central en los equipos de inferiores y en la Reserva llevaron a que el Mellizo considere seriamente sumarlo al plantel profesional.

El joven llegó a la Argentina sin manejar bien el español y se quedó en la pensión que se encuentra a metros de la Bombonera. Su familia se quedó en Camerún, por lo que el hoy ex futbolista tomó la decisión de regresar a su país.

SEGUÍ LEYENDO: