Neruda: peritos entregaron el “informe definitivo” sobre su sospechosa muerte

Especialistas de laboratorios internacionales finalizaron los análisis sobre las sustancias encontradas en el cuerpo del Nobel de Literatura chileno. De estos estudios se determinará si fue envenenado, como sostiene su familia

Compartir
Compartir articulo
Pablo Neruda
Pablo Neruda

Peritos internacionales entregaron este miércoles a la magistrada Paola Plaza un informe con información crucial sobre la muerte del Nobel chileno Pablo Neruda que demostraría que fue “envenenado” doce días después del golpe militar de 1973.

La entrega del informe, realizado por especialistas de la Universidad de McMaster (Canadá) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca), la hizo la coordinadora del panel de expertos, Gloria Ramírez, ante una gran expectación.

“La doctora ingresó con el informe del panel, que consta de un informe escrito de cada uno de los laboratorios que participó en esta investigación, uno de Canadá y otro de Dinamarca”, confirmó en rueda de prensa la magistrada.

Plaza explicó que los documentos entregados este miércoles, que incluyen también un resumen ejecutivo e informes de cada uno de los peritos, son los “definitivos” y que se cancela la entrega final que estaba prevista para del 7 de marzo.

“La investigación se encuentra en etapa de sumario y no es mucho lo que puedo adelantar. Ahora viene una fase de estudio y de revisión no solo de estos informes”, apuntó Plaza, quien aseguró que la información entregada es “una prueba importante”, pero que es “el análisis conjunto de las pruebas recogidas lo que conduce el tribunal a una resolución”.

La ministra para Causas de Derechos Humanos, Paola Plaza, participa durante una rueda de prensa tras recibir informe con información crucial sobre la muerte del Nobel chileno Pablo Neruda (EFE/ Elvis Gonzalez)
La ministra para Causas de Derechos Humanos, Paola Plaza, participa durante una rueda de prensa tras recibir informe con información crucial sobre la muerte del Nobel chileno Pablo Neruda (EFE/ Elvis Gonzalez)

El sobrino del poeta, Rodolfo Reyes, quien tuvo acceso a los documentos por ser querellante en la causa, filtró el lunes que los forenses concluyeron que el “clostridium botulinum” encontrado en los restos del escritor “estaba en su cuerpo en el momento de la muerte” y que el cadáver no se contaminó después cuando estaba enterrado.

Para la familia esto es una prueba irrefutable de que Neruda fue envenenado el 23 de septiembre de 1973 en la Clínica Santa María, en Santiago, doce días después del golpe de Estado que derrocó a su amigo y presidente Salvador Allende y un día antes de exiliarse en México, donde podría haberse convertido en el gran opositor al dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

Te puede interesar: “Neruda fue asesinado”, afirmó la familia del Nobel chileno tras conocer el informe pericial

“Sabemos ahora que el ‘clostridium botulinum’ no tendría por qué haber estado en la osamenta de Neruda. ¿Qué quiere decir esto? Que Neruda fue asesinado, hubo intervención en el año 1973 por agentes del Estado”, dijo Reyes en su despacho.

En esta foto de archivo del 21 de octubre de 1971, el poeta ganador del Premio Nobel Pablo Neruda está en París, Francia (AP Foto/Michel Lipchitz, Archivo)
En esta foto de archivo del 21 de octubre de 1971, el poeta ganador del Premio Nobel Pablo Neruda está en París, Francia (AP Foto/Michel Lipchitz, Archivo)

La bacteria fue encontrada en 2017 en una muela de Neruda por otro panel de expertos, que desestimó la versión de la dictadura y rechazó que la causa de muerte fuera la “caquexia” (debilitamiento extremo) producida por el cáncer de próstata avanzado que lo aquejaba desde 1969.

El “clostridium botulinum”, responsable del botulismo, es un bacilo que se encuentra por lo general en la tierra y que puede causar problemas al sistema nervioso e incluso la muerte.

La incógnita sigue siendo cómo o quién introdujo la toxina botulínica en el cuerpo del autor de Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Gran parte de la familia de Neruda apoya la versión de Manuel Araya, su antiguo chófer y una de las últimas personas que lo vio con vida.

Según Araya, cuyo testimonio fue la base de la denuncia que hizo el Partido Comunista y dio origen a la investigación en 2011, el poeta fue envenenado mediante una inyección en el abdomen por un agente secreto del régimen que se hizo pasar por un médico.

“Estamos conformes y tristes, porque ahora ya sabemos que lo mataron. Anteriormente uno suponía cosas, pero esta investigación arrojó la verdad: a Neruda lo mataron”, concluyó el lunes Reyes.

Fuente: Efe

Seguir leyendo