En Urrao, ciudad natal de Rigoberto Urán, hallaron los cuerpos de dos hermanos desaparecidos hace más de 20 años

La Unidad de Búsqueda y la Corporación Reencuentros lograron localizar los restos de dos víctimas del conflicto armado en 1998

Compartir
Compartir articulo
La Unidad de Búsqueda y la Corporación Reencuentros logran localizar los cuerpos de Yolima y Felipe, víctimas del conflicto armado, en una misión que destaca la unión y la resiliencia de la comunidad - crédito Ubpd
La Unidad de Búsqueda y la Corporación Reencuentros logran localizar los cuerpos de Yolima y Felipe, víctimas del conflicto armado, en una misión que destaca la unión y la resiliencia de la comunidad - crédito Ubpd

La historia de Urrao, marcada tanto por el auge deportivo del ciclista Rigoberto Urán como por el amargo legado del conflicto armado, resuena de nuevo con este hallazgo. Es de recordar que Urán, originario de esta región, perdió a su padre en un acto de violencia en agosto de 2001, un evento que fue dramáticamente recreado en Rigo, una producción televisiva emitida por el Canal RCN, captando la atención nacional por su impactante representación de los efectos del conflicto armado en las familias colombianas.

Ahora, en una reciente operación de recuperación llevada a cabo, los cuerpos de dos hermanos, Yolima y Felipe, que habían sido reclutados por un grupo armado en 1998 cuando eran menores de edad, fueron localizados y exhumados por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, Ubpd. Estos hechos tuvieron lugar en las zonas rurales de Urrao y Frontino, en el departamento de Antioquia, gracias a los esfuerzos conjuntos de la Corporación Reencuentros, algunos firmantes del acuerdo de paz y un campesino local.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

De acuerdo con lo detallado por la Ubpd, el hallazgo de los restos se logró en un contexto de colaboración entre diferentes entidades y actores del acuerdo de paz. En el caso de Yolima, su cuerpo fue encontrado cerca del cerro El Plateado, un páramo de más de 3.000 metros de altitud que marca el límite de municipios como Urrao, Salgar y Carmen de Atrato.

En una operación que enfatiza el compromiso con la verdad, los restos de dos hermanos arrancados por la violencia son encontrados tras años de incertidumbre - Ubpd
En una operación que enfatiza el compromiso con la verdad, los restos de dos hermanos arrancados por la violencia son encontrados tras años de incertidumbre - Ubpd

Dicho terreno presentaba riesgos de deslizamiento debido a su ubicación en una zona de alta sismicidad que amenazaban con desaparecer el cuerpo por completo. Yolima, que habría perdido la vida en una explosión en 2003, dejó atrás a su hijo Bayron, fruto de un embarazo durante su tiempo con el grupo armado. Bayron, ahora de 23 años, participó en la búsqueda deseando conocer más sobre su madre, quien entregó el niño a un familiar puesto que no lo podía tener en el monte, pero dos años después, la muerte dejó a Yolima sin la posibilidad de ver a su hijo una última vez.

Por otro lado, el cuerpo de Felipe, hermano menor de Yolima, fue localizado en el corregimiento Nutibara de Frontino, en el occidente antioqueño. El sitio donde se encontraba fue identificado con la ayuda de un testimonio crucial proporcionado por un signatario del acuerdo de paz. La Unidad señaló que el joven murió durante una incursión armada en el 2000. Este proceso de recuperación no solo pone de relieve la tragedia de los conflictos armados y el doloroso legado de los desaparecidos, sino que también subraya el compromiso de la sociedad colombiana con la verdad y la reconciliación.

Gloria María Araque González, coordinadora de la Ubpd en Antioquia, enfatizó la importancia de estos hallazgos para aliviar el prolongado sufrimiento de las familias afectadas. “Con la recuperación de los cuerpos contribuimos a aliviar el dolor de esta familia que los buscaba desde hace más de 20 años. La familia de Yolima y Felipe no tendrán más personas desaparecidas, pues los dos hijos han sido encontrados”.

Adicionalmente, el firmante de paz José Ignacio Sánchez Ramírez resaltó la dificultad y la importancia de la tarea de recuperar estos cuerpos para cerrar heridas del pasado. “Una vez más demostramos que no es fácil encontrar un cuerpo que tiene más de 20 años de estar en un lugar. Sin embargo, el compromiso y la tarea de nosotros, que está consignado en el punto 5 del Acuerdo de Paz, es tratar de hacer lo posible por rescatar esos cuerpos y entregarlos a sus familias”.

La colaboración entre signatarios de paz y ciudadanos potencia las labores de la Unidad de Búsqueda, ofreciendo alivio y respuestas a las familias aún en búsqueda de justicia - Ubpd
La colaboración entre signatarios de paz y ciudadanos potencia las labores de la Unidad de Búsqueda, ofreciendo alivio y respuestas a las familias aún en búsqueda de justicia - Ubpd

Es de notar que Antioquia se posiciona como uno de los departamentos más afectados por la desaparición de personas en el contexto del conflicto armado colombiano, con el 25% de los casos reportados en todo el país. La Unidad hace un llamado a la comunidad para que cualquier información que pueda contribuir a la localización de personas desaparecidas sea compartida, garantizando la confidencialidad de los datos proporcionados.