Los secretos de Salvatore Mancuso: el testimonio ante la JEP que hace que tengan que revisar hasta su comida

En la tarde del martes 27 de febrero, el ex jefe paramilitar volvió a Colombia. Aún es una incertidumbre lo que pasará con él

Compartir
Compartir articulo
El exjefe paramilitar ya está en Colombia - crédito Migración Colombia
El exjefe paramilitar ya está en Colombia - crédito Migración Colombia

Cuatro años después de su sometimiento a la justicia como parte del proceso de paz entre las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y el Estado colombiano en 2004, el 13 de mayo de 2008 se registró la extradición de Salvatore Mancuso y otros 13 jefes del grupo paramilitar a Estados Unidos. Casi 16 años más tarde, el exlíder del bloque Norte de las AUC retornó a Colombia y con él todas sus historias.

Sobre las 2:19 p. m. del martes 27 de febrero, un vuelo chárter en el que viajaron 109 migrantes devueltos a Colombia desde Estados Unidos aterrizó en el aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá. Uno de estos pasajeros era Salvatore Mancuso, que llegó al país, aunque su futuro sigue siendo una incertidumbre.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

En estos momentos, Mancuso se divide entre múltiples condenas por más de 4.000 hechos delictivos, entre los que se incluye desplazamientos, desapariciones y homicidios; pero también existe la posibilidad de que sea aceptado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Esto último se debe a que los testimonios que entregó en una audiencia pública el 17 de noviembre de 2023 podrían hacer parte de un proceso de reparación y búsqueda de la verdad respecto a la oleada de violencia que protagonizaron las AUC en varias regiones del país.

En Infobae Colombia recapitulamos las partes más importantes de lo que dijo Mancuso en su momento; por estas historias estará vigilado las 24 horas del día y se revisará hasta la comida, ante la posibilidad de que pueda ser envenenado.

Salvatore Mancuso volvió a Colombia en la tarde del 27 de febrero - crédito JEP
Salvatore Mancuso volvió a Colombia en la tarde del 27 de febrero - crédito JEP

AUC en Venezuela

Además de testimonios sobre hechos que se registraron en Colombia, Salvatore Mancuso también afirmó que políticos venezolanos lo contactaron para que las AUC pudieran ayudar en un golpe de Estado en contra de Hugo Chávez.

En algún momento vino un general venezolano acompañado de su hijo y unos políticos venezolanos a proponernos a Carlos Castaño y a mí. Incluso, Jorge Iván Laverde los acompañó en el helicóptero o fue Armando Alberto, para que vinieran hasta Tierralta, Córdoba, a proponernos que diéramos un golpe de Estado entre una parte de las Fuerzas Militares venezolanas aliadas con nosotros para derrocar, asesinar a Hugo Chávez”, fueron las palabras del exjefe paramilitar durante la audiencia.

Este no fue el único relato que tuvo al país vecino como protagonista, ya que el exlíder paramilitar aseguró que en esta nación había fosas comunes de víctimas, debido a que por orden de Carlos Castaño y ante la posibilidad de que los cuerpos fueran encontrados en Colombia, se decidió que era el mejor lugar para desaparecer toda prueba que tuviera relación con estas muertes:

“En el 2001 la Fiscalía estaba cerca de encontrar una fosa común que teníamos, unas 50 personas que se habían capturado y asesinado y se iban enterrando en un cementerio clandestino que teníamos. Esa evidencia se desaparecía y por eso se llevaban a Venezuela. Carlos Castaño me dio la orden de coordinar esa desaparición de víctimas a partir de una reunión de altos mandos militares por la preocupación y por presiones del Gobierno nacional de ese entonces, esto es 2000- 2001, por el número de víctimas”.

Gustavo Petro como objetivo militar

Mancuso afirmó que el presidente Petro hizo parte de los objetivos militares del DAS - crédito EFE/Miguel Salvatierra
Mancuso afirmó que el presidente Petro hizo parte de los objetivos militares del DAS - crédito EFE/Miguel Salvatierra

Otro punto que hizo eco en Colombia es que Salvatore Mancuso afirmó que, en su momento, el hoy presidente de Colombia, Gustavo Petro, fue declarado objetivo militar por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), en listas que entregaba José Miguel Narváez y en las que también estuvo incluido el nombre del canciller Álvaro Leyva y el humorista Jaime Garzón:

“Él no comentaba con quiénes elaboraba (los listados), sino que había pedidos de altos mandos militares que eran coincidentes. Él siempre decía que esas personas (líderes políticos o defensores de derechos humanos) hacían más daño que varios guerrilleros. Decía que una persona de estas hacían más daño que 100 guerrilleros con fusiles”

Apoyo de políticos y empresas privadas

Salvatore Mancuso afirmó que su vuelta al país será para ayudar en el cumplimiento del proceso de paz - crédito Colprensa
Salvatore Mancuso afirmó que su vuelta al país será para ayudar en el cumplimiento del proceso de paz - crédito Colprensa

Durante el relato de Mancuso, el ex jefe paramilitar también se refirió a los nexos entre políticos y las AUC, pero en su momento pidió profundizar en este aspecto en un espacio más privado.

Las autodefensas intervinieron en las elecciones al Congreso y la elección de presidencia. Solicito que hablemos de estos temas en privado. También hubo apoyo en elecciones al señor Horacio Serpa, al mismo Pastrana y a Uribe”, fueron las palabras de Mancuso.

Sumado a esto, el ex jefe paramilitar habló de apoyo financiero que recibieron por parte de empresas reconocidas en el país, de las cuales algunas ya han sacado comunicados negando dicha conexión con el grupo armado fundado por los hermanos Castaño.

La conexión entre el Ejército Nacional y las AUC

Otro de los puntos que deberá sustentar Mancuso en Colombia son las acusaciones en contra del Ejército Nacional, ya que aseguró que las masacres de El Aro y La Granja se habían orquestado con participación de la Cuarta Brigada.

“La orden llegó a la casa Castaño, cuando las pide Pedro Juan Moreno (entonces secretario de gobierno de la Gobernación de Antioquia de Álvaro Uribe) asciende hasta el general Iván Ramírez y de allí a la Cuarta Brigada, donde me reuní personalmente con el general Manosalva”, fue parte del relato de Mancuso.

Sumado a esto, también se atrevió a dar nombres propios y señaló al general retirado Publio Hernán Mejía, que fue imputado ante la JEP por su responsabilidad en 75 casos de ejecuciones extrajudiciales: “Que yo recuerde ‘Jorge 40′ trabajó con un coronel Publio Mejía”.

Falsa desmovilización del EPL

Otro punto que llamó la atención de la opinión pública es que Mancuso afirmó que el Gobierno Samper tenía conocimiento de una falsa desmovilización por parte del Ejército Popular de Liberación (EPL), en el que estos hombres pasarían a ser parte de las filas de las AUC: “El comandante Carlos Castaño habló directamente con el ministro Serpa y le informó que íbamos a adelantar esas operaciones. El Gobierno estaba enterado… Desde el gobierno Samper sabían que esta era una operación de autodefensas”.

En este falso proceso hizo parte alias Otoniel, uno de los criminales más peligrosos en la historia de Colombia, que en un caso similar al del Mancuso, fue extraditado a Estados Unidos en mayo de 2022.