Cocaína incautada en Reino Unido, escondida en cargamento de bananos, habría salido de Santa Marta

Al parecer el cargamento habría sido empacado en Turbo, Antioquia

Compartir
Compartir articulo
Los fardos de cocaína estaban ocultos en cajas de bananas - crédito Europa Press
Los fardos de cocaína estaban ocultos en cajas de bananas - crédito Europa Press

En un impactante operativo en el puerto de Southampton, Inglaterra, autoridades antinarcóticos internacionales lograron la incautación de más de 5 toneladas (aproximadamente 11.000 libras) de cocaína, marcando este evento como la mayor incautación de cocaína en la historia del Reino Unido. La droga, de una calidad A de máxima pureza, provenía de una carga de banano que salió del puerto de Santa Marta, luego de ser embarcada en Turbo, Antioquia. Este alijo, según los informes, estaría vinculado al Clan del Golfo, liderado por el elusivo alias ‘Chiquito Malo’.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

La detección de esta carga ilícita se logró mediante un avanzado proceso de revisión, donde se utilizaron herramientas de análisis de inteligencia artificial. Estas permitieron identificar, en cuestión de segundos, perfiles de empresas con bajos registros de exportación, lo que sugiere la posibilidad de que sean empresas “fachada”. “Las anomalías en la carga fueron detectadas tras pasar por el scanner del cargamento de bananos”, detallaron fuentes de la investigación a Blu Radio.

El proceso investigativo, que culminó con tan significativo hallazgo, fue el resultado de una colaboración multisectorial entre las autoridades colombianas y europeas, que se extendió por varios meses de meticuloso trabajo. Este esfuerzo conjunto representa un duro golpe a las operaciones del Clan del Golfo: “Utilizamos inteligencia artificial para cruzar, en pocos segundos, empresas con bajos récords de exportación”, señalaron los expertos antinarcóticos involucrados al mismo medio de comunicación.

Con el rendimiento de esta cocaína de alta pureza, se estima que, una vez “cortada” o diluida en Europa, podría duplicar su cantidad para abastecer el mercado europeo, lo que subraya la magnitud del impacto que este decomiso podría tener en las redes de distribución de narcóticos a lo largo del continente.

Este operativo no solo destaca por su escala, también por el nivel de sofisticación tanto en las técnicas de ocultamiento utilizadas por los narcotraficantes como en los métodos de detección implementados por las fuerzas del orden. Revela, además, la importancia de la cooperación internacional en la efectiva persecución del crimen organizado transnacional.

Según la NCA se trataría del cargamento de cocaína incautado más grande de la historia - crédito National Crime Agency/AFP
Según la NCA se trataría del cargamento de cocaína incautado más grande de la historia - crédito National Crime Agency/AFP

Este significativo logro en la lucha contra el narcotráfico internacional subraya la persistencia y la resiliencia de las agencias involucradas. Mientras el Clan del Golfo sufre uno de sus mayores golpes, la comunidad internacional celebra este avance como una victoria en el continuo esfuerzo por asegurar un mundo más seguro y libre de drogas ilícitas. La batalla contra el narcotráfico es larga y compleja, pero operativos como estos demuestran que, con colaboración, dedicación y el uso de tecnología avanzada, es posible alcanzar resultados significativos.

Lo que se sabe del cargamento

En un operativo, la Agencia de la Lucha contra el Crimen Organizado (NCA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido ha realizado la mayor incautación de cocaína en la historia del país. A inicios del mes, funcionarios de la NCA interceptaron un contenedor transportado por vía marítima, el cual ocultaba 5,7 toneladas de cocaína entre un cargamento de bananas provenientes de Colombia. La droga, hallada en el puerto de Southampton, al sur de Inglaterra, posee un valor estimado en el mercado de más de 450 millones de libras esterlinas (aproximadamente 570 millones de dólares).

Según declaraciones del director de la NCA, Chris Farrimond, este golpe es significativo porque “representa un gran golpe contra los carteles internacionales” y les priva de “beneficios masivos”. La operación evidencia la envergadura y complejidad de las redes de tráfico de drogas, así como los esfuerzos de las autoridades británicas por combatirlas.

Según la NCA, el destino final de este cargamento era el puerto alemán de Hamburgo, lo que sugiere la existencia de una red de narcotráfico con ramificaciones en múltiples países europeos. La cocaína decomisada en Southampton supera por un amplio margen las cifras de anteriores incautaciones realizadas en el Reino Unido, con récords previos situados en 3,7 y 3,2 toneladas.

Se presume que el cargamento era del Clan del Golfo, específicamente de Chiquito Malo - crédito Policía
Se presume que el cargamento era del Clan del Golfo, específicamente de Chiquito Malo - crédito Policía

La relevancia del mercado de cocaína en el Reino Unido no es menor, representando según estimaciones de la propia NCA, un negocio que genera 4.000 millones de libras esterlinas anualmente (unos 5.070 millones de dólares). Este episodio no solo es indicativo del “crecimiento exponencial” del mercado de la cocaína en la nación insular, sino que también refuerza la necesidad de una cooperación internacional eficaz en la lucha contra el narcotráfico.

En síntesis, la incautación en Southampton representa un hito en la historia de la lucha contra el narcotráfico en el Reino Unido y posiblemente en Europa. Revela no solo la escala del problema, sino también el compromiso de las fuerzas del orden por erradicarlo. A medida que se desarrolle la investigación y se profundice en las redes implicadas en este caso, es probable que surjan nuevos datos sobre las operaciones de narcotráfico a nivel internacional. Este acontecimiento subraya la importancia de mantener y fortalecer los esfuerzos conjuntos en materia de seguridad y justicia a nivel global.