La historia de cómo salió Rodrigo Pardo de un importante medio de comunicación por enfrentarse a Álvaro Uribe

Entre la destacada hoja de vida de Rodrigo Pardo se encuentra su paso por la dirección de la Revista Cambio, que cuestionó los logros de la seguridad democrática de Álvaro Uribe y destapó varios escándalos de su gobierno

Compartir
Compartir articulo
Rodrigo Pardo fue director de la Revista Cambio, que destapó varios escándalos del gobierno de Álvaro Uribe - crédito Colprensa.
Rodrigo Pardo fue director de la Revista Cambio, que destapó varios escándalos del gobierno de Álvaro Uribe - crédito Colprensa.

El reconocido analista político y periodista Rodrigo Pardo será recordado por su legado de integridad en el mundo del periodismo y por librar duras batallas durante su carrera profesional.

La más difícil, quizás, fue la librada en su etapa como canciller del gobierno de Ernesto Samper, que tuvo fuertes cuestionamientos por la supuesta financiación del narcotráfico a su campaña presidencial. Pero la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) recordó un fuerte enfrentamiento que demuestra las tensiones entre el periodismo y el poder político en Colombia.

Ya había salido de la dirección de El Espectador por defender la independencia de los medios de comunicación, según relató el diario El País, cuando pasó a El Tiempo para dirigir a la recién adquirida Revista Cambio.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Junto con María Elvira Samper, dirigía a la revista durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, el más popular de los últimos cincuenta años. Eso no les impidió destapar estruendosos escándalos, como el de Agro Ingreso Seguro, o darle eco a la información de la Corporación Nuevo Arco Iris, dirigida en ese momento por León Valencia, que mostraba que los logros de la denominada seguridad democrática de Uribe tenía en realidad sus aspectos oscuros.

Cuenta la Fundación Pares que las publicaciones de Cambio molestaron a José Obdulio Gaviria, asesor presidencial, y al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Tanto fue así que José Obdulio llamó a Rodrigo Pardo “Líder de la bigornia” en una columna para el diario El Tiempo, refiriéndose a que era líder de una especie de barra brava antiuribista. Juan Manuel Santos, por su parte, llamó a Pardo y a Samper “idiotas útiles de la guerrilla” por difundir la información de la Corporación Arco Iris.

Otro escándalo que denunció Cambio fue el pacto secreto que hizo Uribe con el Barack Obama, presidente de Estados Unidos en ese momento, para entregarle bases militares al ejército de ese país en Colombia.

El 9 de febrero de 2010 ―día del periodista―, la Casa Editorial El Tiempo anunció que la Revista Cambio saldría de circulación. Según sus directivos, el motivo fueron las bajas ventas de la revista. No obstante, de fondo estaba la amistad de José Obdulio con Francisco Solé, uno de los directivos de Planeta, que acababa de adquirir el periódico colombiano.

Rodrigo Pardo no tenía miedo de publicar escándalos del gobierno de Uribe, el más popular de los últimos años - crédito Colprensa.
Rodrigo Pardo no tenía miedo de publicar escándalos del gobierno de Uribe, el más popular de los últimos años - crédito Colprensa.

Pares afirma que el mismo Rodrigo Pardo dijo en una entrevista con Juan Roberto Vargas en 2010 que Gaviria pudo haber incidido en Solé para cerrar la revista.

Pero siempre tuvo las puertas abiertas en los medios de comunicación, por lo que luego fue director de Noticias RCN, director editorial de la Revista Semana y director de la mesa de trabajo de RCN Radio. Nunca perdió su talante de independencia del poder, de acuerdo con lo que afirma El País.

Le gustaba practicar deporte y corrió varias maratones. Dice Pares que en su mejor época corría 50 kilómetros semanales, pero luego tuvo que tomar una vida más sedentaria debido a su estado de salud. A pesar de eso, siguió con su actividad periodística; de hecho, había empezado con su propio pódcast llamado Los Internacionalistas, en el que analizaba temas coyunturales de la geopolítica internacional con otros excancilleres.

Rodrigo Pardo dejará un legado en el periodismo del país - crédito Colprensa.
Rodrigo Pardo dejará un legado en el periodismo del país - crédito Colprensa.

“Definitivamente, no estamos preparados para lo único que tenemos por inevitable. No sabemos cómo morir. Después de que me anunciaran la enfermedad, murió mi padre, y luego mi hermano. El que iba a morir era yo, no ellos. La muerte es inevitable, pero, además, ilógica. Llegué a tener todas las condiciones, y más, para morir. Y, sin embargo, aquí estoy. Se fueron los que no estaban en las cuentas de nadie para morir”, dijo en una entrevista con Gustavo Gómez para la revista Bocas, respecto a su enfermedad.