José Félix Lafaurie advirtió que el “paro armado no quedó incluido como una violación al cese del fuego” con el ELN

El presidente de Fedegán señaló que entiende que en la noche del 13 de febrero se suspendió el paro armado, pero que son las autoridades del departamento las que deben verificar si, en efecto, es así o no

Compartir
Compartir articulo
José Félix Lafaurie habló sobre la suspensión del paro armado que había decretado el ELN en Chocó - crédito Colprensa/EFE
José Félix Lafaurie habló sobre la suspensión del paro armado que había decretado el ELN en Chocó - crédito Colprensa/EFE

El 13 de febrero, el Ejército de Liberación Nacional anunció la suspensión del paro armado que había decretado en el departamento de Chocó, desde el 10 de febrero, luego de que desde distintos sectores, incluido el Gobierno nacional, se calificara como un desatino y una burla al cese al fuego. El 14 de febrero, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos y miembro de la delegación negociador del Gobierno, José Félix Lafaurie, advirtió que en los protocolos del cese no estaba incluido los paros armados.

Lafaurie también señaló, en Blu Radio, que debe prestársele atención a esto en la mesa de diálogos, insistiendo en que no se ha contemplado, en ninguno de los seis ciclos de diálogos que han adelantado el Gobierno y el ELN: “Yo sí creo que es una situación que merece la mayor atención, porque los acuerdos firmados, si bien no establecen la prohibición expresa durante el cese del fuego, que se elabora en un acuerdo muy técnico con protocolos de acciones prohibidas, el caso del paro armado no se ha considerado”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Luego reparó en que, es un contrasentido que la guerrilla ordene este tipo de paros, que afectan, más que todo, a la población civil, siendo este el foco del cese al fuego que han pactado el Gobierno y el ELN: “Lo digo con toda la claridad, hostigar, hostilizar, afectar a la población, que es el propósito del cese, me parece que es un error político, especialmente del ELN. Al margen de la consecuencia que tiene para la población que vive en esos cinco municipios”.

También advirtió que “el cese al fuego tiene un protocolo, en el que claramente precisa qué tipo de acciones son prohibidas. Los ceses al fuego son documentos, muy rigurosos desde el punto de vista militar y, en consecuencia, esa particularidad no había quedado recogida en las acciones prohibidas”.

Comunicado del Frente de Guerra Occidental Ómar Gómez, del ELN - crédito redes sociales
Comunicado del Frente de Guerra Occidental Ómar Gómez, del ELN - crédito redes sociales

Después subrayó en que, por más que no estén incluidos, en los protocolos del cese al fuego, los paros armados, “no significa que el contexto del cese al fuego, que el Gobierno lo firma con un grupo armado ilegal, es precisamente para darle respiro a las poblaciones que han estado asediadas por la violencia. En consecuencia, si bien, técnicamente no está incorporado en el protocolo, es evidente que el cese se hace precisamente en favor de la población y sobre todo en poblaciones víctimas vulnerables y víctimas como estas”.

Lafaurie acotó que, entiende que en la noche del 13 de febrero se suspendió el paro armado, pero que son las autoridades del departamento las que deben verificar si, en efecto, es así o no. También dijo que la gobernadora Nubia Carolina Córdoba-Curi está trabajando activamente para garantizar la seguridad y bienestar los chocoanos.

“La gobernadora del departamento del Chocó ha estado muy activa, abogando y tratando de mostrar la realidad de más de treinta mil personas confinadas por el paro armado. Entendemos que ayer se suspendió, pero claro, solo en la medida en que las propias autoridades estén allá en el territorio, es posible verificar si eso es exactamente así o no lo es”, dijo el líder gremial a Blu Radio.

El ELN decretó, el 10 de febrero, un paro armado en Chocó, que, ante las críticas de distintos sectores, levantaron desde las cero horas del 14 de febrero - crédito Mario Caicedo/EFE
El ELN decretó, el 10 de febrero, un paro armado en Chocó, que, ante las críticas de distintos sectores, levantaron desde las cero horas del 14 de febrero - crédito Mario Caicedo/EFE

Sobre las declaraciones del ELN, que han advertido que el paro armado se dio para contrarrestar al, según ellos, contubernio que hay entre la fuerza pública y el Clan del Golfo, Lafaurie dijo que este es el argumento que ha esgrimido la guerrilla durante en los últimos ciclos de negociación, para, a su juicio, tapar que la lucha en las regiones es por el control del territorio para salvaguardar las economías ilícitas.

“Desde hace un par de rondas, ese ha sido el argumento central del Ejército de Liberación Nacional, el país sabe, exactamente y lo sabe bien, que lo que hay es una disputa por el control territorial en algunas zonas para la protección de las actividades ilícitas, en consecuencia, el argumento se cae por su propio peso, entre otras, y muchas, por la manera en como la gobernadora ha venido denunciando estos hechos”.