Daniel Quintero reaccionó a fallo contra EPM por Hidroituango: “Hay billones en juego y se los van a cobrar a la gente”

El exalcalde de Medellín responsabilizó a Aníbal Gaviria y a Federico Gutiérrez por el fallo en contra de EPM

Compartir
Compartir articulo
El exalcalde de Medellín atacó a la Cámara de Comercio de Medellín por el fallo en contra de EPM y además responsabilizó a Aníbal Gaviria y a Federico Gutiérrez - crédito EFE.
El exalcalde de Medellín atacó a la Cámara de Comercio de Medellín por el fallo en contra de EPM y además responsabilizó a Aníbal Gaviria y a Federico Gutiérrez - crédito EFE.

Ante el duro golpe que recibió EPM por cuenta del fallo de un tribunal de arbitramiento de la Cámara de Comercio de Medellín por la contingencia en Hidroituango, que lo obliga a pagar $781.828 millones de pesos, el exalcalde Daniel Quintero aseguró que se trata de la “tumbada del siglo”.

En un video publicado en su cuenta de X, acompañado de un extenso trino, el exmandatario de la capital antioqueña expresó su descontento por la decisión del juez y manifestó que EPM no debería asumir todas las consecuencias de la contingencia de Hidroituango en 2018, porque solamente es dueña de la mitad del proyecto y la otra mitad pertenece a la Gobernación de Antioquia.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

De tal forma que aseguró que los que deberían pagar la multa son “los políticos” y responsabilizó directamente a Aníbal Gaviria y a Federico Gutiérrez por, según él, cambiar los diseños del megaproyecto y “no hacer caso al borde a los expertos”.

Daniel Quintero expresó su preocupación porque EPM deberá pagar por todos los daños de Hidroituango - crédito Captura de pantalla.
Daniel Quintero expresó su preocupación porque EPM deberá pagar por todos los daños de Hidroituango - crédito Captura de pantalla.

Así mismo, Quintero atacó a la Cámara de Comercio de Medellín por el fallo: “Ustedes saben cómo se ha portado la Cámara de Comercio de Medellín con EPM. Fueron los primeros en atacarnos, cuando pusimos la demanda contra los contratistas, pero además ellos financian a Todos por Medellín, que fue una organización que crearon los contratistas y otros cuando nosotros decidimos poner la demanda contra los constructores del proyecto”.

Dijo además que lo más grave del fallo no es el dinero que debe pagar la compañía, sino que deba responder por el 100% de todos los daños que no puede transferirle una parte a la Sociedad Hidroituango.

Aseguró que durante su Alcaldía se recuperaron 4,3 billones de pesos del proyecto gracias a una demanda que interpuso a los contratistas, pero que hacen falta recuperar otros seis billones y que todo apunta a que “se los van a cobrar a la gente”.

“Si el nuevo gerente de EPM (John Alberto Maya) y Fico deciden bajar la demanda que nosotros pusimos contra los contratistas y que están en proceso de admisión en el Consejo de Estado, entonces no va a haber a quién cobrarle esos seis billones de pesos y se los van a cobrar a la gente. Son billones en juego”, dijo.

Expresó que las empresas demandadas son “muy poderosas” y que “durante estos cuatro años esas empresas se han dedicado a engañar a la gente”.

“Mientras yo como alcalde demandé a los contratistas, los políticos de nuestra amada Antioquia se dedicaron a demandar a EPM, ¿por qué? Porque la quieren ver quebrar”, aseguró el exalcalde.

¿Quién tuvo la culpa por los atrasos de Hidroituango?

Según el laudo arbitral del jueves pasado, el culpable de los atrasos y la contingencia en Hidroituango fue EPM. La decisión se tomó en respuesta a un pleito entre la compañía y la Sociedad Hidroituango que sostienen desde octubre de 2020.

Como la Sociedad está compuesta por 56% de acciones de la Gobernación de Antioquia y 46% de acciones de EPM, que pertenece a la Alcaldía de Medellín, se trataba de una batalla entre la Gobernación y la Alcaldía, que terminó ganando la Gobernación.

La investigación de la Contraloría reveló que para finales de 2012, Hidroituango y EPM ya sabían que la generación de energía del proyecto hidroeléctrico no se iniciaría para 2018, detectándose un retraso de nueve meses antes de esa fecha.

Los intentos por cumplir con los tiempos llevaron a decisiones precipitadas ante los retrasos en desviar el río Cauca, tarea necesaria para la construcción de la presa y que solo podía realizarse estacionalmente.

Años después de lo previsto se contempló un nuevo método de desviación mediante un tercer túnel no planeado inicialmente. La falla de esta Galería Auxiliar de Desviación en 2018 agravó la situación, llevando finalmente al proyecto a operar en 2022 con sus primeras turbinas, cuatro años después de lo planeado.