Cultivadores cafeteros se irían a paro en 2024: piden la presencia de Petro y acciones de la Federación Nacional de Cafeteros

Los cultivadores se dieron cita en el Parque del Café para anunciar que, de no haber una mejora para ellos, saldrán a protestar para hacer sentir su voz

Compartir
Compartir articulo
Los cultivadores aseguraron que no cuentan con el dinero suficiente para ingresar al Parque del Café, que fue construido con las ganancias de sus cultivos - crédito Gustavo Amador/EFE
Los cultivadores aseguraron que no cuentan con el dinero suficiente para ingresar al Parque del Café, que fue construido con las ganancias de sus cultivos - crédito Gustavo Amador/EFE

2023 no ha sido un buen año para los caficultores, pues han enfrentado varios problemas como la baja en el precio interno del grano o menos cantidad de áreas para cultivo, entre otras, por lo que desde la Unión de Cafeteros de Colombia anunciaron que se irán a paro en 2024.

A través de una publicación en su cuenta de X (antes Twitter), la entidad confirmó su intención de protestar durante la primera semana de febrero del año entrante: “Caficultores de Colombia definimos PARO CAFETERO para febrero de 2024. 💪🙋🏼‍♂️🧏”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

De acuerdo con la información que se conoció sobre el paro, entre las razones de los cultivadores de café estaría la falta de apoyo por parte del Gobierno nacional frente a las pérdidas que dejó la última cosecha, que ascenderían a dos billones de pesos.

“Exigimos al presidente Petro que deje la palabrería y solucione el hambre y los dos billones de pesos que hemos perdido los cafeteros en la anterior cosecha”

También le hicieron un llamado a la Federación Nacional de Cafeteros para que tome las medidas necesarias que permitan a los cultivadores generar ingresos. De lo contrario, amenazaron con salir a las vías del país para hacer sentir su voz: “La plata se la quedan unos pocos y al cafetero de a pie solamente le quedan deudas, pobreza, tristeza y dolor. Le exigimos al presidente de la República y a la Federación Nacional de Cafeteros que los cambios sean inmediatos, de lo contrario, nos veremos nuevamente en las carreteras en un gran paro nacional para reivindicar los derechos de nosotros los cafeteros de base”.

Los cultivadores, que se dieron cita en Quindío para protestar, aseguraron que no están de acuerdo con el Congreso que se lleva a cabo en Bogotá, pues es liderado por burgueses que no los representan.

“Hoy estamos reunidos aquí en contra vía del Congreso Nacional Cafetero que se desarrolla en la ciudad de Bogotá y que solamente es liderado por burgueses, y el presidente se va del país y no asume la responsabilidad que le corresponde con los cafeteros del país, con la base con los que nos mojamos al sol y al agua”
Los cultivadores solicitaron la presencia del presidente Petro, además de acciones por parte de la Federación Nacional de Cafeteros - crédito John Jairo Bonilla/EFE
Los cultivadores solicitaron la presencia del presidente Petro, además de acciones por parte de la Federación Nacional de Cafeteros - crédito John Jairo Bonilla/EFE

Sobre el congreso, el vocero explicó: “Nos encontramos en el Parque del Café el 29, haciendo el congreso de los pobres, de las bases, los que no compartimos el congreso burocrático que se está desarrollando en la ciudad de Bogotá”.

En el video, el vocero cafetero también dio a conocer el malestar de los cultivadores al no tener el dinero necesario para ingresar al Parque del Café, pues aseguró que muchos de sus compañeros no pueden costear el ingreso a las instalaciones que fueron construidas con dinero de las cosechas.

“No podemos entrar porque vale 85.000 pesos, entonces todos los delegados que vinieron de las diferentes regiones del país no tienen con qué pagar dicha suma, esas son las empresas del estado cafetero, esas son las empresas que construyen con la plata de nosotros y que solamente benefician a unos pocos”

Qué dicen en el Congreso Nacional Cafetero

Germán Bahamón, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, aseguró en conversación con el periódico El Tiempo que la situación actual no es una crisis, sino un plan de austeridad que se enfoca en la salud financiera y en acciones de apoyo a los caficultores.

También recordó la cooperación que existe entre el Gobierno nacional y los caficultores en temas como el desarrollo agropecuario, por lo que aseguró que cuando el precio estuvo alto no se habló de bonanza y ahora no se puede tomar como crisis.