Arrancó el desmonte de puente peatonal Molinos en extensión de la Troncal Caracas

Este proyecto tendrá una longitud de 64 metros, cuenta con una inversión de $10.012 millones y entrará en funcionamiento en junio de 2023

Compartir
Compartir articulo
La nueva infraestructura mejorará el acceso a personas con movilidad reducida.
La nueva infraestructura mejorará el acceso a personas con movilidad reducida.

Como parte de las obras que se están adelantando en el proyecto de la Extensión Troncal Caracas, que va desde la carrera décima en la actual estación Molinos hasta la calle 68 Sur, finalizando en el Portal de Usme, el Instituto de Desarrollo Urbano IDU, inició el sábado 18 de febrero, los trabajos de desmonte del actual puente peatonal de la estación.

Esta es una actividad que se adelantará con el fin de entregarle a la comunidad un nuevo puente que alimente la estación de Transmilenio, que cumpla con la demanda de usuarios, que sea mucho más amplio y con mejores condiciones para la movilidad ciudadana.

De acuerdo con el director del Instituto de Desarrollo Urbano, Diego Sánchez Fonseca, “el nuevo puente conectará la estación alimentadora de Molinos con la estación BRT de Transmilenio de este sector y facilitará el acceso de los usuarios de los barrios Abraham Lincoln y Molinos a la estación. En esta obra trabajarán alrededor de 30 personas y espera entregarse a la ciudadanía en operación en junio de este 2023″.

Las características del proyecto

Ahora, con relación a sus características físicas de esta remodelación, este proyecto tendrá una longitud de 64 metros, cuenta con una inversión de $10.012 millones, y será construido en una estructura metálica con tres rampas de acceso, sin escaleras, y contará con iluminación para el carril BRT y mixto en ambos sentidos.

Frente al desmonte que comenzó este sábado, el IDU aclaró que esta es una actividad que se debe realizar de manera previa a la construcción del nuevo puente peatonal, debido a que gran parte de la estructura actual impediría físicamente realizar cualquier avance de construcción bajo los estándares de calidad de ingeniería y de seguridad necesarios para este tipo de infraestructura.

Igualmente, de acuerdo con el Instituto, si se llevara a cabo la nueva construcción de manera previa al desmonte, se afectaría la movilidad del sector tanto vehicular como peatonal en un lapso de tiempo mayor al que se tiene previsto.

Accesos temporales para facilitar la movilidad

Punto aparte, con el fin de facilitar la movilidad de la ciudadanía que transita por el sector, aunque este tipo de obra no tiene como tal un Plan de Manejo de Tránsito (de los cuales se encarga la secretaría de Movilidad), se habilitarán los siguientes accesos peatonales:

  • El cruce peatonal sobre la Avenida Caracas sólo se podrá realizar por la intersección semaforizada de la carrera 9 con Avenida Caracas.
  • El ingreso a la estación Molinos desde el occidente sólo se podrá hacer sobre la intersección semaforizada de la carrera 9.
  • El ingreso a la estación Molinos desde el oriente se podrá realizar sobre la intersección semaforizada de la carrera 9 y sobre la carrera 7, en donde se habilitará un semáforo peatonal para este fin.

Sobre la extensión Caracas

Por último, el IDU hizo un avance frente a la extensión Caracas, obra que le permitirá a los peatones, ciclistas y usuarios el acceso a cerca de 63.000 metros cuadrados de espacio público, senderos peatonales y plazoletas. Además, 3,5 kilómetros de ciclorruta, y la construcción del nuevo puente vehicular Chiguaza, en la avenida Caracas con calle 51 sur y en la intersección con carrera 5Z, cerca de la estación Molinos, que evitará las inundaciones que se han presentado históricamente en el sector Molinos.

Esta construcción beneficiará a más de 850.000 habitantes de las localidades de Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe y Usme, y en general a todas las personas que transitan por esta vía, garantizando un sistema ágil, seguro, incluyente y suficiente para facilitar la movilidad de todos los bogotanos.

La obra total tiene un avance del 43,12%, una inversión de $387.000 millones y ha generado 1.480 empleos directos durante su construcción. La obra finalizada se tiene proyectada entregar en el primer trimestre de 2024.