La falta de precipitaciones ya afecta al 80% de la región núcleo
La falta de precipitaciones ya afecta al 80% de la región núcleo

La condiciones climáticas desfavorables continúan afectando a la producción agropecuaria: excesos de lluvias en el norte de nuestro país, incendios en una parte de La Pampa y sequía que afecta a la región núcleo, generando pérdidas en rendimientos que provocarán caídas en las actividades de muchas  economías de pueblos y ciudades del interior.

La falta de lluvias y elevadas temperaturas, marcaron el ritmo durante el mes de febrero que dejó un importante déficit de agua en la región núcleo, donde la condición de sequía ya afecta al 80% de esta zona productiva. Así lo señala un informe de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Estado de los cultivos

Marzo comenzó con necesidad de agua en suelos de más de 140 milímetros y con picos de 160 milímetros en Córdoba, “para que el suelo vuelva a alcanzar las condiciones óptimas de humedad”
Marzo comenzó con necesidad de agua en suelos de más de 140 milímetros y con picos de 160 milímetros en Córdoba, “para que el suelo vuelva a alcanzar las condiciones óptimas de humedad”

En lo que respecta a la soja de primera, el 70% de los cuadros están llegando al máximo tamaño de los granos con rendimientos prácticamente definidos, donde los promedios rondan los 33 quintales por hectárea. Según el relevamiento realizado por la bolsa rosarina, "el 65% de los cuadros se los clasifica entre buenos y muy buenos y un 35% entre regulares y malos". Un dato positivo en medio de un escenario complejo: por la baja presencia de plagas y enfermedades de fin de ciclo, bajaron los costos de tratamientos de control.

La soja de segunda sigue presentando caída de rendimientos por falta de precipitaciones, con promedios que están por debajo de los 15 quintales por hectárea, y donde el 70% de los cuadros se encuentran formando el fruto y el 30% restante en plena floración.

Por otro lado, hay unas 750 mil hectáreas de maíz temprano que aguardan que baje la humedad de sus granos para ser cosechados. Hasta el momento, lo lotes cosechados en el centro-sur de Santa Fe presentan rendimientos de entre 80 y 100 quintales por hectárea.

El informe de la BCR también refleja la situación de los maíces tardíos, donde la sequía impacta muy fuerte y existen unas 200 mil hectáreas que se encuentran en estado de entre regular y malo. En el centro sur de Santa Fe, existen lotes donde los productores ya comenzaron a picar o dejan ingresar al ganado.