La producción cárnica genera un efecto multiplicador.
La producción cárnica genera un efecto multiplicador.

Según un informe recientemente difundido por el Ministerio de Agroindustria bonaerense, la provincia de Buenos Aires lidera el ranking de la producción de carne bovina y porcina ya que aporta al total nacional el 52% y 53% respectivamente, seguida por Córdoba.

Buenos Aires ocupa el segundo puesto como productora de carne aviar con el 33% después de Entre Ríos.

"La provincia de Buenos Aires tiene el potencial real más grande de Argentina, por eso trabajan en conjunto con el sector productivo y el Ministerio de Agroindustria de Nación para potenciar las carnes de la provincia y así crear más empleo y acelerar la actividad económica" aseguró el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, al compartir los datos.

Tan es así, que en relación al movimiento económico, el informe indica que al sumar el consumo interno más el comercio exterior, las cadenas cárnicas bovina, porcina y aviar aportan US$ 11.964 millones anuales a la economía provincial.

En este sentido, Sarquís comenta el trabajo que hacen desde el Ministerio para motivar dicha actividad ganadera: "Se están realizando acciones para impulsar el desarrollo de las carnes en la provincia de Buenos Aires, con acciones para incrementar el peso de faena bovina, créditos a la producción a través del Banco Provincia, el plan MEGABA (Mejor Ganadería BA) con foco en el sector porcino y productores no bancarizados. Además de trabajar en mesas sectoriales que se reúnen periódicamente con todos los actores de la cadena".

Ni la lluvia lo para

Cabe resaltar que más allá de los problemas que generaron las inundaciones a cientos de productores bonaerenses, el crecimiento de las cadenas cárnicas no se detuvo con respecto al 2016.

Al respecto, el estudio detalla que el stock bovino creció un 4%, la producción un 3% y el ingreso de divisas un 9%. Con respecto a la carne aviar, la faena aumentó un 5% y el ingreso de dólares por exportación un 24%. En carne porcina también crecieron las exportaciones en un 73%, aunque desde un valor bajo y la ovina se incrementó en un 64%.

Los bonaerenses consumen más carne aviar de la que producen, por ello deben importar desde otras provincias (Getty Images)
Los bonaerenses consumen más carne aviar de la que producen, por ello deben importar desde otras provincias (Getty Images)

Mayor consumo que producción

En base a lo difundido por la cartera agroindustrial bonaerense, la provincia de Buenos Aires producirá 2,3 millones de toneladas de carnes en 2017, el 59% correspondería a carne bovina, el 29% a carne aviar, el 11% a carne porcina y un 0,16% a carne ovina. Con respecto a este último, vale señalar que el Ministerio de Agroindustria impulsó durante 2016 y 2017, 122 iniciativas de producción ovina por más de $30 millones. De esta manera busca fomentar la producción y a su vez, el consumo de carne de cordero.

Según el estudio, del 52% de la producción de carne bovina, el 71% es para consumo interno, el 13% se exporta y el 16% se comercializa con otras provincias.

En cuanto a la carne porcina, también primera productora del país, con el 53% del total nacional, la mayor parte (90%) de la producción es para consumo interno, comercializando con otras provincias el 7% y sólo un 3% se exporta.

En el caso de la carne aviar, produce el 33% del total nacional. Aquí resaltan
un hecho llamativo: Aun siendo la segunda productora, los bonaerenses
consumen más de lo que producen, por ello deben importar desde otras
provincias parte de su consumo. De esta manera, entre producción propia y de otras provincias, alcanzan un total de 805 mil toneladas de carne aviar, de las cuales consumen el 94% y exportan el 6% restante.

En línea con la ingesta de carnes, tomando el total de habitantes de la
provincia, que estiman en 16,6 millones de personas para 2017, y el promedio de consumo aparente de carne, la provincia habrá destinado al consumo interno 1 millón de toneladas.

El principal consumo fue de carne bovina – 58,44 Kg. por habitante -, seguido por la carne aviar – 44,5 kg -, en tercer lugar la carne de cerdo -13,74 kg- y por último la carne ovina – 1,16 Kg.-.

Más allá del campo

Los autores del informe, consideran que para mover los 2,3 millones de
toneladas de carnes que se producen en Buenos Aires se realizan 268 mil
viajes en camión, si se tiene en cuenta el transporte de animales vivos y
faenados.

Aquí comienza a visualizarse el efecto multiplicador de las producciones cárnicas. "Estos viajes generan alrededor de 1.900 puestos de trabajo directo y fletes equivalentes a $ 3.405 millones", detallan.

A su vez, las exportaciones de las carnes bovina, aviar y porcina, dan origen a un ingreso anual de divisas de US$ 737 millones, provenientes en un 90% de carne bovina, 9% carne aviar y 1% de carne de cerdo.

Lo interesante del informe, es que mediante sus datos permite ver que las
cadenas cárnicas no sólo son importantes por lo que producen hoy y la
actividad económica que generan sino también por el potencial que tienen para crecer en producción, en faena y sobre todo, en exportaciones. "Producir carnes es agregarle valor a los granos y sinónimo de generación de empleo, porque es una de las actividades del campo que más mano de obra requiere, tanto en la producción primaria como en la faena", enfatizan en el estudio.