Cada año diversas especies de tortugas marinas llegan a nuestras costas a desovar. Hoy se llevó a cabo la primera liberación de crías del Programa de Protección y Conservación 2019 (ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM)
Cada año diversas especies de tortugas marinas llegan a nuestras costas a desovar. Hoy se llevó a cabo la primera liberación de crías del Programa de Protección y Conservación 2019 (ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM)

El cambio climático está causando una crisis en la proporción de los sexos en las tortugas marinas debido a que las temperaturas de la arena fomentan sólo un género, reportó el lunes The Washington Post.

A medida que la tierra se calienta, los científicos predicen que las crías de tortuga, en todo el mundo, serán casi todas hembras, lo que convierte a los quelonioideos en una victima inesperada del calentamiento global.

En Cabo Verde, un estado soberano insular de África situado en el océano Atlántico, donde una sexta parte de las tortugas del planeta ponen sus huevos, la disparidad es enorme. El 84% de las tortugas marinas bebé son mujeres, revelaron investigadores de la Universidad de Exeter en un informe publicado en junio.

Los machos aquí podrían desaparecer en dos o tres décadas”, dijo Adolfo Marco, investigador español que acampa cada verano en Boa Vista, una de las 10 islas de Cabo Verde. “No habrá reproducción”.

El aumento de las temperaturas de la arena fomentan la reproducción de un sólo género. (Foto: @PtoMorelosAyto)
El aumento de las temperaturas de la arena fomentan la reproducción de un sólo género. (Foto: @PtoMorelosAyto)

Las poblaciones, de tortuga, en Florida y Australia también están mostrando dramáticos desequilibrios sexuales, provocando temores de que las criaturas que sobrevivieron a los dinosaurios ahora estén camino a la extinción.

En el 2018 se publicó una investigación sobre tortugas verdes cerca de la Gran Barrera de Coral de Australia donde se registró 116 crías hembras por cada macho. Investigadores de la Florida Atlantic University estiman que las crías en las playas de Boca Raton actualmente son por lo menos 90% hembras.

Los últimos cinco años han sido los más cálidos que se han registrado en el mundo. La temperatura global registrada desde 2015 se encuentra 1,1 grados centígrados por encima de la que había en la era pre-industrial (1850-1900), y 0,2 grados superior a las anotadas entre 2011 y 2015. En Cabo Verde, el calentamiento está por encima de la media: desde 1964 han estado alrededor de 1,3 grados centígrados, según los registros del aeropuerto principal.

Si la tendencia continúa al ritmo de la proyección más baja del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, los investigadores estimaron que menos del 1% de las tortugas marinas del país nacerán machos a finales de siglo. Si la temperatura sube más de lo esperado, podría eliminar la especie por completo.

Esto ha alertado a las autoridades en el archipiélago, que vincula su economía a las aproximadamente 30,000 tortugas marinas que anualmente migran a las islas para anidar. El turismo representa el 15% de su economía. “Las tortugas son la esencia de Cabo Verde”, dijo Paulo Veiga, secretario de Estado adjunto para la economía marítima del país.

Los científicos no saben con certeza por qué el medio ambiente determina el género de algunos lagartos, cocodrilos y varias especies de tortugas marinas. Los huevos de las tortugas marinas que se incuban en la arena por debajo de los 27,7 grados centígrados producen machos, según la Administración Nacional de Asuntos Oceánicos y Atmosféricos, mientras que los nidos que se acercan a los 30 centígrados crean una mezcla de géneros. Si la temperatura supera los 31 centígrados, todas las crías serán hembras.

Además del calentamiento global, las tortugas marinas son víctimas de los desechos plásticos, las redes de pesca y los derrames de petróleo. (NatGeo)
Además del calentamiento global, las tortugas marinas son víctimas de los desechos plásticos, las redes de pesca y los derrames de petróleo. (NatGeo)

Las tortugas marinas deben enfrentar muchos desafíos para sobrevivir. Las madres ponen huevos en playas arenosas, pero muchos nunca salen del cascarón. Las criaturas en incubación pueden ser asesinadas por microbios, perros salvajes u otras tortugas que cavan nuevos nidos. Aquellas que nacen tienen que desplazarse a través de buitres y mapaches para llegar al océano. Allí, los peces, los cangrejos y toda clase de vida marina son depredadores potenciales. Menos del 1% de las crías llegan a la edad adulta.

Los científicos han estado probando métodos para contribuir a su supervivencia, como protegerlos de los depredadores en su camino hacia el océano o enfriar los nidos. Se ha comprobado que desenterrar suavemente los huevos y moverlos a partes más sombreadas de la playa funciona. Otra técnica es dividir las pilas de huevos en lotes más pequeños, ya que tienden a calentarse cuando están amontonados. Investigadores holandeses proponen plantar palmeras en las playas para proveer sombra a los nidos y ayudar a enfriar la arena.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: