La policía en Minnesota arrestó a Emmanuel Aranda, de 24 años, el 12 de abril, a quien habían prohibido la entrada al centro comercial en el pasado (Video: Reuters)

El "Mall of America" había abierto hacía solo 17 minutos el viernes por la mañana, cuando comenzaron los gritos.

En la primera planta, tirado boca arriba entre la escalera mecánica y la tienda de Michael Kors, había un niño de 5 años. Lo habían tirado desde la galería de la tercera planta – un extraño, según dijo la policía. Había sangre; el chico no se movía.

La madre del chico pidió a todos que rezaran, según dijeron los testigos, y los guardias de seguridad, clientes y policías comenzaron a realizarle el masaje cardíaco, o CPR por sus cifras en inglés. El niño fue trasladado al hospital "con lesiones significativas" por la caída de 12 metros de altura, dijeron las autoridades, y 24 horas después, aún está siendo tratado.

"Es una altura bastante importante" dijo el jefe de Policía de Bloomington Jeffrey Potts en una conferencia de prensa el sábado, describiendo la escena y su reacción. "Inmediatamente mi pensamiento fue: '¿Cómo puede ocurrir algo así?'".

Potts calificó la situación de "horrible" y dijo que el departamento mantiene al niño y a su familia en "sus pensamientos y oraciones". Porque la familia pidió privacidad, las autoridades no han revelado aún el nombre del chico. Potts no ofreció detalles sobre su estado.

"El niño está todavía vivo y recibiendo cuidados" dijo.

Emmanuel Deshawn Aranda, de 24 años, enfrenta un cargo preliminar de intento de homicidio después de que la policía dijera que él tiró a un niño de 5 años desde una altura de tres pisos el 12 de abril en el Mall of America (Foto: Reuters)
Emmanuel Deshawn Aranda, de 24 años, enfrenta un cargo preliminar de intento de homicidio después de que la policía dijera que él tiró a un niño de 5 años desde una altura de tres pisos el 12 de abril en el Mall of America (Foto: Reuters)

El sospechoso, Emmanuel Deshawn Aranda, de 24 años, inicialmente huyó del lugar, dijeron las autoridades. Un testigo intentó detenerlo, y los oficiales pronto localizaron y arrestaron al hombre de Minneapolis en la estación de tránsito del centro comercial. Aranda enfrenta un cargo preliminar de intento de homicidio y está recluido en la cárcel del condado de Hennepin.

"Solo espero que ese pequeño se ponga bien" dijo el testigo Michael Baumann al canal de televisión ABC 5. "Simplemente, te preguntas… ¿cómo puede alguien hacer algo así?".

Los informes muestran que Aranda tiene un historial de asalto y mala conducta en el Mall of America, un complejo en expansión en el suburbio Twin Cities de Bloomington, Minnesota, que alberga cientos de tiendas de ropa y calzado, restaurantes, un divertido parque y acuario y atrae a 40 millones de visitantes al año.

Aranda ha tenido la entrada prohibida al centro comercial en los últimos años, aunque las autoridades dijeron que esta restricción había expirado cuando se produjo el incidente el viernes.

En julio de 2015, le arrestaron en el Mall of America por tres cargos menores, daños a la propiedad, conducta inapropiada y por interferencia con un oficial de seguridad – después la policía dice que Aranda arrojó objetos desde uno de los niveles superiores del centro comercial hacia la planta inferior. Él también había sido detenido en la tienda de productos de belleza Bare Minerals, donde rompió barras de labios y copas, dijo la policía.

Aranda tuvo prohibida la entrada al centro comercial durante un año.

La entrada al Mall of America en Bloomington, Minnesota, en 2010 (Foto: AP/Jim Mone)
La entrada al Mall of America en Bloomington, Minnesota, en 2010 (Foto: AP/Jim Mone)

Un mes más tarde, en agosto de 2015, Aranda le dijo a las autoridades que él tenía "problemas de ira" cuando le arrestaron por un delito de daños graves a la propiedad en una biblioteca pública. Aranda había destrozado cinco computadoras y teclados que dejó siniestros después de leer algo en Facebook que le enfureció, según contó a las autoridades.

Después, en octubre de 2015, Aranda volvió de nuevo al centro comercial Mall of America -violando su orden de no ingreso- y acosó e insultó a una mujer en el interior de un restaurante, como mostraron las grabaciones.

Aranda pidió a la mujer que le comprara algo mientras ella estaba sentada en el exterior del restaurante, esperando a que abriera. La mujer se rió por la petición, según aparece en los informes, y se sentó dentro. Aranda la siguió y se sentó en una mesa junto a ella y continuó su campaña. Cuando el jefe intervino, Aranda se enfureció. Arrojó un vaso de agua en la cabeza a la mujer, después tiró un vaso de té en su pierna, rompiendo la copa.

Él fue arrestado por seis cargos menores.

En la conferencia de prensa del sábado, Potts dijo que su departamento de policía había tenido otro encuentro adicional con Aranda, en el que él se negó a pagar la cuenta en un restaurante. 

Potts dijo que algunos de los casos pasados de Aranda se llevaron mediante un tribunal de salud mental, pero no comentó más sobre la salud mental del hombre el viernes, cuando ocurrió el incidente.

Al menos uno de los padres estaba con la víctima el viernes por la mañana cuando Aranda presuntamente tiró al niño desde el balcón del tercer piso. Ambos padres estaban en el hospital, dijo Potts. La familia también es del área de Twin Cities.

Brian Johnson había entrado al centro comercial justo cuando vio a la multitud de gente agolpada sobre las escaleras mecánicas y al niño en el piso. Su madre, dijo Johnson a ABC 5, pidió a los testigos: "Por favor recen. Por favor recen por mi hijo. Todo el mundo aquí ahora mismo, por favor recen".

"¿Cómo diablos puede pasar esto con toda la locura que ocurre en el mundo?" dijo Johnson. "¿Por qué escogerías a un niño y arruinarías la vida de una familia así? ".