Juan Guaidó propuso un proceso de negociación con el régimen de Nicolás Maduro y con la mediación de la comunidad internacional

“Venezuela necesita un Acuerdo de Salvación Nacional”, aseguró el presidente interino, quien se mostró dispuesto a aceptar el levantamiento “progresivo” de sanciones contra funcionarios de la dictadura a cambio de elecciones libres y transparentes


El mensaje difundido por Juan Guaidó en sus redes sociales

Juan Guaidó propuso este martes un proceso de negociación con la dictadura de Nicolás Maduro, con participación de las “potencias” internacionales, con el objetivo de lograr elecciones “libres y justas” y hacer frente a la crisis que atraviesa Venezuela.

“Venezuela necesita un Acuerdo de Salvación Nacional. Acuerdo que debe darse entre las fuerzas democráticas representadas por el gobierno interino, la Asamblea Nacional y la plataforma unitaria; los actores que conforman y sostienen al régimen; y la comunidad internacional, especialmente las potencias internacionales”, manifestó el líder opositor en un video difundido en sus redes sociales.

Según lo anunciado por el presidente interino, la negociación se enmarca en una iniciativa denominada “Acuerdo de Salvación Nacional” y, además de la celebración de elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales y municipales con observación y respaldo internacional, también incluye la entrada “masiva” de ayuda humanitaria y vacunas contra el coronavirus.

Asimismo, Guaidó planteó la necesidad de “garantías democráticas para todos los actores: de las fuerzas democráticas, por un lado, y el chavismo también”, con mecanismos para la reinstitucionalización de Venezuela, “la liberación de todos los presos políticos, el regreso de los exiliados y justicia transicional”.

En su propuesta también subrayó “el compromiso de la comunidad internacional para lograr la recuperación de Venezuela” y “ofrecer incentivos al régimen, incluyendo el levantamiento progresivo de sanciones condicionado al cumplimiento de los objetivos fundamentales del Acuerdo”.

Juan Guaidó propuso una negociación que incluya a la dictadura de Nicolás Maduro (REUTERS/Carlos García Rawlins)
Juan Guaidó propuso una negociación que incluya a la dictadura de Nicolás Maduro (REUTERS/Carlos García Rawlins)

“Nadie confía en la dictadura, y esto sólo será posible si contamos con mayor presión tanto nacional como internacional, que garantice un proceso de negociación que contemple junto a nuestros aliados garantías para todos, para todos los actores, pero también, y lo más importante, los mecanismos de rendición de cuentas al régimen si intenta evadir de nuevo una solución negociada”, agregó el presidente de la Asamblea Nacional (AN).

Advirtió que la dictadura insistirá en “crear negociaciones paralelas y parciales para dar supuestas concesiones, dividir a la oposición y bajar la presión internacional como lo ha hecho en el pasado”. Además, según opinó Guaidó, el régimen chavista también buscarán dividir a la oposición “convocando elecciones regionales y municipales, plantearnos un falso dilema con este impuesto CNE que no reconocemos y que hoy controlan”: “Ese escenario nos debe encontrar unidos”.

Por ese motivo, el presidente interino de Venezuela llamó a la unificación de todos los sectores venezolanos, como gremios, partidos políticos, empresarios y sociedad civil, para hacer frente al régimen: “Los llamo a todos a unificar esfuerzos en torno a este Acuerdo de Salvación Nacional con la comunidad internacional que es la que hoy puede garantizar soluciones reales a esta crisis en Venezuela. El camino actual que eligió la dictadura, de soberbia, el mismo que eligió en el 2018 y en el 2020, sólo profundizará la crisis, su aislamiento internacional, las imputaciones por terrorismo, narcotráfico, violaciones de derechos humanos, los señalamientos por crímenes de lesa humanidad y con eso a los actores del régimen. Ellos saben, ustedes saben, que seguir impulsando elecciones fraudulentas no soluciona la crisis, tampoco a ustedes y sólo la profundiza mucho más”.

Este nuevo llamado a diálogo, que sigue a otros intentos fallidos, ocurre poco después de que el Parlamento chavista nombró a las nuevas autoridades electorales, en una maniobra que fue rechazada y calificada de arbitraria por la oposición y gran parte de la comunidad internacional.

Guaidó, quien reiteró que “Venezuela vive la peor crisis de su historia”, comentó que ha mantenido conversaciones con Estados Unidos y la comunidad internacional sobre esta propuesta, y detalló que “respaldan un proceso de negociación integral que logre una solución”.

“Estamos utilizando todos los mecanismos y capacidades que dependen de nosotros, pero aún falta lograr el objetivo fundamental: recuperar nuestra democracia. No cualquier acuerdo o negociación que mantenga lo que está hoy: todo igual o que cambie espejos por algunos cargos. Venezuela necesita un Acuerdo de Salvación Nacional”, aseveró.

El principal objetivo del Acuerdo de Salvación Nacional es la celebración de elecciones libres y transparentes en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez)
El principal objetivo del Acuerdo de Salvación Nacional es la celebración de elecciones libres y transparentes en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez)

El líder opositor consideró que mientras no haya una “presión real y una negociación con la comunidad internacional, la dictadura seguirá robándose las elecciones, nombrando protectores y burlándose de los venezolanos”.

“A todos los liderazgos y actores que durante años han luchado y sacrificado tanto por este país, y que ven en este hito una oportunidad, les digo que cuentan conmigo para luchar por verdaderas condiciones que permitan competir de verdad y al venezolano elegir, no ir a una trampa. Para estar organizados y movilizados en cada rincón de Venezuela, con presencia en cada sector, y para que juntos evaluemos y decidamos en unidad en cada escenario que nos plantee el régimen. Estoy convencido de que proteger y rescatar espacios es muy importante, pero sin caer en las mentiras del régimen”, apuntó.

Guaidó -reconocido como presidente interino de Venezuela por 58 países- se había cerrado a la opción de reanudar conversaciones con la dictadura de Maduro desde que se paralizó una ronda de negociaciones en 2019 con el apoyo de Noruega.

Esos diálogos fueron congelados en agosto de ese año por Maduro en rechazo a las sanciones económicas de Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO: