El régimen de Maduro capturó dos barcos pesqueros de Guyana y eleva la tensión fronteriza

El gobierno de Georgetown denunció un “acto gratuito de agresión”, luego de que las embarcaciones fueran abordados e incautados en aguas locales por tripulantes del buque de la Marina venezolana “Hugo Chávez”

Nicolás Maduro (Reuters)
Nicolás Maduro (Reuters)

Guyana exigió la liberación inmediata de la tripulación de dos barcos pesqueros que asegura fueron capturados por Venezuela, menos de un mes después de que el régimen chavista extendiera su frontera marítima de forma unilateral.

Se trata del más reciente incidente en una disputa fronteriza que tiene un siglo y que se acentuó una vez que la petrolera estadounidense Exxon Mobil halló petróleo en la zona en 2015.

El Ministerio de Exteriores de Guyana dijo por medio de un comunicado el sábado por la noche que Venezuela no le informó sobre las detenciones. Pero confirmó reportes de que los barcos fueron abordados e incautados en aguas guyanesas el jueves por tripulantes del buque de la Marina venezolana “Hugo Chávez”.

“Guyana condena en los términos más enérgicos este acto gratuito de agresión por parte de las fuerzas armadas venezolanas contra Guyana y los ciudadanos guyaneses. Esta acción venezolana equivale a una injerencia en los derechos soberanos de Guyana en su ZEE (zona económica exclusiva), contraria al derecho internacional”, expresó la cancillería. Agregó que intentaba “cerciorarse de la situación y el bienestar de los tripulantes”, que según Guyana están detenidos en el puerto de Guiria, en el noreste de Venezuela.

El régimen de Maduro ha retomado el reclamo histórico sobre la región guyanesa del Esequibo -que ocupa dos tercios del actual territorio de Guyana- tras el hallazgo de petróleo. Guyana sostiene que las fronteras fueron demarcadas y acordadas en 1899 por una corte de arbitraje en París, una decisión que Venezuela nunca reconoció.

En diciembre la Corte Internacional de Justicia falló, a pedido de Guyana, que tiene jurisdicción en el asunto y que habrá audiencias para escuchar los argumentos de las partes, un proceso que puede llevar años y al que Venezuela se opone de todas formas.

En respuesta, Nicolás Maduro decretó en enero la nueva frontera marítima del país, que se superpone con las aguas territoriales de Guyana y afecta al territorio al oeste del río Esequibo.

Buques vistos desde un puerto de Guyana (Reuters)
Buques vistos desde un puerto de Guyana (Reuters)

El gobierno en Georgetown condenó el decreto como una franca violación de su soberanía y de las leyes fundamentales del derecho internacional.

La Marina de Venezuela ha interceptado en los últimos años varios navíos de investigación de Exxon Mobil y otra petrolera estadounidense, Anadarko Petroleum. Caracas ha condenado las prospecciones petroleras de Guyana en aguas en disputa y las recientes maniobras navales que realizó junto a Estados Unidos.

La zona en disputa

Basada en un mapa de la corona de España del siglo XVIII, Venezuela reivindica como propio desde 1844 el territorio del Esequibo o Guayana Esequiba, una superficie de 159.542 kilómetros cuadrados, equivalente a 74,2% de los 214.970 kilómetros cuadrados en poder de Guyana y que nunca estuvo bajo soberanía efectiva española ni venezolana.

Caracas y Georgetown buscaron resolver el conflicto mediante vías que no dieron resultado -un arbitraje en 1899, el Acuerdo de Ginebra de 1966 que promovió negociaciones bilaterales y la gestión de buenos oficios de la ONU, a partir de 1987- pero sin que el asunto se convirtiera en un foco de tensión preocupante para ambos países ni, por lo tanto, para la región.

Los hidrocarburos

La situación comenzó a cambiar en 2015, cuando la empresa estadounidense Exxon anunció el descubrimiento de petróleo en el bloque Stabroek, en el océano Atlántico que, según el Gobierno de Guyana, contiene reservas por 700 millones de barriles y, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, es la segunda mayor área del mundo con crudo sin explorar.

Maduro reaccionó rechazando por primera vez una concesión otorgada por Guyana en el área en disputa y decretando la creación de cuatro cuatro “zonas de defensa integral marítima e insular”, una de las cuales abarca el área “en reclamación”. Esa posición venezolana fue cuestionada no solo por Guyana, sino también por su vecina Surinam y por la Comunidad del Caribe (Caricom).

El anterior ministro de Recursos Naturales de Guyana, Raphael Trotman, estimó que el valor de esa reserva puede llegar a 40.000 millones de dólares, equivalente a más de 10 veces el PBI del país. Eso llevó a que el Banco Mundial proyectara que Guyana sería el país con mayor crecimiento económico en 2020 y a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuantificara esa evolución en 86%, en medio del impacto global negativo provocado por la pandemia de coronavirus.

(Con información de AFP y Telam)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: