Bienestar intelectual: 5 prácticas de una cara poco conocida y muy saludable del wellness

Llevar el cerebro al gimnasio, desarrollar y alimentar la mente, también tiene grandes beneficios para nuestra salud. Expertos explican dónde se ven las ventajas y por qué son inmediatas

Cómo Mejorar El Bienestar Intelectual - Bienestar

Muchas personas pueden estar familiarizadas con la atención plena y su importancia para la salud mental, pero ¿alguna vez has pensado en el bienestar intelectual? Así como nutrir y ejercitar nuestro cuerpo físico es crucial para nuestra salud, llevar tu cerebro al gimnasio, desarrollar y alimentar tu mente constantemente es igual de importante.

Según el Centro para el Bienestar y la Promoción de la Salud de la Universidad de Harvard, algunos de los beneficios potenciales del bienestar intelectual (o bienestar intelectual) incluyen: cognición mejorada, mejora de la concentración y la memoria, y da mayor claridad en el pensamiento. Además genera la experiencia de una vida más estimulante, el desarrollo de valores y opiniones personales y nos posibilita tener una mente más abierta.

¿Qué es el bienestar intelectual?

El bienestar intelectual es “el bienestar de la mente” , dice Michael Ebinger, director del Centro Universitario para la Innovación de Spokane de la Universidad Estatal de Washington (WSU)

Randy McCoy, vicepresidente de producto y currículo de The Little Gym, un centro de enriquecimiento y desarrollo físico para niños en Arizona, dijo a la revista Newsweek: “El bienestar intelectual tiene mucho que ver con el deseo y la capacidad de expandir el conocimiento y las habilidades de uno a través del aprendizaje continuo, la curiosidad productiva, creatividad, pensamiento y exploración”.

(Getty Images)
(Getty Images)

Mejorar el bienestar intelectual implica “un acto de hacer o sumergirse” en los elementos mencionados anteriormente. Por ejemplo, si uno puede ser oyente activo de muchas formas de música clásica y ser estudiante de viola. Otros pueden optar por pintar, escribir poesía, aprender nuevas habilidades, leer todo tipo de fuentes de noticias para estar bien versados.

McCoy dijo que también es importante comprender la conexión entre el bienestar intelectual y la actividad física y el ejercicio. “Las mismas áreas del cerebro responsables de las tareas de pensamiento cognitivo se activan y desarrollan durante la actividad física y el ejercicio, lo que significa que cuando el cuerpo está en movimiento, el cerebro cobra vida”, dijo.

El cerebro cambia a una “marcha más alta” y está “listo para la acción” durante la actividad física y permanece en esta marcha más alta durante una buena cantidad de tiempo, incluso después de que detenemos la actividad. Este efecto en el cerebro no es temporal. “Tiene un impacto positivo y duradero en la función cerebral y la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse a la experiencia”, agregó McCoy.

Leer, siempre. Sobre todo, literatura. Esto puede incluir obras clásicas o contemporáneas y aprender más sobre eventos actuales
Leer, siempre. Sobre todo, literatura. Esto puede incluir obras clásicas o contemporáneas y aprender más sobre eventos actuales

La función ejecutiva es importante para un grupo de habilidades cognitivas esenciales que nos permiten “hacer múltiples tareas mentalmente”, lo que significa trabajar mentalmente y recordar varias cosas a la vez mientras se mantiene el enfoque y se filtran las distracciones e incluso se hacen ajustes creativos “sobre la marcha”.

Entonces, teniendo todo esto en mente, una forma de mejorar ciertamente el bienestar intelectual es mantener un estilo de vida físicamente activo para “ayudar a mantener el cerebro ocupado y feliz”, dijo McCoy.

Estas son algunas de las actividades del bienestar intelectual:

Leer

Sobre todo, literatura. Esto puede incluir obras clásicas o contemporáneas y aprender más sobre eventos actuales. Entre las actividades más fáciles para mejorar el bienestar intelectual está leer más literatura, según Ebinger. Esto puede incluir leer obras clásicas o contemporáneas y aprender más sobre eventos actuales. “El aprendizaje constante siempre les sucede a quienes trabajan para mejorar su bienestar intelectual”, dijo.

Se recomienda combinar diferentes elementos de bienestar intelectual. Por ejemplo, podría uno estar involucrado en el aprendizaje continuo mientras lee las obras de Goethe y escucha esas palabras colocadas en una composición de música clásica. También puede haber un lado creativo cuando toco una pieza basada en un poema o una obra en prosa de Goethe o compositores como Johannes Brahms.

Salir y jugar

Hacer caminatas, salir a ver el mundo, y siempre manteniendo el costado lúdico
Hacer caminatas, salir a ver el mundo, y siempre manteniendo el costado lúdico

Como se mencionó, la actividad física mantiene el cerebro en forma, dijo McCoy, ya que activará los neurotransmisores en el cerebro y lo “conectará y disparará”.

Incluso salir a caminar con sus hijos puede tener un “impacto dramático” en su bienestar intelectual, según McCoy. Recomienda hacer de esto una parte de su rutina familiar habitual.

“Hago caminatas en la naturaleza casi todos los días. Descubro que cuando mi cuerpo está en movimiento y mi mente está relajada, mi mente se vuelve más creativa y se me ocurren algunas de mis mejores ideas”, dijo. Muchos recomiendan no perder, en este camino, el espíritu lúdico.

Siestas energéticas para el cerebro y el cuerpo

“Darle un descanso a tu cerebro y a tu cuerpo en realidad puede aumentar tu poder cerebral”, dijo McCoy. Tomarse cinco minutos al día para sentarse o acostarse y practicar alguna forma de meditación consciente puede “hacer maravillas” para su cuerpo y cerebro.

"Darle un descanso a tu cerebro y a tu cuerpo en realidad puede aumentar tu poder cerebral”, dicen los expertos
"Darle un descanso a tu cerebro y a tu cuerpo en realidad puede aumentar tu poder cerebral”, dicen los expertos

Para aquellos que tal vez no tengan ni cinco minutos libres o que lo encuentren demasiado largo (especialmente niños y adolescentes), se pueden lograr los mismos beneficios tomando tan solo 30 segundos para “sentarse, relajarse y respirar profundamente”.

Incluso solo cinco respiraciones pueden ofrecer una buena siesta para el cerebro y el cuerpo. “Respira positividad y felicidad, exhala ‘desorden’”, dijo.

Pasar el rato con tus amigos

El nivel de felicidad puede aumentar cuando pasamos una jornada con amigos
El nivel de felicidad puede aumentar cuando pasamos una jornada con amigos

Según McCoy, los estudios han demostrado que pasar tiempo con amigos y seres queridos de manera regular aumentará no solo tu nivel de felicidad sino también tu esperanza de vida.

“Socializar, hablar, intercambiar ideas es como un alimento saludable para el cerebro”, finalizó el experto.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR