Día Mundial del Pelirrojo: curiosidades, mitos y por qué Messi tiene sólo la barba roja

Cada 7 de septiembre las personas de cabello colorado celebran con orgullo su día. La festividad nació en Países Bajos hace 15 años. Mitos y realidades sobre este particular rasgo personal

Un niño durante la última reunión en Melbourne, Australia
Un niño durante la última reunión en Melbourne, Australia

El llamado The Redhead Day es una celebración joven, iniciada en 2006 en Países Bajos, por un fotógrafo que buscaba personas con ese color de pelo, a quienes reunió el 7 de septiembre de ese año en la plaza de la ciudad de Breda. Desde entonces, las personas pelirrojas celebran con orgullo su día.

En 2011 se sumaron a los festejos en Irlanda, con la celebración de la Convención de los Pelirrojos, pero a fines de agosto y en la ciudad de Cork. Esta cumbre también atrae a personas del mundo y se caracteriza por elegir a los reyes y reinas “ginger”, además de tener competencias de las mejores cejas rojas y mayor cantidad de pecas por pulgada y una particular “guerra de zanahorias”.

En tanto que en Argentina, en 2016 y 2017 se realizaron celebraciones en el Obelisco y en 2019 los pelirrojos de diferentes ciudades del país se reunieron en el Puente de la Mujer, en Puerto Madero. Luego, ya se sabe, llegó la pandemia.

Se estima que apenas del 1 a 2% de la población mundial es pelirroja y suelen ser personas más sensibles a los cambios de temperatura y al dolor por lo que en ocasiones necesitan hasta un 20% más de anestesia para que sea efectiva. Además, generan su propia vitamina D en condiciones de poca luz. Escocia, Irlanda e Inglaterra tienen el mayor porcentaje de población pelirroja: un 13%, 11% y un 6,5% respectivamente. En EEUU se calcula que es el 2% de la población.

Existe una explicación genética sobre las personas, como Messi, que tienen cabello oscuro y barba pelirroja
Existe una explicación genética sobre las personas, como Messi, que tienen cabello oscuro y barba pelirroja

Los pelirrojos producen mayores cantidades de vitamina D, debido a que miles de años atrás, las personas que se asentaban en el norte de Europa no recibían la cantidad suficiente de sol durante el año, lo que generó que su piel se aclare aún más mientras que su cuerpo se adaptó para generar por sí mismo los niveles requeridos por el organismo.

En muchas regiones del mundo, las personas de pelo rojo han sido estigmatizadas porque supuestamente atraen la “mala suerte”. Por eso, su Día Mundial ha contribuido a generar un “orgullo rojo”, en rechazo de esos prejuicios, que nacieron en tiempos de la antigua Roma, cuando el ejército romano quiso expandir su imperio hacia el noroeste de Europa pero se encontró con guerreros, la mayoría pelirrojos, que no se rindieron. Desde entonces los romanos les culparon por su color de pelo y el mito se extendió.

En la mitología nórdica, el dios Thor se representa como un poderoso guerrero pelirrojo. Incluso hay evidencias de que el faraón Ramsés II “El Grande” tuvo ese rasgo, que en antiguo Egipto estaba asociado con la divinidad y el favor del dios Seth.

Los factores por los cuales una persona nace pelirroja tiene que ver con una mutación que apareció hace unos 50.000 años en el gen MC1R, responsable de este color.

Si bien se necesita que ambos padres sean pelirrojos para que el color se manifieste en el hijo, se estima que en los países donde hay mayor presencia, el 40% de las personas son portadoras del gen MC1R.

Pero qué ocurre en personas como, por ejemplo, el astro del fútbol Lionel Messi, de pelo oscuro, pero con barba notoriamente “colorada”, sin mediar ningún teñido.

Según investigaciones científicas, las personas con el pelo oscuro tienen más cantidad de eumelanina (pigmento marrón) en sus células capilares que las personas rubias. Los pelirrojos, en cambio, tienen principalmente fenomelanina (pigmento rojo).

Pero qué ocurre con quienes tienen, por ejemplo, el pelo oscuro y la barba rojiza. Hace diez años unos investigadores estadounidenses descubrieron que, cuando una persona hereda dos versiones mutadas del gen MC1R (uno de cada padre) se produce una proteína llamada melacortina 1, que convierte la feomelanina en eumelanina. Así nacen los pelirrojos. Lo que ocurre con los hombres con cabello oscuro con barbas pelirrojas es que solo han heredado uno de esos genes MC1R mutados, por eso el pelo cobrizo nace solo en determinados lugares, como la barba, las axilas o la cejas.

Muchas personas famosas a través de la historia y en la actualidad son pelirrojas, incluso en Argentina una precandidato a diputado nacional promociona su pelo colorado como estrategia de campaña.

Entre los pelirrojos que se han destacado a lo largo de la historia figuran Isabel I de Inglaterra, última monarca de la dinastía Tudor; el dramaturgo William Shakespeare; George Washingon, primer presidente de la historia de Estados Unidos; el emperador Napoléon Bonaparte; el pintor Vincent Van Gogh o el músico Antonio Vivaldi son algunos de ellos.

En la actualidad, el cantante Ed Sheeran; el príncipe Harry; Damian Lewis, protagonista de la serie ‘Homeland’ y actrices como Nicole Kidman, Julianne Moore, Rita Hayworth, Lindsay Dohan, Kirsten Dunst o Amy Adams.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR