Cataluña decretó nuevas restricciones contra el coronavirus: cerró el ocio nocturno, limitó los aforos y prevé un toque de queda

Las autoridades anunciaron que las reuniones familiares y sociales se verán reducidas a un máximo de diez personas, y recomendaron el teletrabajo

Los restaurantes volverán a reducir el aforo de personas en espacios interiores (Foto: Europa Press)
Los restaurantes volverán a reducir el aforo de personas en espacios interiores (Foto: Europa Press)

En medio de la preocupación por la expansión de la variante Ómicron, Cataluña decretó nuevas restricciones a pocos días de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. La Generalitat estableció el cierre del ocio nocturno, limitó los aforos e informó que prevé un toque de queda.

Las autoridades locales detallaron que el aforo en los espacios interiores pasará al 50%, mientras que en los exteriores se mantendrá el 100%. En comercios, deportes federados, gimnasios y cultura, en tanto, se reducirá al 70%.

Asimismo, las reuniones familiares y sociales se verán reducidas a un máximo de diez personas. La Generalitat también recomendó el teletrabajo a funcionarios del sector público y privado.

El toque de queda, por su parte, comenzará a regir cuando la incidencia acumulada en los últimos siete días supere los 500 casos, una cifra que la región ya roza con más de 450. Una vez que esa medida se efectivice, será aplicada desde la 1 hasta las 6 de la madrugada.

Según lo consignado por La Vanguardia, el gobierno local presentará en los próximos días una resolución con estas nuevas medidas al Tribunal Superior de Justicia (TSJC). En caso de ser aprobadas, entrarán en vigor la madrugada del próximo viernes.

El consejero de salud, Josep Maria Argimon, la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas y la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, comparecieron este lunes para explicar las medidas.

Patrícia Plaja,  portavoz del Govern de Cataluña (Foto: EUROPA PRESS)
Patrícia Plaja, portavoz del Govern de Cataluña (Foto: EUROPA PRESS)

“El Govern es consciente del impacto que comportan en unas fechas como las actuales”, reconoció Plaja quien, sin embargo, sostuvo que se deben tomar acciones para “frenar el crecimiento de la pandemia”, que está alcanzando “récords de contagios” ante la expansión de la nueva variante Ómicron.

En esa línea, Plaja puntualizó que las cifras actuales “son peores que las que había hace un año por estas mismas fechas”.

Argimon, por su parte, remarcó la necesidad de aplicar restricciones para evitar el colapso del sistema sanitario: “Todo apunta a que Ómicron será más leve, pero como se transmite muy fácilmente tiene potencial para colapsar los centros sanitarios”.

Según indicó, esta nueva ola “tendrá un impacto muy grande sobre la atención primaria”, por lo que es necesario “reducir las tasas de infección”.

El consejero de salud reportó que este lunes en Cataluña se registraron cerca de 12.000 casos de coronavirus, alcanzando una cifra récord, y señaló que en apenas una semana las infecciones crecieron un 100 por ciento.

Además de las medidas de restricción, la Generalitat se comprometió a redoblar los esfuerzos en la vacunación. Al respecto, Argimon subrayó la necesidad de inocular a la población con la dosis de refuerzo.

En Cataluña se restringirá el ocio nocturno (Foto: Europa Press)
En Cataluña se restringirá el ocio nocturno (Foto: Europa Press)

La sexta ola de contagios de coronavirus avanza de forma descontrolada en España, donde se registraron 79.704 casos nuevos entre el viernes y el domingo pasados y 85 muertos, con una incidencia que sobrepasa ya los 600 casos de media por cien mil habitantes en 14 días, según informó este lunes el Ministerio de Sanidad.

La incidencia subió casi 100 puntos en tres días, hasta situarse en 609 casos, y prácticamente todo el país se encuentra en riesgo máximo de transmisión, por encima de los 500.

La “grave” situación epidémica amenaza con colapsar la atención sanitaria primaria en algunos territorios, como en Madrid, advirtió hoy el colegio regional de médicos, debido a que un 60% de los nuevos infectados son causados por la variante Ómicron, mucho más contagiosa.

Los enfermos más graves de covid-19 ocupan el 15,5% de todas las camas de cuidados intensivos hospitalarios de España, un nivel de riesgo muy alto. Esta tasa se duplica en la región de Cataluña (noreste), se acerca al 25% en el País Vaco (norte) y supera el 20% en Aragón (noreste) y la Comunidad Valenciana (este).

Las autoridades españolas insisten en la necesidad de que la población se vacune contra el coronavirus (Foto: REUTERS/Jon Nazca)
Las autoridades españolas insisten en la necesidad de que la población se vacune contra el coronavirus (Foto: REUTERS/Jon Nazca)

Hasta ahora, las autoridades sanitarias nacionales insistían en las medidas personales de protección como la mascarilla y recomendaban evitar las aglomeraciones y reuniones masivas, además de exigir el certificado de vacunación y pruebas de diagnóstico negativo para ciertas actividades sociales, de ocio y locales de hostelería o acceder a las residencias de ancianos.

Algunas se plantean ya otras como limitar aforos o reimplantar los toques de queda, para lo que se necesitaría un aval judicial.

A pocos días del comienzo de las fiestas navideñas, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se reunirá con los presidentes de las regiones autónomas el miércoles próximo para coordinar medidas que frenen la expansión vírica.

La venta libre en farmacias de test de autodiagnóstico de antígenos se disparó un 32,7% desde el viernes pasado superando la demanda a las reservas de este producto.

Hasta ahora, 5.535.231 de personas se contagiaron y 88.793 murieron de covid-19 en España, según los registros sanitarios oficiales.

(Con información de La Vanguardia y EFE)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR