Hallaron un pedazo de piedra antigua que podría ser el mapa 3D más antiguo de Europa

De acuerdo a los investigadores, la losa de piedra representa los primeros asentamientos de la Edad de Bronce en el occidente de lo que hoy es Francia y es un símbolo de poder de quien la talló

La losa de Saint-Bélec. (D. Gliksman / Inrap)
La losa de Saint-Bélec. (D. Gliksman / Inrap)

Una gran y misteriosa losa de piedra redescubierta recientemente en Francia parece que podría ser el mapa más antiguo conocido de Europa. En sus marcas se muestran contornos tallados que insinúan un paisaje perdido hace mucho tiempo.

En un nuevo estudio, los investigadores volvieron a examinar la losa de Saint-Bélec, una losa de piedra intrincadamente tallada y parcialmente rota que se encontró por primera vez en 1900, antes de ser dejada a un lado en un castillo y olvidada en gran medida durante más de 100 años.

Solo ahora los arqueólogos modernos están reevaluando la losa y aprendiendo su significado, específicamente, que de hecho podría ser la representación cartográfica más antigua de la Tierra conocida en Europa.

Este es probablemente el mapa más antiguo de un territorio que se ha identificado”, dijo a la BBC el primer autor del estudio, Clément Nicolas de la Universidad de Bournemouth en el Reino Unido .

“Hay varios mapas de este tipo tallados en piedra en todo el mundo. Generalmente, son solo interpretaciones. Pero esta es la primera vez que un mapa ha representado un área en una escala específica”, agregó.

El mapa fue encontrada almacenado en el sótano de un castillo. (P. Stephan, Clément Nicolas, Yvan Pailler)
El mapa fue encontrada almacenado en el sótano de un castillo. (P. Stephan, Clément Nicolas, Yvan Pailler)

No se comprende completamente cómo la losa de Saint-Bélec se abrió camino hasta nuestros días, pero definitivamente ha sido un viaje extraño.

En tiempos más recientes, la piedra fue encontrada en 1900 por el prehistórico francés Paul du Chatellier, quien excavó la losa grabada de un antiguo túmulo en la ciudad de Leuhan en la región de Bretaña en el noroeste de Francia.

En cuanto a lo que se suponía que significaban las tallas en la losa de casi 4 metros de largo (13 pies), du Chatellier no estaba seguro. Observó en ese momento que algunos eruditos interpretaron las marcas como una representación humana informe, o tal vez una imagen de una bestia, pero también sugirió que los significados solo podrían descubrirse en investigaciones futuras.

“Un punto clave es que los grabadores parecen haber modificado el relieve de la superficie original de la losa para crear la forma 3D deseada que se compara con la topografía del paisaje circundante”, escriben los investigadores en su artículo , señalando que el túmuloo de Saint-Bélec domina el valle de la región cartografiada del río Odet.

“[Confirmamos] una buena correspondencia entre las tallas y la topografía, con resultados similares a los mapas etnográficos solicitados. Dichas correlaciones dan una idea de la posible escala del espacio representado: un área de 30 km de largo y 21 km ancho”, dijo.

Lo que es menos seguro es lo que podrían representar otros motivos tallados en la losa, pero es posible que reflejen la ubicación de los primeros asentamientos de la Edad del Bronce, otros sitios de túmulos, sistemas de campo y pistas, sugiere el equipo.

Sus inscripciones dan cuenta de los primeros asentamientos humanos en Europa durante la Edad de Bronce. (D. Gliksman / Inrap)
Sus inscripciones dan cuenta de los primeros asentamientos humanos en Europa durante la Edad de Bronce. (D. Gliksman / Inrap)

Si es así, podría ser que el mapa reflejara una especie de plan organizativo de uso y propiedad de la tierra de acuerdo con los gobernantes políticos y económicos de la cultura temprana que esculpió este objeto.

“Indudablemente hubo una justificación para tallar este trabajo en piedra ... dejar una marca”, explica uno del equipo, el arqueólogo Yvan Pailler de la Universidad de Bretaña Occidental.

“Hacer una cartografía como esa a menudo se vincula a la afirmación de un poder, de una autoridad sobre un territorio. Este es el contexto general de logros que se da en la Edad del Bronce Antiguo, en un momento en el que vemos el surgimiento de una alta jerarquía sociedades”, agrega.

En tal interpretación, es posible que la losa se arrojara más tarde a la tumba como un posterior rechazo del sistema de poder y propiedad de esta élite gobernante, para ser enterrada durante miles de años, antes de que sus enigmáticas divisiones finalmente comunicaran la disposición del terreno una vez más.

SEGUIR LEYENDO