El gobierno británico amenazó con cerrar las playas por el desborde tras la flexibilización de la cuarentena

La ciudad costera de Bournemouth, en el sur de Inglaterra, se vio sorprendida por el masivo arribo de veraneantes, ávidos de disfrutar del buen tiempo, sin preocuparse por la distancia social ni otras medidas de precaución, además de dejar basurales sobre la arena

MAS NOTICIAS