El ministro saudita Khalid al-Falih (Reuters)
El ministro saudita Khalid al-Falih (Reuters)

El ministro saudita de Petróleo, Khalid Al-Falih, consideró este lunes "adecuado" un recorte de la producción de crudo de la OPEP de 1 millón de barriles diarios (mbd) para evitar un exceso de oferta en el primer semestre de 2019.

"Creo que un millón sería adecuado", declaró Al-Falih a la prensa antes del inicio de la 175 conferencia ministerial de los 15 socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). "Queremos que sea un recorte suficiente pero no excesivo" y que se distribuya entre los socios de la OPEP "de forma equilibrada", agregó el responsable de Arabia Saudita, el mayor productor del grupo y, por ello, líder de la organización.

Sin embargo, el plan no gusta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien advirtió el miércoles de que el mundo "ni quiere ni necesita" un aumento de los precios del petróleo e instó a la OPEP a mantener sin cambios su producción actual.

Al respecto, el ministro saudita señaló: "No necesitamos permiso de nadie para un recorte". En ese sentido, señaló que Estados Unidos "no está en posición" de decirle a la monarquía lo que debe hacer. Ambos estados son cercanos aliados estratégicos, aunque su vínculo está en análisis tras las acusaciones que pesan sobre el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, de estar detrás del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La OPEP busca en su reunión en Viena una fórmula para reducir sus suministros en los próximos meses. El desafío en la reunión será lograr el consenso sobre detalles de la medida, como establecer el nivel de producción que se tomará como base para restar barriles, o en qué proporción debe rebajar cada país, así como el plazo y la fecha de vigencia.

El funcionario saudita también recordó que en algunos productores existe una "caída involuntaria de la producción", que se sumaría al recorte, en una alusión a casos como el de Venezuela, donde el bombeo se ha desplomado por la crisis económica del país, o el de Irán, afectado por las sanciones de Estados Unidos.

El ministro saudita conversa con la prensa antes de la reunión de la OPEP en Viena (Reuters)
El ministro saudita conversa con la prensa antes de la reunión de la OPEP en Viena (Reuters)

Al-Falih, en cualquier caso, indicó que la OPEP adoptará una decisión que genere "un equilibrio entre la oferta y la demanda" tras escuchar todas las posiciones de sus miembros.

Precisó que tenía constancia de peticiones de recorte desde 0,5 hasta 1,5 mbd. "Vamos a escuchar las posiciones de los miembros y mañana la de los países no OPEP", afirmó.

Sobre el encuentro de mañana con productores aliados de la OPEP, como Rusia y México, el responsable saudita indicó que no descartaba ningún resultado, ya que aún no se ha alcanzado un acuerdo con esos países. "Todas las opciones están sobre la mesa", concluyó.

Después de que la OPEP advirtiera del riesgo de que en 2019 el crecimiento de las extracciones supere al de la demanda global, en los mercados se espera que en las citas vienesas se anuncie una nueva limitación de suministros.

 

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: