Los líderes de los países árabes criticaron este domingo al régimen iraní por su intervención en la región y culparon al dictador Bashar al Assad por la violenta y duradera crisis en Siria, durante la apertura de la XXIX cumbre de la Liga Árabe celebrada en Arabia Saudita apenas 24 horas después de que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido atacaran bases del régimen sirio.

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdelaziz, acusó a Irán de ser una "amenaza a la seguridad nacional árabe" por inmiscuirse en los asuntos internos de la región y por sus "intentos de desestabilización de la seguridad".

El anfitrión también condenó a las milicias hutíes del Yemen, apoyadas por Teherán, por el lanzamiento reciente de misiles contra Arabia Saudita, a la vez que acusó a este grupo de "obstaculizar los intentos de alcanzar soluciones" a la guerra en su país.

El rey de Arabia Saudita Salman bin Abdelaziz (Reuters)
El rey de Arabia Saudita Salman bin Abdelaziz (Reuters)

Salman además condenó la decisión del Gobierno estadounidense en relación a Jerusalén, en alusión al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, y reiteró el apoyo saudita al establecimiento de un Estado palestino.

Por su parte el rey Abdalá II de Jordania defendió el derecho de Palestina a tener un Estado, pidió una solución política en Siria y rechazó las injerencias extranjeras en la región, en alusión a Irán.

Pero cuando llegó el turno del secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, no hubo dudas en culpar al Gobierno sirio de lo que está ocurriendo en el país y afirmó que Damasco tiene "gran responsabilidad en el derrumbe de la patria y en la pérdida de la dignidad" de los ciudadanos sirios, una semana después de que Damasco volviera a utilizar armas químicas contra su propia población.

Hasan Rohani, presidente de Irán, y Bashar al Assad, dictador en Siria
Hasan Rohani, presidente de Irán, y Bashar al Assad, dictador en Siria

También apuntó que las intervenciones extranjeras han "complicado" la crisis de Siria y consideró que la aspiración de los sirios a tener un país seguro se ha debilitado con los bombardeos, sin aclarar a qué ataques se refería. Actualmente Rusia, Turquía y la coalición liderada por Estados Unidos operan en los cielos del país.

Abulgueit también lamentó que los países árabes se hayan convertido en "el escenario de intervenciones internacionales y competiciones regionales", también en referencia al régimen persa en Teherán.

La cumbre tiene previsto abordar más a fondo la situación en Siria tras el ataque llevado a cabo el sábado por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra objetivos de las fuerzas gubernamentales vinculados a su programa de armas químicas y, además, los participantes debatirán acerca del papel de Irán en el conflicto de Yemén, entre otros asuntos de importancia regional.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: