Quién es el “Hormiga”, presunto jefe de plaza del narco en Zacatecas y recapturado en Aguascalientes

El golpe a la delincuencia se dio en otro estado distinto al que gobierna David Monreal y una semana más tarde de que fueran abandonados 10 cadáveres frente a sus oficinas en la capital

El ex integrante del Cártel del Golfo fue trasladado a la Ciudad de México para ser procesado (Foto: Especial)
El ex integrante del Cártel del Golfo fue trasladado a la Ciudad de México para ser procesado (Foto: Especial)

Fernando Flores García, el Hormiga, fue recapturado por el Ejército en Aguascalientes tras un cauteloso operativo de inteligencia, pero no había destacado en el mapa criminal pese a su importancia en la disputa por Zacatecas, donde es considerado jefe regional del narco que se disputa el territorio.

Medios locales han indicado que este sujeto de 49 años era lugarteniente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), pero algunos más señalaron que sería líder de plaza del Cártel de Sinaloa. Al ser consultada por Infobae México, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se negó a precisar la pertenencia a alguno de los grupos criminales que pelean por Zacatecas.

Sin embargo, de Flores García destaca una fotografía en 2015, cuando fue detenido y era miembro del Cártel del Golfo, en especial, de la célula de los Metros. Mientras que las autoridades federales sí han asegurado que el Hormiga está relacionado con sucesos violentos en la entidad que gobierna el morenista David Monreal.

Además, el arresto de este sujeto se dio casi una semana después de que el CJNG fuera asociado como presunto responsable de abandonar 10 cadáveres al interior de una camioneta el pasado 6 de enero frente a las oficinas del gobernador, como si se tratara de un regalo por el Día de Reyes en la unidad estacionada junto al árbol de Navidad de la Plaza de Armas.

Fuentes de seguridad consultadas por este medio ya habían reportado del sigiloso operativo encabezado por militares durante la noche del 12 de enero en Aguascalientes. Las autoridades locales no fueron convocadas a coadyuvar, solo eran testigos como el resto de la población del despliegue de soldados y guardias nacionales.

El operativo de la recaptura sucedió desde la noche del 12 de enero  (Foto: Especial)
El operativo de la recaptura sucedió desde la noche del 12 de enero (Foto: Especial)

La Sedena debía dar una rápida respuesta ante los sucesos de violencia en Zacatecas, donde aseguró el pasado 24 de noviembre que se reforzarían con más de 3 mil 800 agentes federales, pero aún con ellos siguieron enfrentamientos, así como multihomicidios en una pugna que se dejó crecer con el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin atenderla hasta ver que el problema ya era grave y desesperante.

Según el reporte oficial, el supuesto cabecilla criminal fue perseguido por lo que ordenaba en la entidad zacatecana. Solo hasta que desafiaron a David Monreal y le dejaron los 10 asesinados frente al Palacio de Gobierno, se intensificaron los operativos para dar con la ubicación del Hormiga.

Ya al tenerlo en el radar se le fueron acercando la Guardia Nacional y el Ejército, algo que notó de inmediato y se trasladó a Aguascalientes, desde donde mantenía el control de la batalla que no solamente lidera él, pero forma parte de la estructura.

Los agentes federales también se movilizaron a la capital de la entidad hidrocálida y tuvieron que solicitar una orden táctica de investigación para dar con el objetivo. No han precisado si fue parte de la estrategia, pero los elementos tuvieron que acudir a más de un domicilio.

Comenzaron al sur, en el fraccionamiento del rancho Santa Mónica, alrededor de las 22:50 horas. Después, el comando de cerca de 80 agentes llegó a la calle Montes Himalaya del conjunto en los Bosques, hasta que decidieron enfilarse a la zona residencial de las Plazas, en una casa donde se encontraba Fernando Flores García.

El Hormiga fue asegurado cuatro meses antes que el Comandante Chiricuas  (Foto: Especial)
El Hormiga fue asegurado cuatro meses antes que el Comandante Chiricuas (Foto: Especial)

No hubo balaceras ni intentos de rescate. Se presume que el supuesto líder criminal se creía con bajo perfil al no destacar con vigilantes que pudieran protegerlo. Tampoco se reportó que intentara defenderse ante el asedio de agentes. Actualmente se le acusa por diversos delitos en tribunales de Baja California, Coahuila y Puebla.

Aunado a la inteligencia, eficacia y rapidez del operativo para detenerlo, pues si bien todavía fue trasladado al Hospital Hidalgo para una revisión médica a las siete de la mañana del 13 de enero, un par de horas más tarde se le traslado vía aérea a la Ciudad de México.

A Flores García lo atraparon en flagrancia, según presumió la Sedena. Se le aseguraron un kilo y medio de metanfetamina, 2,600 pastillas de fentanilo, un fusil calibre 5.56 mm, 100 cartuchos de diversas magnitudes, además de tres cargadores. Con ello se consideró un golpe significativo a la delincuencia en Zacatecas, solo que realizado al sur y en otro estado.

El Hormiga es originario de Miguel Alemán, municipio de Tamaulipas. Ya había sido asegurado antes de incorporarse a la narcoguerra de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, contra Ismael Zambada García, el Mayo. Su primer arresto se registró en 2015 por la posesión de 56 kilogramos con 800 gramos de marihuana, pero quedó libre y volvió a las filas del narco.

Era operador de Roberto Saavedra Santana, Comandante Chiricuas, entonces jefe de plaza del Cártel del Golfo en Ciudad Mier. El Hormiga tenía 42 años y se le aseguró con Juan Carlos Aguilar de 28 de edad en la colonia Barrera de Miguel Alemán.

La detención se dio una semana después de que fueran dejados 10 cuerpos en una camioneta estacionada frente a oficinas de David Monreal  (Foto: Twitter/@soymexicano2)
La detención se dio una semana después de que fueran dejados 10 cuerpos en una camioneta estacionada frente a oficinas de David Monreal (Foto: Twitter/@soymexicano2)

Según el informe oficial, Flores García salió de la casa a donde previamente, su compañero había entrado con una bolsa negra. Encaró a los policías estatales que patrullaban la zona, de ahí que fue revisado y adentro del domicilio estaban dos vehículos con el enervante.

En aquel agosto de 2015 se decomisaron una camioneta Buick Rendezvous guinda, con placas de Texas y un coche deportivo Corvette rojo, sin placas, donde se encontraron los 11 paquetes de marihuana. Fueron llevados a la capital del país, después de que cuatro meses antes se reportara la detención de su jefe, Saavedra Santana.

Su vínculo con el CJNG es menos descabellado que asociarlo al Cártel de Sinaloa, luego del paso que registró con el Comandante Chiricuas, pues la Administración del Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) asegura que los del Mencho controlan corredores de droga en Nuevo Laredo y para ello forjaron vínculos con el Cártel del Golfo.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR