Narco en CDMX: CJNG se disputa las alcaldías Azcapotzalco y Miguel Hidalgo

El grupo criminal ha ido avanzando a través de sus células para dominar los mercados de narcomenudeo y la extorsión

Imagen ilustrativa. El año pasado fueron 10,000 los asesinatos perpetrados por presuntos sicarios del CJNG (Foto: Jair Cabrera Torres/dpa)
Imagen ilustrativa. El año pasado fueron 10,000 los asesinatos perpetrados por presuntos sicarios del CJNG (Foto: Jair Cabrera Torres/dpa)

La Ciudad de México —de 16 millones de habitantes— se ha convertido en los últimos años en el escenario de una pugna entre diferentes bandas criminales.

La violencia de aquellos grupos delincuenciales coinciden con las que imponen los cárteles en otros estados: secuestros, extorsión, peleas de plaza y asesinatos. Según el mapa de narcotráfico presentado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en la capital del país operan tres cárteles: la Unión Tepito, Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG). Este último gradualmente ha ido avanzando a través de sus células para dominar los mercados sucios del narcomenudeo y la extorsión.

En 2020 se había documentado que el CJNG respaldaba a narcomenudistas de al menos nueve alcaldías: Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Tlalpan, Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Cuajimalpa.

La Fiscalía capitalina por su parte asegura que esta organización criminal se ha infiltrado en las calles de Azcapotzalco y Miguel Hidalgo. Su avance a éstas alcaldías localizadas al poniente de la ciudad ha originado distintos multihomicidios.

Hallazgo de medicamento robado en la Ciudad de México. Las autoridades lo encontraron en la alcaldía Azcapotzalco
(Foto: Luis Carbayo/cuartoscuro)
Hallazgo de medicamento robado en la Ciudad de México. Las autoridades lo encontraron en la alcaldía Azcapotzalco (Foto: Luis Carbayo/cuartoscuro)

Uno de ellos ocurrió el pasado 15 de enero en Miguel Hidalgo, donde fue asesinado Roberto Erasmo, alias el “Robert”, presunto integrante de la Unión Tepito.

Este criminal mantenía una pelea con César Andrés, el Balín, a quien supuestamente el CJNG proveía de armas y droga. Tras la caída de el “Robert”, un hombre identificado como Miguel tomó el mando.

En Azcapotzalco, un hombre con el alias el “20″ está bajo el cobijo del cártel de las cuatro letras.

El pasado 26 de junio, el CJNG estuvo detrás del ataque a García Harfuch (Foto: REUTERS/Henry Romero)
El pasado 26 de junio, el CJNG estuvo detrás del ataque a García Harfuch (Foto: REUTERS/Henry Romero)

El año pasado, los asesinatos relacionados directamente con el CJNG alcanzaron los 10,000.

Según los expertos, las ejecuciones están relacionadas con las disputas que el CJNG mantiene con otros grupos de la delincuencia organizada por el control de la región.

El estado de Guanajuato, por ejemplo, que cuenta muertos a una velocidad creciente —cada día son ejecutadas 13 personas al día— es una sangría constante de la guerra que libra el grupo criminal de Jalisco y el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), por hacerse del territorio.

Pero durante el 2020, la Ciudad de México ha sido testigo de la violencia del cártel sanguinario. El analista en temas de seguridad en Crisis Group, Falko Ernst, señala que las acciones beligerantes del CJNG están relacionadas con la cercanía de las próximas elecciones.

En el último año, el CJNG ha logrado colocarse en la capital del país. Aunque sus antecedentes datan del 2017, cuando Miguel Ángel Mancera se encontraba al frente del gobierno, En 2020, el poderío de la organización se ha hecho sentir (más fuerte) a través de sus alianzas con grupos locales.

El pasado 26 de junio, la organización jalisciense fue vinculada al atentado contra el jefe de la policía capitalina, Omar García Harfuch. Además, en el Centro Histórico denuncias de comerciantes advierten que son víctimas de extorsión por el grupo criminal.

Creció sigilosamente mientras los cárteles rivales soportaban la peor parte de la ofensiva del gobierno contra el narcotráfico, pero se convirtió en un objetivo prioritario después de una serie de ataques importantes contra las fuerzas de seguridad del Estado, que incluyen derribar un helicóptero militar y atentar contra el jefe de la policía de la Ciudad de México, Omar García Harfuch.

El CJNG ha logrado expandir rápidamente su imperio criminal a través del uso de la violencia y la corrupción, señaló el gobierno de EEUU. Otra de las causas es que ha logrado coludirse con las autoridades locales en los estados mexicanos donde ha penetrado.

Su llegada a la capital mexicana

Fue en noviembre de 2019 cuando las autoridades capitalinas identificaron las primeras dos células del cártel en CDMX, en específico en las alcaldías de Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc. Sin embargo, a un año de esos avistamientos, el CJNG tiene presencia en al menos seis demarcaciones de la capital, de acuerdo con información del periódico El Universal.

Las alcaldías permeadas por la organización delictiva serían Iztapalapa, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza y Cuauhtémoc con actividades como el narcomenudeo, extorsión, secuestro, invasión de predios y trata de personas.

Para mantener esa extensión, las autoridades dieron a conocer al medio mexicano que el cártel se encuentra relacionados con otras células delictivas que operan en la capital, entre ellas La U o La UVA, asentada en las alcaldías Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo; La Anti-Unión o La Rosa Nueva, ubicada en Cuauhtémoc y Los Rodolfos, quienes mantienen sus fuerzas en Iztapalapa, Iztacalco y Xochimilco. También se ha identificado la presencia del Cártel de Tláhuac en varias zonas de Milpa Alta e Iztapalapa.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS