CNDH solicita al Poder Legislativo revisar el dictamen de la Ley General de Salud Mental: vulnera derechos de personas con discapacidad

En un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos destacó que la ley desconocería la capacidad jurídica y justificaría la privación de la libertad de las personas con discapacidad.

La CNDH a revisar la iniciativa de Ley General de Salud Mental por vulnerar diversos artículos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Foto: cndh.org.mx)
La CNDH a revisar la iniciativa de Ley General de Salud Mental por vulnerar diversos artículos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Foto: cndh.org.mx)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado en el que llama a revisar el dictamen por el que se expide la Ley General de Salud Mental, por considerar que ésta vulnera diversos artículos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La iniciativa será votada esta semana en el senado, como parte de la agenda del segundo periodo extraordinario de sesiones, pero varias organizaciones y colectivos de la sociedad civil han buscado frenar la propuesta, impulsada por la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre y la bancada del Partido del Trabajo (PT), por considerar que atenta contra los derechos humanos.

La propia CNDH ha reconocido la legitimidad de los reclamos expresados por las organizaciones sociales y comparte muchas de sus preocupaciones ante el desconocimiento de la capacidad jurídica de la personas, los internamientos involuntarios o los tratamientos forzados perpetuados por la iniciativa de ley.

De aprobarse la Ley General de Salud Mental, desconocería la capacidad jurídica de las personas con discapacidad. Además, este instrumento justificaría la privación de la libertad por motivos de discapacidad”, destaca el comunicado emitido este 27 de julio por la CNDH.

La principal entidad gubernamental mexicana responsable de promover y proteger los derechos humanos señala también que “dicho ordenamiento jurídico vulneraría, de manera flagrante, los artículos 5to. (Igualdad y no discriminación), 12 (Capacidad jurídica), 14 (Libertad y seguridad de la persona), 17 (Integridad personal) y 25 (Salud), así como el 4to. numeral 3 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

A finales de marzo la Comisión de Salud del Senado aprobó el dictamen que expide la Ley General de Salud Mental. Queda por hacerse la votación en el pleno de la Cámara. (Foto: Comunicación Senado)
A finales de marzo la Comisión de Salud del Senado aprobó el dictamen que expide la Ley General de Salud Mental. Queda por hacerse la votación en el pleno de la Cámara. (Foto: Comunicación Senado)

Uno de los problemas de la iniciativa es que tiene una visión anacrónica y estigmatizante de la salud mental, la cual se manifiesta en el lenguaje. La Ley contiene expresiones como “deficientes” o “enfermos mentales”, lo que es violatorio de los derechos humanos y discrimina a las personas con discapacidades psicosociales.

Esta mañana el investigador de Human Rights Watch, Carlos Ríos Espinosa, advirtió sobre los riesgos de aprobar la iniciativa de Ley General de Salud Mental, en entrevista con el programa Así Las Cosas de W Radio.

En un comunicado firmado por una treintena de organizaciones y colectivos, así como por una larga lista de personas usuarias y ex usuarias de los servicios de salud mental, activistas y académicas, expresaron su “rechazo rotundo” de la sociedad civil ante la posible aprobación de esta iniciativa de ley.

El comunicado fue publicado desde finales de marzo, poco después de que la Comisión de Salud del Senado aprobó por unanimidad, y sin discusión de por medio, un dictamen favorable para la próxima aprobación de la Ley General de Salud Mental.

La propuesta de ley “reproduce una visión biomédica que invisibiliza y aísla a las personas usuarias al verlas como objetos de tratamiento y no como sujetos de derechos” y “pone en entredicho derechos como el derecho a la autonomía, al consentimiento informado, a la capacidad jurídica y a la libertad personal”, apunta el comunicado.

Se ha subrayado también que la iniciativa podría legalizar los tratamientos forzosos, considerados como tortura por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Además de que continúa avalando los internamientos involuntarios en hospitales psiquiátricos, y usa un lenguaje discriminatorio que reproduce estigmas equivocados sobre la salud mental.

En días recientes el dictamen de ley recibió modificaciones, supuestamente para incluir sugerencias y observaciones de grupos parlamentarios y de expertos en salud y en protección de los derechos humanos. Pero las organizaciones de la sociedad civil como Documenta A.C. han negado su participación en las presuntas correcciones a la Ley, y reafirman en una Carta Aclaratoria su postura de que esa legislación sea detenida por completo y no simplemente corregida.

La Ley General de Salud Mental entra en contradicción con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU. (Foto: twitter @DocumentaAC)
La Ley General de Salud Mental entra en contradicción con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU. (Foto: twitter @DocumentaAC)

La iniciativa de Ley General de Salud Mental que será votada el 29 de julio en el Senado de la República, también ha sido criticada a través de las redes sociales, donde se ha expresado el rechazo a esta #LeyBañuelos, y en defensa de una #SaludMentalConDerechos.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

“Estamos dispuestos a asumir los riesgos”: Omar García Harfuch aseguró que tienen plenamente identificados a los autores del atentado en su contra

“El Tarjetas”: nuevo objetivo de las autoridades por el presunto ordenamiento del atentado contra García Harfuch

Imágenes inéditas muestran cómo sicarios del CJNG esperaron a Omar García Harfuch en el lugar del atentado

Guardia Nacional para brindar mayor protección y vigilancia: el regreso de García Harfuch a la policía capitalina


MAS NOTICIAS