Familiares acusan a policías de la CDMX por muerte de Luis

La autoridad informó a los deudos que ya hay una averiguación previa para consignar las responsabilidades

Los oficiales acudieron a dialogar con familiares de Luis Adrián y prometieron justicia en caso de abuso policial (Video: Especial)

En un caso más sobre presunto abuso de autoridad, familiares señalaron que policías capitalinos tuvieron responsabilidad directa en la muerte de Luis Adrián Pintor Ocampo, vecino de la colonia Pedregal de Santo Domingo, Coyoacán.

Abraham Ramírez Mondragón, quien se presentó como coordinador general de la policía capitalina de la zona sur, informó a los deudos que ya había una carpeta de investigación por los hechos. El oficial acudió, alrededor de las 12:15 horas de este lunes, a las inmediaciones de la calle Mayas, frente al domicilio en que ocurrieron los eventos la media noche de este 7 de junio pasado.

Ramírez Mondragón fue abordado por la madre, tías y una hermana de Pintor Ocampo, quiénes reclamaron la muerte de su familiar. Estas mujeres relataron los hechos, acusaron las omisiones protocolarias de los agentes y escucharon las disculpas del mando policial.

Pintor Ocampo, de 30 años, trabajaba para el sistema de alumbrado público de la alcaldía Coyoacán, demarcación ubicada al sur de la Ciudad de México.

Sobre el caso de Luis Adrián hay dos versiones. Por un lado, familiares y vecinos del fallecido aseguraron que Pintor Ocampo murió golpeado luego de que intentaron apresarlo de forma arbitraria, además de que hubo negligencia en su atención médica.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) informó que agentes capitalinos investigaban un presunto caso de robo en la zona cuando detectaron que Luis Adrián tenía características de uno de los presuntos responsables; por lo que le fue marcado el alto, pero éste se ocultó en una vivienda y, al ser perseguido por los uniformados llegó al tercer nivel, donde los policías “lo vieron” desvanecido, “tirado sobre el piso”.

Casa de ladrillos donde se resguardó Luis Adrián y resultó muerto luego de una persecución policial (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Casa de ladrillos donde se resguardó Luis Adrián y resultó muerto luego de una persecución policial (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

La institución de seguridad comunicó que Pintor Ocampo fue encontrado sin vida en ese sitio, presuntamente, a causa de un paro respiratorio detectado por paramédicos que acudieron en atención posterior.

Sin embargo, María Guadalupe Ocampo, Elvira Ocampo, Jesica Pintor Ocampo, madre, tía y hermana del fallecido, difieren de ese reporte. En primer lugar, especificaron que los hechos ocurrieron el domingo reciente sobre Mayas, Lote 6, Manzana 87, dirección de la casa mencionada por la SSC-CDMX.

María Guadalupe Ocampo, madre de Luis Adrián, narró que éste se encontraba sobre la banqueta junto con otra mujer, su suegra, en ese lugar, ambos estaban bebiendo unas cervezas. Alrededor de las 12:30 horas de la noche, una patrulla circulaba por la vía y se detuvo frente a los civiles, enseguida, los agentes policiales descendieron de la unidad, se acercaron encañonando a los transeúntes y, por temor, estos dos se habrían ocultado en el domicilio.

Samuel Gómez, habitante e hijo del dueño de la casa en cuestión, mencionó en una entrevista separada, la versión de las bebidas alcohólicas y que Luis Adrián habituaba reunirse en esa banqueta, frente a la vivienda; era su vecino desde niño. Pues cabe destacar que la casa de Pintor Ocampo está a unos 200 metros del inmueble en que se ocultó.

El jueves pasado se dio a conocer que Coyoacán ampliaba al “Ley seca” de viernes a domingo y "prevalecerá hasta en tanto las autoridades sanitarias señalen que las actividades no esenciales se apeguen al Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad y se pueda desarrollar esta actividad sin generar impacto negativo en la prevención y propagación de la COVID-19″.

Abdiel Gómez, también habitante del inmueble, refirió que Luis Adrián se encontraba conviviendo con una mujer, pues él los vio cuando ingresó a la casa, alrededor de las 23:00 horas.

Oficiales anuncian a familiares investigación interna sobre caso de Luis (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Oficiales anuncian a familiares investigación interna sobre caso de Luis (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

Estos habitantes de la casa se encontraban despiertos cuando escucharon el escándalo de los oficiales, Abdiel Gómez comentó que se asomó hacia la calle por la ventana y vio como los agentes apuntaban con sus armas hacia arriba, donde él estaba, “gritaban: ¡Ahí está, ahí está!”.

Por su parte, Samuel estaba con su sobrino y su hermano en el cuarto nivel, escuchó los gritos y cómo subían los agentes capitalinos, cuando llegaron a donde él estaba le apuntaron con un arma, pues supone que lo consideraron cómplice.

También refirió que, en ningún momento, su papá, él u otro familiar, dieron permiso a los policías para entrar a la vivienda. Cuando se dieron cuenta, los oficiales ya estaban dentro. Los policías jamás pidieron permiso ni avisaron de su ingreso, es decir, irrumpieron sin una orden, de acuerdo con Samuel Gómez.

Esta es una contradicción con el reporte de la SSC-CDMX, pues en una tarjeta informativa, la autoridad comunicó: “el dueño del inmueble al ver la acción permitió a los uniformados el acceso para detener al posible implicado en el robo”.

Ramírez Mondragón afirmó que esa irrupción no era parte del protocolo policial y sería investigado por asuntos internos, luego de que una familiar de Luis Adrián le increpara la acción.

Oficiales que participaron en la persecución de Luis Adrián (Foto: Cortesía)
Oficiales que participaron en la persecución de Luis Adrián (Foto: Cortesía)

La suegra del fallecido comentó que los oficiales golpearon a Pintor Ocampo cuando llegaron a donde estaba, ella habría sido testigo de la agresión, pues también ingresó con Luis Adrián; ambos entraron sin permiso, según Samuel Gómez, pues es fácil abrir la entrada al meter mano entre las rejas, ya que la puerta no tenía seguro en ese momento. Pero este vecino también argumentó que los transeúntes ingresaron por miedo, “se apanicaron”, dijo.

Pasados unos cinco minutos de esa irrupción, vecinos avisaron a la señora María Guadalupe que su hijo estaba implicado en el evento con los oficiales. Acudió para que la dejaran ver a Luis Adrián, pero no le permitieron el ingreso. Ella pudo observarlo hasta que los paramédicos ingresaron y lo bajaron en una camilla para ingresarlo a la ambulancia.

Al lugar llegaron alrededor de 20 patrullas, de acuerdo con el conteo de placas (mismas que fueron proporcionadas a Infobae México) que recabaron los familiares de Luis Adrián. Un vecino estimó alrededor de 60 uniformados. Los habitantes de esa calle ya estaban pendientes del evento.

Habían transcurrido unos 10 minutos cuando llegó la primera de cuatro ambulancias. Unos 15 minutos más tarde acudió otra unidad similar, pues la primera no contaba con el equipo para atender a Luis Adrián, según su madre, aunque fueron los primeros socorristas quiénes comunicaron a María Guadalupe que se había hecho todo lo posible por reanimar a su hijo.

La atención médica, de acuerdo con los familiares, no fue iniciativa oportuna de los agentes, pues Cinthya Pintor Ocampo tuvo que acceder a la fuerza para ver en qué estado se encontraba su hermano. Ella le comunicó a su madre que Luis Adrián estaba mal. Y aunque llegó una tercera ambulancia, ésta tampoco lo atendió.

Oficiales dialogan con familiares de Luis, a quiénes prometieron justicia (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Oficiales dialogan con familiares de Luis, a quiénes prometieron justicia (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

La versión de la SSC-CDMX refiere que los oficiales solicitaron “de inmediato los servicios médicos” al ver desvanecido a Luis Adrián y junto a él, observar un inhalador.

Durante todo este lapso, el cuerpo de Luis Adrián se estaba mojando, pues, en las acciones de su intento de arresto y escape, una tubería resultó rota y regó agua sobre el piso. Estaba en el cuarto de lavado, según la versión oficial.

Imagínese, me lo golpean, me lo dejan ahí porque se rompió el tubo, ahí mojado, ahorita acabo de ver la ropa, está empapada, con ese problema respiratorio, ¿cómo no iba a fallecer?”, dijo María Guadalupe, quien confirmó que su hijo padecía un problema de asma.

Cuando Samuel Gómez fue desalojado de su casa, vio, tendido boca arriba, el cuerpo de su vecino, a una distancia aproximada de cinco metros; pero Luis ya tenía los ojos cerrados y los tubos estaban rotos, por lo que el agua acumuló un charco cerca del perseguido. Esto, instantes después de la irrupción policíaca.

Fue una hora después de los eventos cuando arribó una cuarta ambulancia, misma que trasladó a Luis Adrián rumbo al Hospital Regional Lic. Adolfo López Mateos, perteneciente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Debido a que el trabajador del sistema de alumbrado público tenía cobertura como derechohabiente en esta institución. Pero este centro médico es uno de los habilitados para tratar COVID-19, y no tenía espacio para atender la emergencia de Pintor Ocampo.

Agentes de la CDMX acudieron este lunes al lugar de los hechos para dialogar con los vecinos y familiares de Luis Adrián (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Agentes de la CDMX acudieron este lunes al lugar de los hechos para dialogar con los vecinos y familiares de Luis Adrián (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

Luego decidieron llevarlo a una institución privada, sin embargo, optaron por trasladarlo al Sanatorio Caribe, localizado en la calle Mixtecas, colonia Ajusco, demarcación aledaña al pedregal de Santo Domingo. Cuando llegaron a la unidad del ISSSTE, uno de los paramédicos comentó a Elvira Ocampo, tía de Luis Adrián, que su sobrino ya no presentaba signos vitales, pero seguían reanimándolo.

Luis Adrián Pintor Ocampo ya no ingresó al Sanatorio de Mixtecas. Su cuerpo fue intercambiado al vehículo de los peritos forenses y llevado al Juzgado Cívico COY-1 y, de ahí, al servicio médico forense, donde permanecía hasta las 14:00 horas de este lunes.

Los familiares del fallecido contaron que retuvieron al agente Arturo Jiménez Estrada, por presunta responsabilidad de homicidio. Pero dijeron que no fue lastimado.

Tras ser retenido por señalamiento de homicidio, el agente de la corporación capitalina salió esposado de la casa donde ocurrió la muerte de Luis Adrián (Video: Especial)

En un video proporcionado a Infobae México se puede ver cómo sale el oficial, esposado y en medio de agresiones verbales. Después es subido a un vehículo policial. La liberación del agente se logró tras un diálogo con vecinos y familiares. Ahora está libre, según acusaron los deudos, pues no se le imputaron implicaciones.

La persona que agarramos allá abajo, él sabe quién fue, quien mató, quiénes lo golpearon. Yo, Jesica Pintor Ocampo subí por el policía retenido junto con el de PI, que es el Policía de Investigación y yo, con mis propios ojos vi, cuando el policía este se estaba limpiando las manos con una funda de almohada que le dio el dueño de esa casa. Directamente estoy señalando que el señor de la casa lo encubrió”, relató la hermana de Luis.

En la grabación se observa al policía con una tela a cuadros en sus manos.

“Que se haga justicia, porque el policía ahorita sí anda libre. Quiero que esas personas que mataron a mi hermano paguen”, exigió Jesica Pintor Ocampo.

El oficial Mondragón Ramírez apenas comentó que no encubría a nadie y si hubo incurrencia en algún delito, se investigaría a los responsables.

Ya el área de asuntos internos se está encargando, está investigando si ellos (los policías) incurrieron en alguna falta o delito, que se hagan responsables, yo vine a dar cara y a ver a los vecinos que se les queda la inquietud, porque no todos los policías son malos”, expresó el mando.

Un oficial junto a la motoneta presuntamente usada por dos asaltantes, pero que en realidad estaba descompuesta (Foto: Especial)
Un oficial junto a la motoneta presuntamente usada por dos asaltantes, pero que en realidad estaba descompuesta (Foto: Especial)

Presunta fabricación del caso

Los familiares de Luis señalaron que hubo una fabricación del caso y la persecución policial no tenía sustento.

Un elemento clave es la moto en que presuntamente viajaban dos sujetos que habían robado “pertenencias” a un civil y razón por la cual los agentes emprendieron la búsqueda de responsables.

“Luego que a través del botón de emergencia de uno de los postes de las cámaras del C2 Sur, una persona pidiera el auxilio por el robo de sus pertenencias por parte de dos sujetos que viajaban a bordo de una motoneta”, comunicó la SSC-CDMX.

De acuerdo con la versión oficial: “fue en la avenida Mayas, donde los uniformados ubicaron a uno de los hombres con las características de quienes minutos antes habían cometido el robo al transeúnte, por lo que al marcarle el alto, el sujeto descendió del vehículo y aprovechó que la puerta de un domicilio estaba abierta para ingresar y esconderse”.

Enrique Hernández, dueño que acreditó con documentos su propiedad sobre una motoneta, comentó que él estaba dormido cuando empezó el operativo de los policías. Su casa está a la derecha del inmueble en que se desarrollaron los hechos. Pero fue despertado por su esposa, pues escuchó cómo los agentes gritaban que debían llevarse la moto. La esposa de Hernádez asumió que se referían a la moto estacionada en la banqueta.

Oficial de CdMx dialoga con Enrique para solucionar asunto de su motoneta, bajo el brazo sostiene los documentos que acreditan sus propiedad sobre el vehículo (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Oficial de CdMx dialoga con Enrique para solucionar asunto de su motoneta, bajo el brazo sostiene los documentos que acreditan sus propiedad sobre el vehículo (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

Ante ello, Enrique Hernández decidió ir por el vehículo e ingresarlo a su casa, la había sacado a la banqueta para liberar espacio en el patio y que sus hijos jugaran. Se le olvidó meterla. Pero cuando intentó tomar su motoneta, un oficial se lo impidió, este uniformado le dijo que estaba violando una falta administrativa al estacionarla en la vía peatonal.

Enrique Hernández comentó que su motoneta ni siquiera servía, intentó arrancarla con su llave para demostrarlo, incluso “abrió” su vehículo para enseñar que los cables estaban quemados.

La asociación de los oficiales sobre la moto era que se encontraba junto a Luis Adrián y su suegra. En la tarjeta informativa la SSC-CDMX se afirma que “el sujeto descendió del vehículo" y fue a ocultarse. Es decir, que en esa versión, Pintor Ocampo estaba sobre la motoneta. Un vehículo que no funcionaba, según mostró su dueño, vecino de la misma calle.

El vecino de la moto acusó estos hechos a Mondragón Ramírez, éste último prometió que le sería devuelta, incluso, fue conducido para que la reclamara luego de la reunión con la familia Pintor Ocampo. Un oficial ofreció llevarlo en una patrulla, pero Enrique Hernández dijo que acudiría en otro vehículo.

“Me la robaron los policías”, acusó el vecino de Luis Adrián.

En entrevista, Enrique Hernández comentó que la asociación de la motoneta en la versión oficial simplemente no se sostiene. Ese es su vehículo de trabajo.

Accedió a que los oficiales se la llevaran por la multa cívica. De hecho, le pidieron que llevara empujando su vehículo hasta la esquina para que fuera detectada por un monitoreo de cámaras. En el trayecto hacia la visibilidad de las cámaras, el oficial que lo acompañaba avisó por radio que Enrique lo estaba agrediendo, una acusación falsa, según el vecino de Luis Adrián.

Los oficiales habrían investigado un caso de robo en la zona, imagen sobre la identidad de un agente que participó en los hechos (Foto: Cortesía)
Los oficiales habrían investigado un caso de robo en la zona, imagen sobre la identidad de un agente que participó en los hechos (Foto: Cortesía)

El dueño de la motoneta no fue arrestado. Cuando acudió al Juzgado Cívico COY-1, no le tomaron su declaración, alrededor de las 6:00 horas de este lunes, pues eran los familiares de Luis Adrián quienes estaban rindiendo su versión ministerial sobre los hechos. Por ello, regresó más tarde.

Según los familiares, fue en estas instancias cuando les comunicaron la razón por la cual estaban persiguiendo a Luis Adrián. Ahí les dijeron del presunto robo de un celular y que la supuesta víctima de asalto fue y reconoció al fallecido como responsable del hurto.

“Cabe señalar, que en todo momento el personal de la SSC estuvo presente en el lugar de los hechos, resguardó la zona y brindó información de lo sucedido a los demás familiares que estaban en el punto donde se encontró al probable responsable del robo, quien además fue reconocido plenamente por el afectado”, argumentó la SSC-CDMX.

Sin embargo, la madre, hermana y dos tías de Luis Adrián dijeron que no fueron notificadas sino hasta llegar a las instalaciones del Juzgado Cívico COY-1.

Otro vecino del lugar comentó que en todos sus años de conocer al fallecido no tuvo conocimiento de que Luis Adrián se involucrara en problemas con la autoridad. “No era de pleitos. Tú ubicas a los de tu calle”, dijo el señor de avanzada edad y quien vive frente al domicilio de los eventos.

El hecho es que Luis Adrián Pintor Ocampo está muerto y sus familiares exigen justicia porque responsabilizan a la policía capitalina de tener implicación consecuente en el fallecimiento. Sus seres queridos, entre ellos el pequeño de cinco años que quedó huérfano de padre, esperaban el cuerpo para velarlo, según consignó Infobae México hasta el mediodía de este lunes.

Casa de Luis, donde esperaban les fuera entregado el cuerpo para velarlo (Foto: Antonio San Juan/Infobae)
Casa de Luis, donde esperaban les fuera entregado el cuerpo para velarlo (Foto: Antonio San Juan/Infobae)

Un representante del diputado morenista de Coyoacán, Carlos Castillo, prometió que se gestionaría el apoyo para el hijo de Luis Adrián, pues éste era el responsable de mantenerlo y le haría falta sustento.

“Informo que se comunicó conmigo una vecina de calle mayas #coyoacan por los hechos sucedidos en la madrugada de hoy ya la enlacé con @SSC_CDMX para que den atención a su caso. Agradezco pronta respuesta de Sria de Gob @rosaicela_y de Srio de Seguridad @OHarfuch ambos de la #CDMX”, publicó en twitter el legislador a las 11:27 horas de este lunes, minutos antes de que Mondragón Ramírez y su comitiva llegaran al lugar de los hechos.

El caso de Luis se da en un contexto donde el abuso policial está en boga. Primero, por la muerte del afroamericano George Floyd en Estados Unidos, por un trato racista.

Luego, su extensión a México, cuando se visibilizó la detención y asesinato de Giovanni López en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, el pasado 4 de mayo. Hecho que motivó protestas en los últimos días en la entidad tapatía, San Luis y la CDMX.

En la capital del país fueron cesados dos policías y llevados a prisión preventiva por agredir a una manifestante. En Guadalajara cayeron dos mandos de la Fiscalía jalisciense por su implicación en múltiples detenciones arbitrarias el pasado viernes.

Luego del diálogo con el oficial Mondragón Ramírez, la hermana y madre de Luis Adrián dijeron que van a verificar la supuesta averiguación previa para que haya justicia por su familiar. Y si no hay una investigación en curso, procurarán buscar los canales legales para que no quede impune su caso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“Le costaba trabajo articular palabras”: así reaccionó Melanie tras ser golpeada por policías en CDMX

Detuvieron a dos policías implicados en las agresiones contra una menor de edad en las protestas de la CDMX

Caso Giovanni López: exhibieron otros casos de abuso policial en Jalisco


MAS NOTICIAS