Una familia de agricultores cavó un hoyo en un terreno y encontró lo impensable: los restos de un mamut de 10,000 años de antigüedad

No se descarta que, por la posición de las partes encontradas en el lugar, haya otro ejemplar más

TE PUEDE INTERESAR